En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-03-16 / 2021-03-31), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El primer ministro interino de Libia se reúne con el monarca de Kuwait
...leer más...

Al-Sisi insta a Etiopía a cooperar en las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento
...leer más...

Japón suspende temporalmente el pago de la deuda de Mozambique
...leer más...

Yibuti celebrará unas elecciones con pocas sorpresas
...leer más...

Tanzania tiene nueva hoja de ruta en la lucha contra la covid-19
...leer más...

Zimbabue planea adquirir 1 millón de dosis por mes
...leer más...

Una Reserva Natural de Guinea amenazada por los furtivos
...leer más...

Las universidades católicas de Kenia reanudan las clases online tras el cierre gubernamental
...leer más...

Pedro Sánchez visita Angola
...leer más...

Me cortó la mano cuando me negué a desnudarme
...leer más...

Un ataque a una base de la MINUSMA deja cuatro fallecidos y decenas de heridos
...leer más...

Sudán declara el estado de emergencia en Darfur Oeste
...leer más...

Un tribunal de la ONU rechaza la liberación anticipada de un criminal de guerra ruandés
...leer más...

Guinea confirma 5 nuevos casos de Ébola
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Calendario electoral africano 2021: lo que pasó y lo que viene, por Omer Freixa
...leer más...
Suez y su click online, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Las mujeres de Namibia se rebelan, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El Esperance de Túnez, mejor equipo africano de fútbol de la última década, por Pancho Jaúregui
...leer más...
África y la crisis del agua, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Los radicalismos dividen y excluyen
08/02/2021 -

Escuchando la entrevista a Barak Obama en Informe semanal, observé con atención el análisis que hizo de los diferentes movimientos radicales, sean políticos (de derechas o de izquierdas), sean económicos (comunismo o capitalismo neoliberal), sean culturales (legalistas o antisistema), sean religiosos (conservadores o liberales), sean étnicos (racistas o cosmopolitas), o de cualquier otro nivel. Obama se centró en lo político.

Las causas profundas de todo radicalismo, son numerosas y complejas: desempleo, abuso del poder y del capital, desigualdad social escandalosa, saqueo de recursos con impunidad, gobernanza irresponsable y corrupta, tráfico de personas y de armas, falta de valores humanos, etc. En semejante contexto social injusto, la radicalización de muchos jóvenes y grupos sociales, es inevitable.

Para Obama también, la gran esperanza proviene de los jóvenes, que en general están muy bien educados, son abiertos a la diversidad y comprometidos con una economía más humana, sostenible y ecológica. Los fundamentalismos se manifiestan sobre todo entre las personas con canas. Nos encontramos, según Obama, como en el desierto, pero caminando hacia la Tierra prometida. Los diversos movimientos de jóvenes y de mujeres nos dan nueva esperanza para garantizar una real democracia y un desarrollo más integral para todos.

Mencionaré dos ejemplos significativos:

En primer lugar, citaré: el nuevo movimiento por la justicia y la igualdad racial “Black Lives Matter” (Las vidas de los negros importan) que, fundado en 2013 por tres mujeres afroamericanas, revivió en mayo del año pasado por la violenta muerte del afroamericano George Floyd a manos de policías blancos en Minneapolis (Minnesota). Este movimiento ha sido nominado al Premio Nobel por haber despertado la conciencia afro colectiva en todo el mundo en lo que respecta a los derechos y dignidades humanas de los afrodescendientes, en todos los ámbitos de la sociedad.

Como segundo ejemplo, deseo citar a “FAHAMU” (nombre swahili que significa inteligencia), es una organización mundial para la educación en justicia social y paz, en África. Nació en Oxford, en 1997, con un grupo de profesores kenianos y se ha extendido por numerosas capitales del globo y particularmente africanas, con base principal en la universidad de Nairobi, Kenia.

Su objetivo principal consiste en la información, investigación y educación de la juventud, especialmente la africana, en las cuestiones de justicia social (género), desarrollo sostenible (ecológico) y paz para los pueblos africanos. Como plataforma de información ha contado con el boletín semanal de “Pambazuka News”, que ha aportado artículos de análisis y reflexión sobre los eventos más relevantes de África.

Los radicalismos y fundamentalismos, de diferentes tipos y colores, están muy relacionados con los populismos culturales y políticos que observamos todos los días, entre muchos líderes políticos que se comportan como fanáticos de una ideología.

Algunas características más notables en estos radicalismos y populismos son: su ideología extremista, su exclusión de otros grupos, sus métodos más o menos violentos, su división y confrontación social, su incapacidad de diálogo y de acuerdos y su falta de compromiso real por el bien común, siendo esclavos de la ideología de su partido.

Poco importa que el radicalismo sea político o económico, de derecha o de izquierda, porque en todo caso, excluye al resto, divide a las familias y a la sociedad y destruye un desarrollo sostenible y una paz social duradera.

La cura más realista de todo radicalismo consiste en promover juntos una educación integral, académica y de valores humanos universales, junto con una colaboración solidaria, para que seamos capaces gradualmente de apreciar lo bueno en las demás personas, respetar su diversidad y trabajar con todos para el bien común.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios