En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
España y la exportación de armas: “Verba, non res”, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...
La Segunda Guerra del Congo: evolución y consecuencias de un conflicto que sigue sin resolverse, por Álvaro García López
...leer más...
“La aplicación de las nuevas tecnologías a los ámbitos de la cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria; casos específicos: impresión 3D y el uso de drones", por Silvia Cimadevilla Sánchez
...leer más...
La política partidista obstaculiza la gestión ética de recursos para el Bien Común, y el sistema económico capitalista es contrario al Desarrollo Sostenible y Ecológico
...leer más...
Mujeres africanas , Mirada al futuro, por Fundación CODESPA
...leer más...

Blog Académico

Noticias
31 viernes de manifestación pacífica en Argel
...leer más...

Etiopía rechaza la propuesta de Egipto sobre la Presa del Renacimiento
...leer más...

Hamdok despide al jefe de la Corporación de radiodifusión sudanesa
...leer más...

La Asociación de Automóviles de Sudáfrica cancela la publicación de la previsión de precios del combustible de mediados de mes
...leer más...

Zambia deporta a un director ejecutivo chino por "lenguaje abusivo"
...leer más...

Los tunecinos corren el riesgo de elegir un candidato presidencial preso
...leer más...

¿Quiénes son los dos candidatos a la presidencia de Túnez?
...leer más...

El premio Nobel de la Paz Denis Mukwege pide la creación de un tribunal internacional para la RDCongo
...leer más...

40 oficiales gaboneses capacitados en prevención y lucha contra el terrorismo
...leer más...

El Presidente Weah consuela a las familias del desastre del incendio de la escuela islámica en Liberia
...leer más...

El presidente de Eritrea y el primer ministro de Sudán discuten el fortalecimiento de las relaciones bilaterales
...leer más...

Kenya Airways reducirá los vuelos por la escasez de pilotos
...leer más...

El ruandés Sylvestre Mudacumura, líder militar de las FDLR, asesinado en Kivu del Norte
...leer más...

El número de migrantes en todo el mundo ha alcanzado los 272 millones.
...leer más...

Kais Saied y Nabil Karoui se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales de Túnez
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
"Que el Vaticano acoja a los inmigreantes ilegales". Discursos populistas e ignorancia atrevida, por Jose Carlos Rodriguez Soto
...leer más...
Nairobi, un siglo de segregación legal, por Gemma Solés i Coll
...leer más...
El sueño de Mandela en entredicho, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Steve Biko, una vida por la liberación, por Omer Freixa
...leer más...
Galardonados por amor al español en Senegal, por José Naranjo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Desestabilización del cuerno de África
10/01/2007 -

La estabilidad que surgió en el sur de Somalia tras 16 años de completo caos ha desaparecido, con la derrota de la Unión de Cortes Islámicas que gobernaba, ahora presentados como los que imponían la ley marcial y el saqueo, y como otra posible gran insurgencia anti-occidental. Los clanes de Señores de la Guerra, que aterrorizaron Somalia hasta que fueron expulsados por los islamistas, y que ahora Estados Unidos ha vuelto a poner en el poder, apoyando y entrenando al ejército etíope, han empezado a repartirse el país otra vez.

Con estos acontecimientos, la administración Bush, sin inmutarse por los horrores y contratiempos en Irak, Afganistán y Líbano, ha abierto otro frente de batalla en esta zona del mundo musulmán. Como en Irak, ha comenzado una guerra ilegal como un modo de combatir el terrorismo, pero su verdadero objetivo, parece ser el obtener un directo afianzamiento en una zona del mundo de gran interés estratégico en un régimen de clientela. Los resultados podría desestabilizar toda la región.

En el Cuerno de África, en cuyo corazón se encuentra Somalia, se acaba de descubrir petróleo. También, está a tan sólo unas millas, cruzando el mar rojo, de Arabia Saudí y Yemen, haciendo la vista gorda ante el paso diario de un gran número de tanques de petróleo y buques por el canal. Los Estados Unidos tienen una gigantesca base militar en el vecino Yibuti, que está siendo ampliada significativamente y se convertirá en la base de operaciones del nuevo comando militar norteamericano que se está creando específicamente para África. Como prueba de la importancia de la zona, el general John Abizaid, el comandante militar de la región, visitó recientemente Etiopía para hablar sobre Somalia, mientras que el Presidente chino, Hu Jintao, visitó los países del cuerno de África hace unos meses en busca de acuerdos de comercio sobre petróleo.

La actual sucesión de acontecimientos comenzó con el auge de las Cortes Islámicas, hace más de un año. Los islamistas evitaron la violencia a gran escala para derrotar a los señores de la guerra, que habían mantenido su dominio en Somalia desde que echaron a las tropas de la ONU, matando a 18 de sus cascos azules americanos, en 1993, consiguiendo que la gente se pusiera de su lado por haber establecido la ley y el orden. Washington se mantuvo cauteloso, temiendo que fueran de los que apoyan a los terroristas. Mientras que ellos han negado tales intenciones. Algunos islamistas tienen lazos con los terroristas, pero su número ha sido tremendamente exagerado en Occidente.

Washington, sin embargo, prefiere ver la situación solamente a través del prisma de su “guerra al terror”. La administración Bush apoyó a los señores de la guerra, violando el embargo de armas que había ayudado a imponer hacía años por Naciones Unidas sobre Somalia, introduciendo armas y maletines llenos de dólares.

Muchos de estos señores de la guerra eran parte del Gobierno de transición apoyado por Occidente, organizado en Kenia en 2004. Pero el Gobierno estaba tan desprovisto de apoyo interno que incluso dos años después no le era posible ir más allá del a pequeña ciudad del oeste, Baidoa, donde se había asentado. Al final, se vio forzado a pedir ayuda al archi-enemigo de Somalia, Etiopía, incluso para mantener su posición de Baidoa. Violando de nuevo el embargo de armas de las Naciones Unidas, Etiopía envió 15.000 tropas a Somalia. Su llegada acabó con cualquier credibilidad interna que el Gobierno pudiera haber tenido.

Los Estados Unidos, cuyas tropas han sido avistadas por los periodistas keniatas en la zona de la frontera con Somalia, acuden al Consejo de Seguridad de la ONU. En otro acto cobarde, parecido a la legalización de la ocupación de Irak por parte de los Estados Unidos, después de que ya la hubiese acometido, el Consejo agacha la cabeza ante las presiones de los Estados Unidos y autoriza a una fuerza regional de mantenimiento de la paz a entrar en Somalia para proteger al Gobierno y “restaurar la paz y la estabilidad”. Esto a pesar del hecho de que la ONU no tiene derecho, según su carta, a intervenir del lado de una de las partes en conflicto por la supremacía política, y a pesar de que la paz y la estabilidad ya habían sido restauradas por los islamistas.

La guerra llegó inmediatamente después de la resolución de la ONU, el resultado es una conclusión ya conocida de antemano gracias al altamente entrenado y veterano de guerra ejército etíope. La Unión Africana pidió a los etíopes que abandonasen la invasión, pero el Consejo de Seguridad de la ONU no realizó en ningún momento semejante petición. A Ban Ki-Moon le están instando a que se ocupe de la situación en Darfur, que es enormemente compleja, como su objetivo político, pero la situación de Somalia, aún siendo menos compleja, es más inmediata. Ban tiene la oportunidad de establecer sus credenciales como defensor imparcial de la Carta de las Naciones Unidas, haciendo que Etiopía se retire de Somalia.

La presencia militar de Etiopía en Somalia es ofensiva y desestabilizará esta región y amenaza a Kenia, un aliado de Estados Unidos y la única isla de estabilidad en esta esquina de África. Etiopía corre incluso más peligro, ya que es una dictadura con escaso apoyo popular y está ya acosada por dos grandes revueltas internas protagonizadas por los Ogadeni y de los Oromos. También embarrado en un estancamiento militar con Eritrea, que le ha negado el acceso seguro a los puertos marítimos, y ahora está buscando esos accesos en Somalia.

El mejor antídoto contra el terrorismo en Somalia es la estabilidad. En lugar de asociarse con los islamistas para asegurar la paz, los Estados Unidos han sumergido a un pobre país en más miseria aún, en su equivocada determinación de dominar el mundo.

Salim Lone

Salim Lome es de Kenia. Su última misión, en su carrera en las Naciones Unidas, ha sido como portavoz de las Naciones Unidas en Irak, inmediatamente después de la guerra de 2003. Además es columnista para el diario keniata con sede en Nairobi, ‘Daily Nation’, donde apareció este escrito el 08 de enero de 2007.

Fundación Sur


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios