En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Guinea comenzará la vacunación contra el Ébola en los próximos días
...leer más...

El expresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, condenado a dos años de prisión
...leer más...

Liberado por indulto presidencial el periodista argelino Khaled Drareni
...leer más...

El destino del Océano Índico y África Oriental en manos del presidente de Comoras
...leer más...

La muerte priva a Tanzania de 10 personalidades destacadas en febrero
...leer más...

El presidente de Malaui aclara la situación de las vacunas contra la covid-19
...leer más...

Bobi Wine retira el recurso legal contra los resultados electorales
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-1 / 2021-02-15), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Embajador italiano asesinado en una emboscada en el Congo
...leer más...

La UA manda a un enviado especial para resolver la disputa fronteriza entre Sudán y Etiopía
...leer más...

La OMS pide a Tanzania que actúe frente al COVID-19
...leer más...

PEPFAR entrega libros de texto a comadronas y enfermeras
...leer más...

La islamofobia es un problema que crece en Europa
...leer más...

Derrocar al régimen de Argelia, el principal objetivo de los terroristas del país
...leer más...

Chimamanda Ngozi Adichie anuncia el lanzamiento de su nuevo libro “Notes on Grief”
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Un país muerto, por Ika Oliva Corado
...leer más...
Noches tristes en el corazón de África, por José Carlos Rodrígez Soto
...leer más...
El turismo, tabla de salvación para las economías africanas, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Manos Unidas: invirtiendo en potencial humano
03/02/2009 -

Cuando escuchamos la palabra “riqueza”, a menudo pensamos e imaginamos mucho dinero, oro, piedras preciosas, diamantes, etc.. Ingenuamente pensamos que la riqueza de un país se cuantifica usando el dólar como medida estándar. Pero el dinero no lo es todo; además es un pobre indicador de “riqueza”. Por eso nos quedamos tan perplejos frente a la realidad africana. África, un rico continente que se empobrece sin cesar. Y no me refiero aquí a los mecanismos del comercio internacional, sino a la verdadera riqueza de una nación: a su gente. La auténtica riqueza de un país no se mide con dinero ni reside en los bancos, está en sus personas. Mientras África siga padeciendo la sangría de la fuga de cerebros, su capacidad de desarrollo seguirá disminuyendo, aunque sus ciudadanos emigrados sigan enviando dinero a izquierda y derecha.

El dinero no puede enseñar a los niños; los profesores, si. El dinero no puede construir casas, puentes, carreteras…; los ingenieros, si lo pueden. El dinero no puede curar a los enfermos; los médicos, si pueden. Sólo el capital humano puede desarrollar un país de manera duradera y, por eso, tiene, sin comparación, mucho más valor que el capital financiero.

Kenia, Malawi, Zambia y otros muchos países, mantienen en su pueblo solo el 10, el 20 o el 30% de los profesionales formados en él. Los demás buscan mejores condiciones de vida y de trabajo en Europa o en Estados Unidos. Esto no es sólo una fuga de cerebros, sino una fuga del capital humano necesario para construir y desarrollar el propio país, y constituye una pérdida neta del esfuerzo y del dinero invertidos en su educación y de los que el país no puede beneficiarse. Desarrollar, por parte de los países ricos, una política de inmigración selectiva, es empobrecer a África y enriquecer... a los mismos que tienen el poder de elegir.

Algo no funciona en nuestro mundo actual cuando, según los datos del CGD (Centro para el Desarrollo Global), el 20 % de los médicos africanos practican fuera de su país de origen, mientras que las ONG gastan unos 4.000 millones de dólares al año para hacer llegar médicos extranjeros a África, en base a las reglas de la ayuda humanitaria.

La solución no está en cerrar las fronteras o en impedir que la gente, que quiera o que lo necesite, emigre, sino en crear las condiciones necesarias para que nadie esté obligado a emigrar por necesidad. En la presente semana de la campaña de Manos Unidas para erradicar el hambre, estamos invitados todos a colaborar para cambiar el “statu quo”, a potenciar el capital humano y a construir un mundo donde todos podamos vivir dignamente en nuestro propio país de origen sin necesidad de recurrir a la emigración para sobrevivir. Que solo emigre quien voluntaria y libremente lo quiera.

Frente a la crisis financiera, invierte en Manos Unidas, invertirás en desarrollo de potencial humano, y éste siempre da buenos frutos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios