En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La UNEAC celebró el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente
...leer más...

Una segunda prohibición amenaza la supervivencia de la industria del vino en Sudáfrica
...leer más...

La provincia del oeste de Zambia ve una reducción en los precios de las comidas
...leer más...

Tanzania incauta ocho granjas de flores abandonadas por morosidad
...leer más...

Hemetti declara que la economía de Sudán está controlada por la mafia
...leer más...

International Crisis Group aboga por el diálogo entre el Gobierno de Argelia e Hirak
...leer más...

Etiopía descontenta con el plan de Egipto para crear una base militar en Somalilandia
...leer más...

Los desplazados internos de Galkayo, en Somalia, carecen de alimentos y agua a pesar de haber recibido sus propias casas
...leer más...

Tres muertos en una explosión de gas en Nigeria
...leer más...

El presidente de Liberia asegura la igualdad religiosa
...leer más...

Ciudadanos de una localidad en Kenia hacen las paces con la policía
...leer más...

La policía de Nigeria despide a cuatro de sus agentes por extorsión y castiga a otros ocho
...leer más...

Programada sentencia judicial sobre el bloqueo de Youtube en Egipto para el 20 de septiembre
...leer más...

Sudán extiende el apoyo directo en efectivo a las zonas rurales
...leer más...

Profesores de colegios privados en Kenia son golpeados por la pandemia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La UE financia el trabajo forzado en Eritrea, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El asesinato de Haacaaluu Hundeessa no mata las esperanzas del pueblo oromo, por Chema Caballero
...leer más...
Ken Aïcha Sy: “El mundo espera que hagas un producto “africano” cuando eso no quiere decir absolutamente nada”, Por Laura Feal
...leer más...
Beñat Arzadun con los agricultores del norte de Mozambique, por Roge Blasco
...leer más...
Fútbol africano: Un país, una historia, Madagascar, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Buteflika: su escandalosa mezquita en Argel
12 de septiembre de 2012

Buteflika y su mezquita para la galeria
10/09/2012 por Ali Rezuli, El Watan

“Un presupuesto escandaloso para un proyecto inoportuno”: en estos términos el periódico El Watan evoca la “gran mezquita” que el presidente está construyendo en Argel. Las cantidades de dinero que van a ser engullidos habrían sido más útiles en otra parte, estima el cotidiano.

Un minarete de 270 metros de alto, 25 pisos, una sala de oración que podría contener 120 000 fieles, una biblioteca de 2000 plazas con más de 1 millón de libros, una inmensa sala de conferencias, un museo de Arte e Historia islámica y un centro de estudios sobre la historia de Argelia: el proyecto de la gran mezquita de Argel, deseo casi obsesivo del presidente Buteflika, es por lo menos grandioso.

Pero para permitir al jefe de Estado de saciar su deseo de grandezas, la colectividad nacional debe consentir un esfuerzo por lo menos de 1000 millones de euros. Es decir, casi el equivalente a lo que el país saca de sus flacas exportaciones, excluyendo los hidrocarburos. Y aún, hasta aquí no se trata más que de una evaluación oficial de los costos de este futuro edificio, del cual nadie está seguro que pueda resistir a posibles seísmos o a otros fenómenos de erosión.

Cuando solamente se acaba de empezar con los trabajos, confiados a una sociedad china, la Cina State Construction Engineering Corporation (CSCEC), se teme ya un coste superior, mientras el gobierno promete, como de costumbre, obligar como sea a la empresa a un respeto estricto del cuaderno de cargas al que está sometida la compañía.

Cuando a menudo el mercado doméstico está sujeto a perturbaciones de aprovisionamiento de diferentes materiales, los grandes proyectos de infrastrucruras se ven a menudo afectados de sobrecostes, retrasos en la ejecución y también de defectos importantes o malversaciones, como ha sido el caso sobre todo del proyecto de la autopista Este-Oeste.

Se puede temer además, que la gan mezquita de Argel, una vez edificada, va a consumir importantes y regulares paquetes presupuestarios para cubrir las necesidades de su funcionamiento y de su mantenimiento. También, y aunque la futura mezquita no tuviera nunca otra rival en el mundo, como le gusta afirmar al Ministro de Asuntos religiosos, el esfuerzo financiero colosal que su realización hace pesar al presupuesto del Estado, denota la propensión de los dirigentes del país a complacerse en una lógica de asignación inconsiderada de las riquezas públicas.

En un país que está limitado a hacer proyectos a cinco años vista para poder obtener la corriente eléctrica de manera regular, es normal recordar que la población está en derecho de aspirar a unas realizaciones que fueran más prioritarias que la construcción de un minarete más alto que el de su país vecino. Inyectar una suma superior a un billón de dólares en un edificio religioso no hace más levantar sospechas sobre la coherencia de la política presupuestaria del gobierno, cuando se sabe que en el campo de las realizaciones de infrastructuras de base, un inmenso esfuerzo para subsanar su déficit está por hacer. En cuestión de transportes, de la red de electricidad y agua, en el campo del alojamiento, de la educación y otras muchas comodidades de base, es enorme el esfuerzo que queda por hacer para subsanar la precaridad en la que una mayoría de argelinos se encuentran.

Y todavía, tenemos que esperar que la bendición del oro negro pueda perdurar para poder pretender cubrir la financiación de tantas necesidades sociales. Argelia, cuya economía doméstica sufre una grave crisis de inversiones productivas, debe necesariamente fijar prioridades nacionales bastante más urgentes que están por concretizar, que de dotarse de un edificio de prestigio de un coste desmesurado.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios