En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Esta historia es verdadera desde que la inventé, por Literafricas
...leer más...
Karlos Zurutuza tierra adentro en Libia, por Roge Blasco
...leer más...
Ecos, por Ushindi
...leer más...
El Imán que salvó la misión Católica, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Por qué Mandela es un héroe global, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Cultura > Cuentos y relatos africanos >

-

Reche, Paquita

Nació en Chirivel (Almería). Estudió Magisterio en Almería, Licenciaturas de Pedagogía y de Filosofía, en la Complutense de Madrid.

Llegó por primera vez a Africa en 1958 (a Argelia): después estuvo en Ruanda, Guinea Ecuatorial y desde el 1975 en Burkina Faso.

En África trabajó como profesora en el Instituto Catequético Lumen Vitae de Butare, Profesora de enseñanza secundaria de español y filosofía; Universidad Popular (filosofia). También ha colaborado con Asociaciones de mujeres y con niños de la calle en Burkina Faso.

Está en España desde 2004, actualmente, en Logroño. Colabora con la revista de los misioneros de África "Africana", Los Comités de Solidaridad con África Negra y con Rioja Acoge.

Ver más artículos del autor

“La familia de hienas que huía del hambre” , Cuento presentado por Paquita Reche, mnsda
16/07/2012 -

Este es un cuento peul, recogido por Hampaté Ba, (1) el célebre sabio maliense del siglo XX. Conocido por su empeño en revalorizar el saber, el saber ser y el saber estar contenidos en la tradición oral trasmitida por los ancianos. El sabio de Bandiagara, puso un gran empeño en su conservación. Durante muchos años, recogió y trascribió mitos, cantos, poemas, proverbios y cuentos.

Siendo miembro del Consejo de la UNESCO, insistió en la urgencia de esta labor, antes de que muriesen los ancianos, “bibliotecas vivas” de África que conservaban y trasmitían oralmente la sabiduría tradicional.

Del cuento existen varias versiones y tiene como protagonistas a una familia de hienas de tres miembros: el padre, la madre y un hijo que han sobrevivido a la hambruna. El hambre los echó del bosque y emprendieron un largo y agotador viaje en busca de alimentos.

La hiena aparece aquí, como en muchos cuentos de la sabana, como prototipo de una mezcla de astucia, estupidez y de egoísmo. Un ser repugnante por su insolidaridad, oportunismo y maldad.

Como de la mayoría de los cuentos africanos, se pueden sacar enseñanzas importantes sobre la naturaleza humana. Este nos enseña que en una situación de extrema necesidad, no se puede decir “de este agua no bebé”, si se trata de uno mismo, o bien, cuando se trata de otra persona, decir: “puedo poner la mano en el fuego por un tal”. Es decir, no se puede tener una confianza sin límites ni en sí mismo ni en los demás. En situaciones extremas no sabemos lo que seríamos capaces de hacer…

También el cuento nos dice algo de los que detentan un poder total. El más fuerte puede elegir los medios que quiera para obtener el fin que persigue. Siempre puede encontrar un buen pretexto para justificarlos.

“Sucedió que un año hubo una gran sequía. El cielo se cerró y la tan esperada lluvia no llegó. La tierra se agrietó. La hierba y las gargantas se secaron. No se podía encontrar ni una gota de agua por ninguna parte. Los alimentos se hicieron cada vez más escasos y al final ni los hombres, ni los animales podían encontrar algo que llevarse a la boca. La hambruna y la muerte reinaron por doquier.

En la sabana sólo quedó una familia de hienas formada por el padre hiena, la madre hiena y el hijo hiena que decidieron ponerse en camino para huir de la gran calamidad que había caído sobre todos les seres vivos. Llevaban varios días de marcha agotadora, cuando la madre hiena sucumbió a la fatiga, al hambre y la sed. Su cadáver dio fuerzas para seguir la marcha al padre y al hijo durante varios días.

El hambre no tardó en apoderarse del padre y del hijo y sus fuerzas empezaron a flaquear y tuvieron que pararse. El padre hiena sumido en una profunda meditación se decía:

- No quiero morir y tengo una solución, pero tengo que encontrar un buen pretexto que me de la razón ante las tres tribus de hienas: Pelaje amarillo, Pelaje negro y Pelaje gris.

El hijo, intrigado, miraba a su padre con los ojos muy abiertos, cuando este le gritó:

- ¡Ven aquí pequeño que tengo que contarte algo!

Cuando el hijo estuvo cerca, el padre prosiguió:

- Cuentan que en la noche de los tiempos, Allawalan trasmutaba los cuerpos de los animales sin tener en cuenta las especies. ¡Eso es tan cierto como que tú, por lo que estoy viendo, no tienes ojos de cría de hiena, tienes ojos de cordero; has dejado de ser una cría de hiena!

El hijo empezó a dudar sobre las intenciones de su padre y exclamo:

- ¡Eeeeh! ¡Eeeeh! ¡Padre mío! Soy tu hijo natural ¡Cómo podría convertirme en una cría de ovino!

- ¡Acabas de darme la prueba, que no ere una cría de hiena, has balado como un hijo de una oveja! ¡Por haber ocupado indebidamente la piel de una cría de hiena, te daré tu merecido!

Sin darle tiempo a reaccionar el padre hiena se abalanzó sobre su hijo y lo devoró.

Por eso se dice que el hambre no se contenta de echar a la hiena del bosque, le hace devorar a su propio hijo.

(1) Recogido por Hampaté Ba, Cuentos de los sabios de África, Paidos, ed. 2010


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios