En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La UNEAC celebró el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente
...leer más...

Una segunda prohibición amenaza la supervivencia de la industria del vino en Sudáfrica
...leer más...

La provincia del oeste de Zambia ve una reducción en los precios de las comidas
...leer más...

Tanzania incauta ocho granjas de flores abandonadas por morosidad
...leer más...

Hemetti declara que la economía de Sudán está controlada por la mafia
...leer más...

International Crisis Group aboga por el diálogo entre el Gobierno de Argelia e Hirak
...leer más...

Etiopía descontenta con el plan de Egipto para crear una base militar en Somalilandia
...leer más...

Los desplazados internos de Galkayo, en Somalia, carecen de alimentos y agua a pesar de haber recibido sus propias casas
...leer más...

Tres muertos en una explosión de gas en Nigeria
...leer más...

El presidente de Liberia asegura la igualdad religiosa
...leer más...

Ciudadanos de una localidad en Kenia hacen las paces con la policía
...leer más...

La policía de Nigeria despide a cuatro de sus agentes por extorsión y castiga a otros ocho
...leer más...

Programada sentencia judicial sobre el bloqueo de Youtube en Egipto para el 20 de septiembre
...leer más...

Sudán extiende el apoyo directo en efectivo a las zonas rurales
...leer más...

Profesores de colegios privados en Kenia son golpeados por la pandemia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La UE financia el trabajo forzado en Eritrea, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El asesinato de Haacaaluu Hundeessa no mata las esperanzas del pueblo oromo, por Chema Caballero
...leer más...
Ken Aïcha Sy: “El mundo espera que hagas un producto “africano” cuando eso no quiere decir absolutamente nada”, Por Laura Feal
...leer más...
Beñat Arzadun con los agricultores del norte de Mozambique, por Roge Blasco
...leer más...
Fútbol africano: Un país, una historia, Madagascar, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Manifiesto por la libertad de expresión
7 de octubre de 2012

Echando mano de la blasfemia, es la libertad la que se pone en juego

05/10/2012

LE MONDE

por Rachid Azzouz, Mazarine Pingeot, Philippe-Gabriel Steg, Mohamed Ulad et Isabelle Wekstein*

Hace unos días, la Organización de la conferencia islámica ha lanzado una ofensiva diplomática para pedir el reconocimiento en derecho internacional del crimen de blasfemia. Desde hace más o menos un mes, el mundo árabo-musulmán está sacudido por manifestaciones a menudo violentas y alguna vez acompañados de asesinatos para protestar así contra la película anodina considerada blasfemia contra la persona del profeta Mahoma.

Dignatarios religiosos chiíes iraníes han reactivado la fatwa pronunciada hace más de 20 años contra Salman Rushdi con ocasión de la aparición de su novela Los versículos satánicos y han aumentado en 500 000 dólares la recompensa para su eventual asesino. El ejemplo del Pakistán, donde la ley anti-blasfemia se ha utilizado de manera repetida para justificar las persecuciones contra las minorías cristianas y el asesinato de los partidarios de la democracia ilustra la hipocresía de los que se pretenden ofendidos por la blasfemia que a menudo lo han orquestado ellos mismos. Aparece claramente que, detrás de la blasfemia, lo que está en juego realmente es la libertad religiosa.

Lo que se está jugando a través de estos fenómenos simultáneos es de hecho una doble guerra. La primera es una guerra que se lleva a cabo en el seno del mundo árabo-musulmán por medio de minorías financiadas por las fuerzas más retrógadas del islam wahabita y chií para imponer por la fuerza dictaduras teocráticas islamistas a una mayoría a menudo indiferente y una minoría demócrata pero miedosa. La segunda es una guerra de intimidación llevada por los mismos pero contra Occidente y su libertad de pensamiento y de expresión, guerra que se juega aquí.

En este doble conflicto, cualquier política de pacificación o de compromiso con el terrorismo, que sea a niveles de pensamiento o de las bombas, no es solamente una capitulación inútil, sino que es una puñalada por la espalda de los demócratas y liberales del mundo árabo-musulmán. Como decía Churchill dirigiéndose al primer ministro Chamberlain cuando volvía de Munich después de haber firmado los acuerdos con Hitler: “Teníais la elección entre la paz y el honor, y habeis elegido el deshonor y encima tendréis la guerra”. En el combate planetario que llevan los islamistas, cada retirada o cada acto de resistencia se difunde desde Marruecos hasta Indonesia.

Decir que hay que tener comportamientos responsables, como lo han hechos algunos hombres políticos, constituye en realidad una incitación a la auto-censura y una marcha atrás objetivo de la libertad de conciencia y de expresión; un ataque a los principios fundamentales sobre los que reposa toda sociedad democrática.


*Rachid Azzouz, funcionario de la educación nacional; Mazarine Pingeot, escritora; Philippe-Gabriel Steg, profesor de medicina de la universidad Paris-Diderot ; Mohamed Ulad, director de cine ; Isabelle Wekstein, abogada.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios