En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Guinea comenzará la vacunación contra el Ébola en los próximos días
...leer más...

El expresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, condenado a dos años de prisión
...leer más...

Liberado por indulto presidencial el periodista argelino Khaled Drareni
...leer más...

El destino del Océano Índico y África Oriental en manos del presidente de Comoras
...leer más...

La muerte priva a Tanzania de 10 personalidades destacadas en febrero
...leer más...

El presidente de Malaui aclara la situación de las vacunas contra la covid-19
...leer más...

Bobi Wine retira el recurso legal contra los resultados electorales
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-1 / 2021-02-15), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Embajador italiano asesinado en una emboscada en el Congo
...leer más...

La UA manda a un enviado especial para resolver la disputa fronteriza entre Sudán y Etiopía
...leer más...

La OMS pide a Tanzania que actúe frente al COVID-19
...leer más...

PEPFAR entrega libros de texto a comadronas y enfermeras
...leer más...

La islamofobia es un problema que crece en Europa
...leer más...

Derrocar al régimen de Argelia, el principal objetivo de los terroristas del país
...leer más...

Chimamanda Ngozi Adichie anuncia el lanzamiento de su nuevo libro “Notes on Grief”
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Un país muerto, por Ika Oliva Corado
...leer más...
Noches tristes en el corazón de África, por José Carlos Rodrígez Soto
...leer más...
El turismo, tabla de salvación para las economías africanas, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Población, ciudades y migración en África y en el Planeta

[ MP3 | 1.6 MB ]

16/07/2018 -

Habitamos el planeta actualmente, unos 7.600 millones de personas y alcanzaremos la cifra de los 10.000 millones para el año 2050, con un aumento portentoso en África.

Si ahora la mayoría de las personas ya viven en ciudades, la ONU calcula que dos tercios de la población serán urbanos para 2050. Existen los retos de aumentar la producción de alimentos en un 50% para una población creciente y el desafío de asumir la migración forzosa de más de 245 millones cada año.

Es posible gestionar los recursos de forma sostenible, pero solo si tomamos en serio un cambio radical en la producción, gestión y consumo de los recursos disponibles. La Agenda 2030 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), indica el camino para un futuro mejor.

Hacia 1820, se superó la cifra mágica de 1.000 millones de personas. A partir de la revolución industrial, el número se dispara y en 1970 se llega a los 3.000 millones, y ahora alcanzamos los 7.600 millones y se prevén los 10.000 millones para 2050.

Hoy existen 31 urbes, que superan los 10 millones de habitantes, con Tokio a la cabeza, con 38 millones, Delhi con 26 millones, Ciudad de México con 21 millones, Cairo con 19 millones, Nueva York con 18 millones, Lagos con 14 millones, Moscú y Kinshasa con 12 millones y Paris y Londres con 10 millones.

A la cumbre del Pacto de Milán siguió la de Valencia en 2017, donde se optó por la necesidad de alimentarse con productos de proximidad y la conexión entre el mundo rural y el urbano, en nuevas fórmulas más colaborativas.

Las ciudades son el futuro, y representan hoy más del 80% de PIB mundial, producen más del 70% de los gases de efecto invernadero del mundo y consumen el 80% de la energía. Los huertos urbanos están alcanzando un papel fundamental.

La rápida urbanización está relacionada con un creciente número de habitantes en suburbios o barrios marginales que suman ya 828 millones de personas y esta cifra aumenta con la consiguiente inseguridad y número de conflictos.

El ODS nº 11 prevé lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Esto significa: calidad de vida con empleo, calidad de servicios, energía limpia y economía colaborativa.

Según estudios de la Universidad de Navarra, del: capital humano, cohesión social, economía, gestión pública, medio ambiente, movilidad y trasporte, proyección internación y tecnología, Madrid es la primera ciudad de España en el ranking de sostenibilidad, ocupando el puesto 28 mundial, y Barcelona el lugar 35. Valencia es un centro mundial, de: alimentación sostenible, próxima, sana, de temporada y colaborativa.

Se buscan ciudades inteligentes, donde se mejore la calidad de vida de sus habitantes, con ayuda de la tecnología digital y las comunicaciones. Esto implica participación ciudadana, creación de empleo e infraestructuras, ahorro energético, transporte ecológico y consumo responsable. Si el proceso de urbanización actual continua como hasta hoy, aumentarán los suburbios urbanos, la desigualdad y la violencia.

El drama de los refugiados es alarmante, porque los gobernantes no están capacitados para afrontar el reto con sabiduría y solidaridad. En menos de un mes unos 400.000 Rohingya llegaron de Myanmar a Bangladesh. En unos meses, más de un millón de refugiados de Sudan llegaron a Uganda.

En 2015, hubo 244 millones de migrantes internacionales buscando mejor vida, con sus dos tercios llegando a Europa. Al mismo tiempo hubo 740 millones de migrantes internos, con un 48% de mujeres migrantes frente al 40% de hombres.

Resulta indignante ver como los políticos actuales “politizan” y seleccionan todo, hasta la acogida de los mismos refugiados. Utilizan hasta las personas que sufren para sus propios intereses partidistas.

Las causas son: pobreza e inseguridad alimentaria, falta de empleo y de oportunidades, desigualdad, conflictos, expropiación de tierras y gobernanza irresponsable. Conocemos incluso estados fallidos como Somalia, Sudán del Sur, Libia…

Desde 2008, 26 millones de personas al año abandonan su hogar a casusa del cambio climático y de las hambrunas en Etiopia, Somalia, regiones de Kenia, Tanzania, Chad, etc. Este cambio climático perjudica más a los pobres, en India, Etiopia, Tanzania, Nigeria…

Los relatos de migrantes de ayer solían tener un protagonista masculino, mientras que el actual es sobre todo femenino, el que emigra al hemisferio norte. Las mujeres africanas que más migran son de Etiopia, Kenia, Malawi, Nigeria, Senegal, Sudáfrica, Marruecos, Uganda…

Se trata pues de empoderar especialmente a la mujer africana para que pueda promover un desarrollo sostenible, donde quiera que viva. Unos 2.500 millones de personas viven de la agricultura familiar, en el que la mujer produce el 80% de los alimentos que se consumen. Como decía Mandela: “la participación activa de las mujeres en la toma de decisiones es fundamental para la integración pacífica de la sociedad, y para el desarrollo sostenible de los pueblos”.

Durante cinco décadas, Uganda ha brindado asilo apersonas que huyen de la guerra y la persecución de muchos países, incluidos algunos vecinos. La respuesta de Uganda ante los refugiados es el triunfo del humanismo. Uganda cuida hoy a 1,25 millones de refugiados, en el campo de Bidibidi, el campo de refugiados más poblado del mundo.

¿Qué podemos hacer?

Existen las agencias como ACNUR y otras instituciones que se dedican a asistir a los refugiados, pero faltan los proyectos de desarrollo a largo plazo y que sean sostenibles, creando oportunidades de educación, trabajo, salud, infraestructuras, etc.

La sociedad civil debe asumir su responsabilidad y exigir a los líderes políticos y empresariales una gestión más responsable de los recursos, que incluya en primer lugar la reducción drástica del monstruoso gasto militar actual, así como una mayor inversión para promover nuevas alternativas de empleo digno y desarrollo sostenible.

Se trata de trabajar juntos en cada nación para implementar los Objetivos del Desarrollo Sostenible en todos los países. Todo lo demás será como parches a la pobreza de la población mundial.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios