En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...
Italianos en Túnez, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
COVID-19 en África: entre la realidad y la esperanza, por Inés Zamanillo y Manuel Galán
...leer más...
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tensión entre Sudán y Etiopía a causa de un enfrentamiento en la frontera
...leer más...

Declaración del presidente de la Comisión de la Unión Africana tras el asesinato de George Floyd en los EE.UU.
...leer más...

Un veterano de Ghana de 95 años camina 23 km. para recaudar fondos
...leer más...

El presidente de Nigeria presenta al Parlamento el nuevo presupuesto de 2020
...leer más...

La CPI permite que Laurent Gbagbo salga de Bélgica
...leer más...

La COVID-19 para los enfermos de riesgo en Sudán
...leer más...

El Ministerio de Justicia de Libia documenta 60 ataques contra Trípoli en tres meses
...leer más...

Tanzania permite finalmente la exportación de concentrados minerales
...leer más...

Se reanudarán los servicios religiosos en Sudáfrica
...leer más...

Túnez pretende acelerar la reforma del sistema nacional de salud
...leer más...

La iglesia católica de Burundi denuncia irregularidades en las elecciones
...leer más...

La ONG Oxfam se retirará de nueve países africanos
...leer más...

Al Bashir es evacuado al hospital con síntomas de COVID-19
...leer más...

El gobierno argelino intensifica la búsqueda de opositores en las redes sociales
...leer más...

El oncólogo ruandés Fidel Rubagumya gana el premio ASCO LIFe Grant
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Se fue Idir, el gran músico cabila, por Celia Sadai
...leer más...
Toni Espadas con las etnias del sur de Angola, por Roge Blasco
...leer más...
África de cara al coronavirus, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Del Nzalang y piloto aéreo, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Ataques a autobuses en Kenia, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

¿Puede desaparecer la federación de Nigeria?
14 de febrero de 2012

¿Puede desaparecer Nigeria ?
14/02/2012 par Pierre Cherriau

Las violencias recurrentes entre cristianos y musulmanes nos traen a preguntarnos sobre el porvenir del “gigante africano”. Puede Nigeria sobrevivir?

La ville de Jos, l’un des épicentres de la violence

Con Boko Haram, es difícil evocar un enfrentamiento que no sea de carácter religioso. ¿Cómo se explica tal subida de la violencia en una ciudad que se autoproclamaba “la ciudad de la paz” hasta hace muy poco?

“Cuando la charia se instauró en el Norte de Nigeria, hace diez años, miles de cristianos víctimas de vejaciones vinieron a refugiarse en Jos. Han querido vengarse de los musulmanes. Y así, la tomaron con los que se encontraban en Jos”.

Desde ese momento, la desconfianza, a veces el odio, sube entre las confesiones. Y es tanto más difícil erradicar que numerosos cristianos tienen una concepción más “agresiva” de su propia fe. El catolicismo pierde terreno en provecho de las iglesias evangélicas que creen a menudo que deben salir a la conquista del Norte, organizando “cruzadas”, reuniones multitudinarias destinadas a propagar su fe.

A pesar de todo, la principal fuente del miedo es Boko Haram: la secta islamista produce inquietud tanto más que el régimen federal no llega realmente a combatirlos. El ejército nigeriano había matado centenares de partidarios de Boko Haram en 2009. Sobre todo ejecutaron a Mohammed Yusuf, su dirigente. El régimen federal descansaba en una dulce ilusión: la de haber terminado con la secta. Pero después de varios meses de reorganización en el Chad y en el Sahel, sus acciones se han vuelto más duras.

¿Cómo se explica esa capacidad de actuar en el corazón mismo de Abuja, capital federal?

“Boko Haram beneficia del apoyo de numerosas élites musulmanas del norte. Un apoyo logístico y financiero”, explica a Slate Africa, el universitario nigeriano, Tunde Fatunde. Según este profesor de la Universidad de Lagos (capital económica de Nigeria), « Una gran parte de las élites del Norte no acceptan que Nigeria sea dirigida por Goodluck Jonathan, un cristiano del Sur”. Y estas élites lo tolerarán tanto menos que durante 10 años han sido gobernados por otro cristiano del Sur, Olosegun Obasanjo.

Las élites del norte se sienten engañadas

Después del largo reino de Obasanjo (de 1999 a 2007), las élites del Norte pensaban que había llegado su turno. Pero la salud mediana de Yar Adua (elegido en 2007, muerto en 2010) decidió de forma diferente. Otra fuente de resentimientos es el “padrino” de Yar Adua. Obasanjo no ignoraba en absoluto los problemas de salud de su protegido. Incluso algunos afirman que precisamente por eso lo había elegido. Rápidamente, su vicepresidente, Goodluck se encontró con los mandos. Fue elegido presidente en abril 2011.

En Nigeria, la apuesta es fuerte. “La potencia económica se encuentra en el Sur (el petróleo, el gas y los puertos). Desde la independencia, el poder político estaba fundamentalmente en manos de militares de origen norteño. Por consiguiente, existía una especie de equilibrio entre el Sur cristiano y el norte musulman”, explica Ade, un magistrado nigeriano.
Este equilibrio frágil se rompió con el mantenimiento en el poder de Goodluck. Se puede concluir que la virulencia de Boko Haram no solo responde a raíces religiosas; se nutre de antagonismos económicos y políticos.

No por eso disminuye el peligro de ver un día “desintegrarse” Nigeria. La rebelión de Biafra (1967-1970) que produjo cerca de tres millones de muertos, había sido precedido de afrontamientos asesinos en el Norte de Nigeria. Estos masacres de los cristianos fueron definidos por los Ibos de “progroms”. Cientos de miles de ellos volvieron a su región de origen, el sureste de Nigeria.

Cuando el general Emeka Ojukwu proclamó la independencia del Biasfra (país ibo), éste había “legitimado” su combate haciendo referencia a la necesidad de proteger los suyos contra los “progroms”. Si los masacres de los cristianos continúan, otros dirigentes podrían inspirarsede Ojukwu. Incluso si esta vía podría revelarse como muy peligrosa.

Sería caricatural considerar que Nigeria está constituida por dos bloques homogéneos. Un norte musulman y un sur cristiano. Nigeria cuenta con más de 200 étnias. Los « ibos », a menudo comerciantes, están presentes en todo el país. ¿Tendrían algún interés en concentrarse en el “reducto del sureste”? Sería difícil de poderlo imaginar.

El síndrome de la guerra de Biafra

Otro obstáculo a una secesión según criterios religiosos sería, particularmente en el suroeste, que las poblaciones cristianas y musulmanas están muy mezcladas. A veces incluso en el seno de las mismas familias. No es raro que los nigerianos cambien de confesión. Por ejemplo, Moshood Abiola, vencedor delas presidenciales de junio 1993 fue durante mucho tiempo cristiano. Lo mismo, Olusegun Obasanjo, cristiano baptista, fue musulman.

Otro obstáculo de la desintegración de Nigeria, son las “pequeñas etnias” que no quieren encontrarse frente por frente con una etnia grande. También, en 1967, etnias de la costa contribuyeron para hacer caer la rebelión biafresa. No querían estar bajo tutela de los Ibos. Estas etnias prefieren a menudo la dominación lejana de una capital federal a la de una gran etnia con la que cohabitan desde siempre.

En 1967, la secesión biafresa no había sido sostenida por ninguna gran potencia, excepto Francia. Los Estados Unidos, URSS y la Gran Bretaña apoyaron militarmente el poder federal nigeriano. En aquella época, la intangibilidad de las fronteras heredadas de la colonización era un digma que casi nadie se atrevía a cuestionarlo.

Pero, recientemente este precepto de intangibilidad ha sido puesta a dura prueba: El Sur-Sudan ha obtenido la independencia con el asentimiento general. Nigeria no está en ese punto. Pero si el país se vuelve difícil de gestionar, si los antagonismos entre el norte musulmán y el sur cristiano fueran a crecer, algunos aliados del “gigante de África” podrían contemplar esta eventualidad, con tal de asegurar el aprovisionamiento en petróleo.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios