En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Multitudinaria manifestación en Rabat en solidaridad con los detenidos del movimiento Hirak del Rif
...leer más...

Chamisa declara que el ejército de Zimbabue ha abandonado al Zanu PF
...leer más...

El Movimiento Potal de Kenieba prioriza la paz en Malí
...leer más...

Human Rights Watch denuncia las violaciones de Derechos Humanos en la cárcel de Ogaden
...leer más...

China formaliza su presencia en Burkina Faso
...leer más...

Egipto y China refuerzan su relación comercial
...leer más...

La consideración de la mujer en la Cabilia
...leer más...

Sube el precio de la gasolina en Guinea
...leer más...

El opositor togolés Jean-Pierre Fabre esceptico hacia la CEDEAO
...leer más...

139 víctimas de la trata de personas, liberadas en Kassala (Sudán)
...leer más...

La Pastoral Afroamericana y Caribeña se da cita en Colombia
...leer más...

Los refugiados namibios en el campo de Dukwi en Botsuana no serán deportados de inmediato
...leer más...

Se reafirman las relaciones entre Angola y Francia
...leer más...

La tasa de subempleo en Benín se sitúa en el 72%
...leer más...

El bloguero argelino Merzoug Touati reanuda la huelga de hambre
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Y nos cansamos de enriquecer a nuestros opresores, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Los eslabones del cinturón verde, por Ana Henriquez
...leer más...
Desde Soweto llegan cantando , por Literafricas
...leer más...
Ana Palacios documenta la reinserción de los niños esclavos, por Roge Blasco
...leer más...
‘Our Africa’: oda a la utopía soviética, por Sebastián Ruiz
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam > Análisis de Prensa 2011-2013 >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Análisis de prensa 03/06/2012
2 de julio de 2012

Tombuctu, patrimonio mundial en peligro
30/06/2012 Le Monde

Tombuctu, ciudad del norte de Mali controlado desde finales de marzo por los islamistas, y la tumba de la dinastía de los Askia (situado en Gao) han sido inscritos sobre la lista del patrimonio mundial en peligro por la Unesco sobre la petición del gobierno de Mali, ha indicado la organización el jueves 28 de junio. Se trata de lanzar una alerta sobre estos lugares “amenazados por el conflicto armado”, ha añadido el Comité del patrimonio mundial de la Unesco que pide a la comunidad internacional de hacer “todo lo posible para ayudar a proteger Tombuctu y la tumba de los Askia”. El Comité pide a los vecinos de Mali de “prevenir el tráfico de objetos culturales en proveniencia de estos lugares”, particularmente los manuscritos.


En el norte de Mali, la rebelión tuareg pierde terreno ante el asalto de los yihadistas
30/06/2012 Le Monde por Jean-Philippe Rémy

El MNLA ha sido echado de Tombuctu y de Gao por los rebeldes del Ansar Eddine y el Mujao

Ya no le queda mucho tiempo a la rebelión tuareg maliense del Movimiento nacional de liberación del Azawad (MNLA) para evitar de ser barridos por los grupos armados islamistas del norte del país, ni tampoco mucho espacio para rehacer sus fuerzas en una región en donde sus jefes políticos habían proclamado la secesión el 6 de abril último.
Su secretario general, Bilal Ag Cherif, herido en la cara en Gao el martes 26 de junio, ha sido evacuado a Burkina Faso. Sus combatientes, en las horas que siguieron, han sido echados por el Mujao (Movimiento por la unicidad y el yihad en África del Oeste) de las tres posiciones que ocupaban en la ciudad que querían erigirla en su “capital”.

En Tombuctu, el MNLA había sido forzado a dejar sus posiciones de la periféria de la ciudad por Ansar Dine, aliado de Al Qaida en el Magreb islámico (AQMI). El jueves por la noche habían dejado el aeropuerto. Solo le quedan al MNLA unos pequeños baluartes en ciudades secundarias. Es insuficiente frente a la galaxia de los movimientos yihadistas que exigen la imposición de la charia o sueñan, como el AQMI, con instalar un emirato de donde se dirigiría la guerra santa. A menos de una sorpresa, que sería una “unión santa” tuareg.

Si quieren evitar la desaparición, el MNLA debe tomar pié, por la fuerza, en una de las tres ciudades del norte de Mali. Tombuctu y Kidal parecen ya fuera de sus posibilidades. Tendría que ser Gao.
El viernes por la mañana, algunas informaciones concordantes señalaban comboys del MNLA en camino hacia esta ciudad por lo menos a partir de dos puestos donde la rebelión conserva su influencia en las regiones de Menaka y de Niafunké. Si llegan a Gao, donde el MNLA había instalado su consejo transitorio del Estado del Azawad, van a ser esperados por el Mujao fuertemente instalados, cuyo portavoz, Adnan Aby Wali Saharaui, ha declarado a la AFP: “Les perseguiremos por todas partes hasta la derrota final de este movimiento (el MNLA)”.

Al principio se les presentó como disidentes de AQMI, pero en realidad este movimiento es una alianza compleja. El Mujao es primeramente un grupo yihadista que reagrupa combatientes de diferentes nacionalidades. Se ha especializado en una acción de “subcontratación” para los secuestrados de AQMI, como lo hacen saber varios negociadores de diferentes nacionalidades implicados en las liberaciones de rehenes occidentales. El Mujao está también constituido por milicias “árabes” locales.

Algunos de sus jefes tienen relaciones con los barones de la droga, piensan algunas fuentes bien informadas. Pero la idea de la creación del Azawad les inspira repulsión y sus combatientes arbolan banderas malienses al lado de las banderas negras islamistas.

En Gao, el Mujao y sus compañeros del AQMI han multiplicado en el curso de los últimos meses sus esfuerzos para ganarse los corazones de la gente de la ciudad cuando cayó en manos de los rebeldes, a primeros de abril. “Tienen mucho, pero que mucho dinero”, testimonia una fuente de fiarse. Dones a las asociaciones locales, distribución de ayudas alimentarias – cuyos algunos stocks serían los del Programa alimentario mundial, según una fuente humanitaria -, el Mujao ha extendido también su influencia aprovechando de las violencias (violaciones y robos) de los combatientes del MNLA.

Además, el MNLA ha perdido su ventaja del comienzo, el de los stocks de armas, como las baterías de Grad (roquetas montadas sobre vehículos), traídas de Libia en el momento de la caída de Gaddafi. Hama Ag Sid’Hamed, portavoz del consejo transitorio del MNLA, lo reconoce: “Nuestros hombres han vendido sus armas y sus municiones al Mujao. Les decíamos: “No vendais, no os hagáis desarmar y, peor todavía, estas armas muy pronto se volverán contra vosotros! Pero cómo explicar esto a personas que no tienen nada.”

El MNLA está con pocos medios financieros, contrariamente a los movimientos islamistas cuyas cajas han sido alimentadas por la toma de rehenes pero también por el tráfico de una “mafia” que no teme a los yihadistas. La cocaína y los cigarrillos prohibidos así como también la gasolina racionada se abren camino en el Azawad y no son precisamente la gente del MNLA que se benefician de este maná.

El 26 de mayo, el MNLA, ya con dificultades, trató de firmar un acuerdo con Ansar Eddine para instaurar un estado islámico de Azawad. Este texto fue rápidamente desaprobado por las dos partes, a causa de la desunión interna y de la presión de los países de la región. Después, el Burkina Faso intentó organizar en Uagadugu las primeras negociaciones entre los dos grupos armados. “No hay negociaciones, solo hay grupos que intentan escucharse. Nada ha sido puesto sobre la mesa”, corrige Hama Ag Sid’Hamed, añadiendo que “las discusiones no estaban rotas” . Para proseguirlas, el MNLA tiene la necesidad de probar que existen todavía.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios