En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...
Italianos en Túnez, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
COVID-19 en África: entre la realidad y la esperanza, por Inés Zamanillo y Manuel Galán
...leer más...
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Declaración del presidente de la Comisión de la Unión Africana tras el asesinato de George Floyd en los EE.UU.
...leer más...

Un veterano de Ghana de 95 años camina 23 km. para recaudar fondos
...leer más...

El presidente de Nigeria presenta al Parlamento el nuevo presupuesto de 2020
...leer más...

La CPI permite que Laurent Gbagbo salga de Bélgica
...leer más...

La COVID-19 para los enfermos de riesgo en Sudán
...leer más...

El Ministerio de Justicia de Libia documenta 60 ataques contra Trípoli en tres meses
...leer más...

Tanzania permite finalmente la exportación de concentrados minerales
...leer más...

Se reanudarán los servicios religiosos en Sudáfrica
...leer más...

Túnez pretende acelerar la reforma del sistema nacional de salud
...leer más...

La iglesia católica de Burundi denuncia irregularidades en las elecciones
...leer más...

La ONG Oxfam se retirará de nueve países africanos
...leer más...

Al Bashir es evacuado al hospital con síntomas de COVID-19
...leer más...

El gobierno argelino intensifica la búsqueda de opositores en las redes sociales
...leer más...

El oncólogo ruandés Fidel Rubagumya gana el premio ASCO LIFe Grant
...leer más...

Los casos confirmados de COVID-19 en África superan los 115.000
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Se fue Idir, el gran músico cabila, por Celia Sadai
...leer más...
Toni Espadas con las etnias del sur de Angola, por Roge Blasco
...leer más...
África de cara al coronavirus, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Del Nzalang y piloto aéreo, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Ataques a autobuses en Kenia, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

El presidente de Nigeria, Goodluck, se enfrenta a protestas masivas y una espiral de violencia sin precedentes
9 de enero de 2012

Jonathan Goodluck, el ex profesor de zoología de maneras delicadas que se convirtió en presidente de forma inverosímil en 2010, se enfrenta a su mayor reto, entre huelgas masivas y violencia religiosa.

Jonathan, un cristiano del sur de 54 años y primer jefe de estado proveniente de la región productora de petróleo, el Delta del Níger, ha marcado su postura con la decisión de su gobierno de terminar con el subsidio al combustible en Nigeria, lo que ha duplicado los precios de la gasolina.

El presidente y su respetado equipo económico dicen que los 8.000 millones de dólares que se ahorrarán al año de los subsidios permitirán gastar en la lamentable e inadecuada infraestructura del país.

Los nigerianos, sin embargo, consideran los subsidios como su único beneficio de la riqueza petrolera en el mayor productor de crudo y la nación más poblada de África.

La espiral de violencia achacada al grupo Boko Haram también ha puesto mucha presión sobre el presidente Jonathan, entre temores por un conflicto religioso más amplio, en un país dividido bastante igualitariamente entre el norte musulmán y el sur cristiano.

Jonathan se vio lanzado a la presidencia en mayo de 2010, tras la muerte de su predecesor, Umaru Yar’Adua, un musulmán del norte.

Jonathan, al que no suele verse sin su sombrero de fieltro, una marca identificativa de los nativos del Delta del Níger, derrotó con facilidad a su principal rival en las elecciones del pasado mes de abril, el ex presidente militar, Muhammadu Buhari.

Pero las elecciones dejaron al descubierto las profundas divisiones del país, y unas 800 personas murieron en las protestas post electorales.

Un Ijaw, Jonathan es el primer presidente que no pertenece a uno de los tres principales grupos étnicos del país, los Yoruba, los Hausa y los Igbo.

Una serie de acontecimientos inesperados le lanzaron a la histórica victoria en las elecciones del pasado mes de abril.

Él venció a la oposición dentro de su Partido Democrático del Pueblo, en el gobierno, para convertirse en su candidato, con muchos argumentando que el nombramiento para reemplazar a Yar’Adua debería haber sido para otro norteño.

El ex profesor de zoología había dejado su trabajo en una agencia gubernamental, en el sector de la protección medioambiental, en 1998, para entrar en la política.

Al año siguiente, se convirtió en vicegobernador del entonces clave estado sureño de Bayelsa, productor de petróleo.

En 2005, su jefe fue procesado por cargos de blanqueo de dinero, presentados en Gran Bretaña, y Jonathan tomó el relevo como gobernador.

YarÁdua, que necesitaba un cristiano del sur [como vicepresidente] para equilibrar su gobierno eligió a Jonathan para este cargo en 2007.

Jonathan, de una familia de fabricantes de canoas, dice que fue elegido como vicepresidente para representar a la descontenta región del Delta del Níger.

En uno de los cables diplomáticos de Estados Unidos obtenidos por WikiLeaks él reconoce expresamente su inexperiencia en una reunión con el embajador de los Estados Unidos, mientras que era presidente en funciones, durante la larga enfermedad de Yar’Adua.

“No fui elegido como vicepresidente por tener una buena experiencia política”, dijo Jonathan. “Había a mi alrededor mucha gente más cualificada para ser vicepresidente, pero eso no significa que no sea mi propio hombre”.

Con respecto a su nombre, se dice en una biografía que su difunto padre dijo del presidente “le puse de nombre Goodluck [Buena suerte en castellano] porque aunque la vida era dura para mí cuando él nació, yo tenía la sensación de que este niño me traería buena suerte”.

Su madre, Eunice, dice que aunque ella tenía un historial de partos largos, que duraban varios días, Goodluck nació en un tiempo récord, el mismo día que se puso de parto.

(Times Live, Suráfrica, 09-01-12)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios