En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Sáhara Occidental vuelve al Tribunal de Justicia europeo
...leer más...

Togo pospone nuevamente el Campeonato Africano de Cross Campestre
...leer más...

El primer ministro sudanés reafirma la importancia de la cooperación entre civiles y fuerzas de seguridad
...leer más...

Spotify se expande a más mercados africanos, incluidos Kenia y Nigeria
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-16 / 2021-02-28), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El tribunal anula la petición del héroe de "Hotel Ruanda" para trasladar el juicio a Bélgica
...leer más...

Amnistía Internacional condena a las tropas de Eritrea por la masacre de Axum
...leer más...

Egipto y Qatar celebran su primer encuentro desde el fin de la guerra del Golfo
...leer más...

El gobierno de Uganda responde a los EE.UU. tras las amenazas de sanciones
...leer más...

Vanessa Nakate, Amoaka Boafo, Davido y Yvonne Aki-Sawyerr entre las personas africanas de Time 100 Next
...leer más...

Siguen los raptos de niños en Nigeria, la solución es cerrar los colegios
...leer más...

La iglesia católica de Burkina Faso lanza una campaña de movilización de recursos para los más desfavorecidos
...leer más...

El gobernador de Cabo Delgado anima a las fuerzas de seguridad de Mozambique a luchar contra el terrorismo
...leer más...

Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Caminos de esperanza en los sudanes, por Iván Navarro
...leer más...
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Seguimos siendo esclavizados por un sistema económico injusto y cruel, porque todavía lo permitimos
03/09/2018 -

Esta es la dura realidad que el defensor de Derechos Humanos: Gustavo Castro, mejicano, colaborador de “Amigos de la Tierra” y fundador de “Shalom: movimiento por la justicia y la paz”, presenta en la entrevista de la TV de Belfast con ocasión de una asamblea internacional en Belfast, en julio 2018. Es un video de media hora, con una presentación brillante y de una fuerza extraordinaria, sobre las consecuencias nefastas del “mercado libre” y la necesidad de cambiar a “un mercado justo”.

Al mismo tiempo que presenta esta esclavitud creciente afirma que la esperanza de liberación está en los movimientos sociales, sobre todo de mujeres y jóvenes, y en una sociedad comprometida para promover nuevas alternativas de gobernanza y gestión responsable, así como de producción, mercado y consumo de una economía colaborativa, como las diferentes cooperativas que siguen surgiendo con fuerza, para promover una producción agrícola e industrial, local y ecológica para el bien común en todos los países del mundo, particularmente en el hemisferio sur.

Presenta claramente las consecuencias de “la extracción injusta de minerales” en América latina y África. Delata la represión y la criminalización de las protestas y de los acuerdos de comercio justo que promueven estos movimientos sociales.

Los monocultivos de las grandes empresas, el acaparamiento de las mejores tierras para los agrocombustibles, la explotación voraz de recursos naturales y minerales, el control de los mercados, tanto en Iberoamérica como en África, están perpetuando una nueva y feroz esclavitud de los pueblos del Sur y, además, siguen destruyendo el planeta para las próximas generaciones.

Al mismo tiempo, los movimientos de defensa, con propuestas de una nueva economía colaborativa para el bien común, siguen tomando gran fuerza en toda las sociedades del hemisferio Sur, que son las más explotadas y torturadas.

Los pocos gobiernos, como Costa Rica, Salvador, Burkina Faso, Togo... que se atreven a apoyar las iniciativas de estos grupos sociales y de la sociedad, son acusados por las grandes empresas por limitar el libre comercio y la explotación de recursos. De hecho el Banco Mundial es como el “juez final económico”, porque controla el capital.

Como consecuencia, algunos gobiernos, como en Uganda, Ruanda, RD Congo, Nicaragua, Brasil, Perú, etc. llegan a “criminalizar” las actividades de estos grupos de liberación o movimientos sociales para intentar frenar su compromiso.

Los gobiernos tienden pues a privatizar más y más todos los recursos y servicios para controlarlo mejor el capital y el mercado. Los acuerdos de libre comercio se multiplican cada día. Aumenta la extracción voraz de minerales y recursos en los países del sur.

Aunque la represión de gobiernos y empresas se recrudece, los movimientos sociales, especialmente los de mujeres y jóvenes, siguen tomando más fuerza cada día y constituyen la mayor fuente esperanza para nuestros pueblos empobrecidos y esclavizados por los poderes financieros globales.

Pronto se celebrará el juicio sobre el asesinato de Berta Cáceres Lenza, la mujer indígena, y gran activista de liberación en Honduras, que fue asesinada por los sicarios del gobierno para reprimir dichos movimientos, y, si se hace justicia, será una nueva victoria de liberación y de Derechos humanos para muchas personas y movimientos sociales.

Estamos en un proceso de cambio social y global que es realmente crítico. Todos somos responsables en este proceso donde no puede haber meros observadores.

Las iniciativas de esta nueva economía de espíritu colaborativo, como en las cooperativas, siguen creciendo cada día como: comercio justo, banca ética, economía del bien común, nuevas cooperativas agrícolas e industriales, etc. Estas iniciativas suponen ya el 34% del PIB. Los economistas afirman que, de seguir así, esta economía colaborativa supondrá el 64% del PIB, para el año 2030.

Este compromiso de los ODS, en la Agenda 2013, es la mejor propuesta de hoy. Todos estamos implicados, porque depende de nosotros.

Bienvenidos al nuevo curso 2018-2019.

Ver el video de la entrevista en: Entrevista con el activista mejicano Gustavo Castro.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios