En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
224 aniversario de la llegada del pueblo garífuna a Honduras. Nada que celebrar
...leer más...

El ministro de Defensa de Gambia en el punto de mira
...leer más...

Ismaïl Omar Guelleh, presidente de Yibuti, gana su quinto mandato con el 97,44 % de los votos
...leer más...

Dinamarca desplegará a sus fuerzas especiales para asistir a la fuerza especial Takuba en Malí
...leer más...

Los iPads de los legisladores de Uganda deberán ser devueltos
...leer más...

Nigeria se reúne con EE.UU. para abordar cuestiones de seguridad
...leer más...

Egipto libera tras 18 meses al periodista disidente Dawoud
...leer más...

Benín a la espera a los resultados de las elecciones
...leer más...

23 manifestantes detenidos del Hirak en huelga de hambre
...leer más...

El expresidente de Sierra Leona Koroma lidera la misión de observación electoral de la CEDEAO en Benín
...leer más...

La ONU reducirá el número de cascos azules en Sudán del Sur
...leer más...

Las viudas de los soldados de Liberia exigen las pensiones de sus maridos
...leer más...

Una tragedia más en las costas de Yibuti
...leer más...

Tanzania y Uganda firman el acuerdo para la construcción del Oleoducto de Crudo de África Oriental
...leer más...

La Liga Africana de Baloncesto se estrenará en Ruanda
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Libros del Baobab, la nueva colección de literaturas africanas que te está esperando, por Sonia Fernández Quincoces (Literáfricas)
...leer más...
¿Semana Santa sin procesiones? Muchos millones de cristianos llevan así muchos años, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Una fecha fatídica, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Calendario electoral africano 2021: lo que pasó y lo que viene, por Omer Freixa
...leer más...
Suez y su click online, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Papel de los blogueros en las revoluciones de Túnez y Egipto
4 de marzo de 2012

PRIMAVERA ÁRABE:Desencanto árabe 2.0

Los blogueros de las revoluciones Facebook de Túnez y Egipto, magullados por la caída desde el ciberespacio hasta la realidad

04/03/2012

JAVIER VALENZUELA

El País

(Resumen)

Hoy, un año y pico después de las caídas del tunecino Ben Ali y el egipcio Mubarak, a las que les seguirían las del libio Gadafi y el yemení Saleh, y el alzamiento contra el clan sirio de los Asad, la blogosfera democrática árabe padece una fuerte resaca. Internet fue muy útil para superar el aislamiento, romper el muro del miedo y lanzar las revoluciones, pero ya se probó insuficiente para conseguir la caída de los dictadores —eso se hizo, y se hace, en la calle y al precio de mucha sangre derramada— y aún más para construir luego verdaderas democracias. La euforia de los primeros meses de 2011, cuando el mundo entero hablaba de las revoluciones Facebook, ha ido dando paso a un realismo desencantado aunque aún combativo. (...)

Y es que el contrataque de las fuerzas reaccionarias árabes —militares autoritarios, políticos de colmillo retorcido, millonarios corruptos, islamistas moderados, salafistas delirantes, medios de comunicación conservadores…— está siendo feroz. Y mientras la influencia de los blogueros queda limitada a los jóvenes de las clases medias urbanas con acceso a Internet, los poderes de siempre tienen muchos instrumentos para llegar a las masas populares: las mezquitas, los aparatos del Estado, los diarios, radios y televisiones oficialistas. Su mensaje es primario: ya está bien de revoluciones que solo han traído inseguridad y huida del turismo; hay que volver al trabajo bajo el imperio de la ley y el orden, según los militares, o de la religión, según los islamistas. (...)

Ahora los blogueros continúan entrando y saliendo de la cárcel mientras, en el mejor de los casos, alumbran sus primeros libros. Es lo que ha hecho Gemyhood con su obra sobre los ultras del fútbol y también su compatriota Wael Ghonim. En versiones árabe e inglesa, Ghonim acaba de publicar Revolución 2.0 en la editorial egipcia Shorouk.
Nacido en El Cairo en 1980, en una familia de clase media, Ghonim es un ingeniero informático que en 2008 comenzó a trabajar para Google y dos años después fue nombrado director de marketing de esa empresa para Oriente Próximo y el norte de África. Terminaría siendo el más conocido de los ciberactivistas egipcios. (...)

“Ocurrió sin la menor planificación”, rememora. “En 2010, cuando El Baradei volvió a Egipto y anunció que quería intentar cambiar las cosas, pensé que debía ayudarle con aquello que yo sabía hacer”. Ghonim, que vivía en Dubái en razón de su trabajo, puso manos a la obra y creó la página en Facebook de El Baradei, exdirector de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, premio Nobel de la Paz y la gran esperanza de los opositores demócratas a Mubarak.

Cuando fue liberado, Ghonim dio una entrevista a una cadena de televisión privada que sería reproducida víricamente en YouTube e inyectaría más energía a las protestas. En directo, rompió a llorar y dijo: “Quiero decir a los padres que estos días han perdido a sus hijos que lo siento, pero no es nuestra culpa. Juro por Alá que no es nuestra culpa, es la culpa de aquel que se eterniza en el poder”. Luego envió por Twitter este mensaje: “La libertad es una bendición por la que merece la pena luchar”. Y se fue a Tahrir, donde la muchedumbre lo acogió como a un héroe.

Él aún ve el vaso medio lleno. “En Egipto han cambiado un montón de cosas en un año”, dice. “Un número muy importante de personas ha perdido el miedo a decir lo que piensa, y eso es difícilmente reversible. Decenas de miles de egipcios participan en partidos y movimientos políticos, y millones de ellos votaron libremente el pasado otoño. No es poco viniendo de donde venimos”.

Los jóvenes ciberdisidentes han hecho más que movilizar a una generación rebelde. También han cuestionado las barreras entre lo público y lo privado en el norte de África y Oriente Próximo, y, en el camino, han estimulado el despertar político y social de las mujeres. Decenas de miles de ellas desempeñan hoy un papel de vanguardia en la nueva ágora árabe.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios