En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La Unión Africana retrasa la salida de la AMISOM de Somalia
...leer más...

Coca-Cola Kwanza ayuda a la comunidad en Tanzania y evita el riesgo reputacional
...leer más...

El turismo de Botsuana al borde del precipicio
...leer más...

El think-tank Veritas reclama la retirada del ejército en Zimbabue
...leer más...

¿Por qué Egipto es importante para los Estados Unidos?
...leer más...

El Informe Mundial sobre el Hambre revela que 1,5 millones de kenianos se enfrentan al hambre tras la covid-19
...leer más...

Marruecos suspende la cooperación con las representaciones de Alemania en el país
...leer más...

Los líderes religiosos en Benín llaman al diálogo y ofrecen oraciones por la paz
...leer más...

El presidente de Egipto pone en funcionamiento el organismo para las dotaciones de la Iglesia católica
...leer más...

El proceso político libio se ve salpicado por un escándalo de corrupción
...leer más...

El presidente de la República del Sáhara Occidental solicita que “la ONU asuma la responsabilidad de la violación del alto el fuego por parte de Marruecos”
...leer más...

La Fundación Jacob Zuma de Sudáfrica arremete contra Raymond Zondo
...leer más...

Biden conversa con el presidente de Kenia sobre asuntos de seguridad
...leer más...

El opositor chadiano Yaya Dillo Djerou acusa a la policia de asesinar a varios de sus familares
...leer más...

Muere de covid-19 el obispo de la diócesis de Kankan en Guinea
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Eollywood ¿La nueva ola del cine etíope?, por Pablo Arconada Ledesma
...leer más...
La pandemia de la covid-19 acelera la digitalización de África, por Marco Cochi
...leer más...
Caminos de esperanza en los sudanes, por Iván Navarro
...leer más...
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Rescatar Malí
12 de enero de 2013

El Ejército de Mali afirma haber retomado Konna tras la ofensiva islamista

12/01/2013

EL PAÍS (Editorial)

Urge el despliegue militar que impida la consolidación yihadista en el país

De la mano de las fuerzas yihadistas que extienden su control, el norte de Malí, un espacio sin gobierno mayor que España, viene convirtiéndose en uno de los territorios más explosivos de África. Y, por proximidad, en peligrosa plataforma del terrorismo fundamentalista en Europa. El avance de los islamistas hacia el sur —han ocupado la estratégica ciudad de Konna, a 600 kilometros de Bamako, la capital— ha llevado al Consejo de Seguridad a autorizar el rápido despliegue de una fuerza internacional africana de contención. Francia, la antigua potencia colonial, cuya ayuda ha sido pedida por el presidente interino del país africano, se dijo ayer dispuesta a colaborar bajo mandato de la ONU si los rebeldes continúan su ofensiva.

La vertiginosa descomposición de Malí arranca del golpe militar de marzo pasado, que depuso al presidente Amadou Toure y su Gobierno. El caos que siguió, la corrupción y la ineficacia de las fuerzas armadas —que tras devolver teóricamente el poder a los civiles acaban de echar al primer ministro provisional, Chaick Modibo Diarra— permitieron que una alianza de milicias fundamentalistas vinculadas a Al Qaeda y grupos tuaregs separatistas extendiera su control sobre los núcleos urbanos del desértico norte y proclamara su independencia. Disuelta esa extraña coalición, son ahora los islamistas los que ganan terreno sin oposición militar real, mientras imponen la versión más fanática de la sharia y eliminan cualquier vestigio religioso no grato, caso de Tombuctú, según un guion conocido en otras latitudes. En Bamako, mientras tanto, coexisten en el poder nominal una junta militar opuesta a la intervención internacional directa y un presidente, Dioncounda Traore, que la ha solicitado.

El distante estupor con que la cercana Europa y Estados Unidos han venido contemplando los acontecimientos se ha transformado ahora en urgencia, tras el acuerdo del Consejo de Seguridad para agilizar la fuerza que rescate Malí, inicialmente alrededor de 3.000 hombres. En el espeso lenguaje de Naciones Unidas, sin embargo, rapidez quiere decir muchos meses de preparativos políticos y logísticos antes de que las tropas se desplieguen y sean operativas, probablemente en otoño. Demasiado tiempo, en un marco de clara inestabilidad regional, para una amenaza tan formidable como la consolidación yihadista en Malí.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios