En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Togo pospone nuevamente el Campeonato Africano de Cross Campestre
...leer más...

El primer ministro sudanés reafirma la importancia de la cooperación entre civiles y fuerzas de seguridad
...leer más...

Spotify se expande a más mercados africanos, incluidos Kenia y Nigeria
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-16 / 2021-02-28), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El tribunal anula la petición del héroe de "Hotel Ruanda" para trasladar el juicio a Bélgica
...leer más...

Amnistía Internacional condena a las tropas de Eritrea por la masacre de Axum
...leer más...

Egipto y Qatar celebran su primer encuentro desde el fin de la guerra del Golfo
...leer más...

El gobierno de Uganda responde a los EE.UU. tras las amenazas de sanciones
...leer más...

Vanessa Nakate, Amoaka Boafo, Davido y Yvonne Aki-Sawyerr entre las personas africanas de Time 100 Next
...leer más...

Siguen los raptos de niños en Nigeria, la solución es cerrar los colegios
...leer más...

La iglesia católica de Burkina Faso lanza una campaña de movilización de recursos para los más desfavorecidos
...leer más...

El gobernador de Cabo Delgado anima a las fuerzas de seguridad de Mozambique a luchar contra el terrorismo
...leer más...

Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Caminos de esperanza en los sudanes, por Iván Navarro
...leer más...
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

“Seguridad alimentaria” o el derecho “a vivir”
27/01/2009 -

Los 26 y 27 de enero acaban de reunirse en Madrid 95 países con intención de concretar los compromisos alcanzados en Roma durante la cumbre de la FAO, en junio del 2008. En dicha cumbre se acordó reducir, para el 2015, el número de afectados por el hambre al 50%. Curiosamente, al acontecimiento actual se le ha llamado: “Reunión de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria” y ha sido organizado por España y la ONU.

Aunque sea muy loable el intento de reducir al 50% la cifra de los afectados por esta calamidad, hay que decir que, ciertamente, hoy tenemos la posibilidad de convertir el hambre en una historia del pasado. Incluso en tiempos de crisis, como la nuestra, el objetivo de erradicar completamente el hambre del planeta no es una quimera. Es un objetivo realizable a corto plazo, si existe una auténtica voluntad política.

Poco a poco estamos construyendo una mentalidad de “fortaleza europea”, una torre de marfil, un espacio cerrado, “seguro”, a costa de quienes están más allá de nuestras fronteras y contra quienes, pensamos, tenemos que defendernos. Alguien interpretó la expresión “seguridad alimentaria”, como una referencia a las estrategias que España debe de tomar para “defenderse contra la avalancha de hambrientos que intentarán invadirnos”. Tal aberración esperemos quede confinada a tan solo un pequeño grupo de ignorantes radicales.

Estamos persuadidos que, para la mayoría de los seres humanos, “seguridad alimentaria” indica el derecho fundamental que tiene cada persona a una alimentación adecuada y no solo se refiere a la esperanza de llenar el estómago para seguir sobreviviendo. Nos quedaríamos muy cortos, por otro lado, si considerásemos el hambre solo como carencia de alimentos con sus nefastas las consecuencias. El “hambre” es también una alimentación desequilibrada, en especial cuando ésta afecta a los más vulnerables: a los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas y a los enfermos. El desarrollo corporal, mental y social equilibrado de un niño no depende de que coma para “sobrevivir”, sino de que se nutra adecuadamente para poder “vivir” plenamente. Lo mismo hay que decir del desarrollo equilibrado del feto, de la capacidad de recuperación de un enfermo, y de la calidad de vida de un anciano.
Es hora de que nuestros objetivos tengan en cuenta los principios básicos de la nutrición y que éstos sean accesibles a todos.

Para alcanzar dichos objetivos el dinero no basta, y confiamos que esta conferencia no se limite solo a pedir contribuciones económicas a “países donantes”. Es necesario además elaborar:

-  Una política agraria que premie a los agricultores por los riesgos que corren; que garantice ayudas en caso de pérdidas de cosechas; que retribuyan unos ingresos dignos por las cosechas producidas y que recompense un sistema agrícola sostenible con bajo impacto medioambiental;

-  Una política económica internacional que promueva el comercio justo.

-  Una política de comercio internacional que haga viable y beneficiosa la inversión agraria, y haga accesible los alimentos básicos a toda la población.
-  Una política de derecho internacional que asegure la soberanía alimentaria de cada Estado.

¡Todavía queda mucho por hacer! Esperemos que la abrumadora tarea que nos espera no nos haga caer en la inacción a causa de la desesperanza. Fallar en este derecho básico cuesta millones de vidas. La Seguridad Alimentaria es el derecho de cada persona a nutrirse adecuadamente. Esperamos conseguirla.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios