En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El sincretismo religioso en la población afroamericana ¿un medio de liberación?. por Khady Diouf
...leer más...
"Ciudadanos, apátridas, exiliados y migrantes: la diáspora ecuatoguineana de la Comunidad de Madrid",
...leer más...
La migración maliense en España: retornos «no asistidos» y movilidad transnacional, por Annalisa Maitilasso
...leer más...
El actual saqueo sistemático de los recursos africanos delata la más cruel esclavitud jamás impuesta sobre los pueblos de África, por Lázaro Bustince
...leer más...
El deseo de emigrar en África Subsahariana, por Mark Hugo Lopez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Más de 50 muertos en un accidente de dos autobuses en Ghana
...leer más...

Un misionero español informa sobre la situación en Beira tras el paso del ciclón
...leer más...

Un ciclón arrasó 80 casas en Zimbabue
...leer más...

Mozambique declara tres días de luto nacional tras el paso del ciclón
...leer más...

Muy pocos candidatos para las elecciones parlamentarias de 2019 en Madagascar
...leer más...

Las cesáreas son 50 veces más peligrosas en África
...leer más...

La juventud exige en Kenia cambios en las políticas climáticas
...leer más...

Inseguridad ciudadana en Gumbo
...leer más...

Los alumnos dejan la escuela para buscar frutas silvestres en Turkana
...leer más...

Nuevo proyecto de conectividad en Botsuana
...leer más...

Boko Haram deja tres nuevas víctimas en Nigeria
...leer más...

Operación de rescate en la costa de Libia
...leer más...

Piden al papa Francisco que medie ante Mohamed VI por el pueblo saharaui
...leer más...

¿Es esta la razón por la que Barrow nombró a la Dra. Touray como vicepresidenta de Gambia ?
...leer más...

22 mil docentes sin cualificación en Liberia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Harmatán: nace el primer festival multidisciplinar nómada de cultura africana en España, por Afribuku
...leer más...
Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 17 de Marzo de 2019. (Alguien duerme), por José Antonio Barra
...leer más...
Radiografía de la Sudáfrica insurgente , por Omer Freixa
...leer más...
La reina del marfil, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
¿Cambio de sede por el ébola?, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

El límite de los mandatos y la no retroactividad en África
06/02/2012 -

Después de Campaoré y de Wade, ¿quién será el siguiente?

El Consejo constitucional senegalés ha dado vía libre a 14 candidaturas para postularse por la magistratura suprema el próximo 26 de febrero. Evidentemente, Abdoulaye Wade, el gran gurú del Partido Democrático de Senegal (PDS), forma parte de los favoritos para las próximas presidenciales. También han sido autorizados a ir a por la conquista del sillón presidencial Macky Sall, Idrissa Seck y Cheick Tidiane Gadio, antiguos dignatarios del poder reconvertidos en la oposición, y cuyas candidaturas fueron criticadas desde las filas del Gobierno. Al menos esta vez, el Consejo se ha esforzado en justificar algunas de sus decisiones mediante argumentos, tal y como se lo había solicitado cierta opinión tanto nacional como internacional.

Sin embargo, se ha negado a aclarar el misterio sobre la naturaleza irregular que ha alegado sobre las firmas de apoyo a la candidatura de Youssou N’Dour. Por consiguiente, el cantante ha clamado por lo que considera traición y maniobra política. Además, la alta jurisdicción ha sentenciado como infundado el recurso del PDS, considerando que no está probada la violación de la legislación fiscal de la que se acusa a los tres adversarios. Ha sido especialmente prolífica en las razones que apoyan su decisión de confirmar la legalidad de la candidatura del presidente senegalés. Invocando el principio jurídico de la no retroactividad que tiene por objeto que cualquier disposición jurídica sólo sea válida en el periodo siguiente a su aprobación, el grupo de cinco magistrados juzgó inadmisibles los numerosos recursos presentados contra la muy polémica candidatura.

Repiten así lo que sus colegas burkineses hicieron al validar candidatura del presidente Blaise Campaoré en el año 2010, mientras que se habían dado varios pasos para oponerse. Así las cosas, la jurisprudencia de Burkina Faso ha hecho escuela en el país de la Téranga (término wolof para decir hospitalidad). El jefe de Estado senegalés ya se había basado en el caso burkinés en su intento de justificar la pertinencia de su candidatura. Se inspiró pues en el ejemplo burkinés, seguro de que los jueces del constitucional están bajo control. Al copiar a su homólogo burkinés, al que no duda en citar como ejemplo a seguir, Wade contribuye a alargar la lista de amañadores de la Constitución.

Y al parecer, la estrategia ha sido tan sabiamente elaborada que la oposición y la sociedad civil a menudo es incapaz de percibir nada. Haciendo a veces prueba de una falta de atención asombrosa, estás últimas siempre acaban cayendo en la trampa para tontos que el poder les tiende. Generalmente, todo empieza por un proyecto de revisión de la ley fundamental, siempre impulsado por el beneficiado, en este caso el Jefe de Estado, al que las filas de enfrente no han sido capaces de plegar. Entonces éste se encuentra en una delicada situación en la que se ve casi obligado a luchar contra molinos de viento, intentando en vano impedir que se valide una candidatura del resto que no está prohibida por la versión en vigor de la Constitución.

Sólo una vigilancia contra toda prueba puede evitar que la oposición política no se resigne con los argumentos basados en los aspectos morales o éticos de la democracia, los cuales, la mayoría de las veces no aguantan el tipo ante los razones de peso que subyacen tanto en la forma como en el espíritu de la ley. No obstante, con su aprobación, las vías de modificación constitucional que deben ser aprobadas por los ciudadanos, el Jefe de Estado o la Asamblea, siempre han sido conscientemente intimidados por el régimen en el poder. Generalmente con mayoría en el Parlamento y controlando todas las etapas del proceso de voto refrendario, el partido en el poder termina siempre por salirse con la suya en mayor medida en una fase o en otra.

El hijo de Kébémer tiene fácil tomar mal ejemplo de su hermano y amigo Zanieré, cuya receta ya ha probado tener éxito. Incluso se puede temer que estos dos pioneros en la tema se erijan en promotores de esta vergonzosa práctica que consiste en que, al cabo de una mandato considerado el último, modificar la Constitución para poder reengancharse valiéndose de la no retroactividad. Los dos cantores, burkinés y senegalés, podrán en todo caso estar seguros de que a su capilla no les faltaran fieles, mientras los signos de bulimia por el poder sea numerosos sobre el continente negro. Incluso algunos presidentes electos en favor de una alternancia democrática empiezan a sorprenderse por el celo que emplean para reprimir cualquier protesta. Una prontitud y una facilidad para doblegar al adversario que no deja de preocupar debido a su capacidad de mantener su promesar de aplicar más que las disposiciones constitucionales actuales.

Gorgui, el adversario histórico y eterno, de las primeras horas de su país, había prometido con la fuerza de persuasión por el que se le conoce, que no solicitaría más de dos veces los votos de sus conciudadanos. La constatación es por lo tanto muy amargo a día de hoy, en que el brillante político y jurista sin igual ya no es reconocible. Preparado para todas las maniobras, las combina de las maneras más degradantes con tal que quedarse en la jefatura del Estado. Después de Campaoré y de Wade, ¿cabe preguntarse quién será el siguiente?

(Le Pays, Burkina Faso, 31-01-12)

Traducido para Fundación Sur por Simón Pierre Talula.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios