En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Egipto y Qatar celebran su primer encuentro desde el fin de la guerra del Golfo
...leer más...

El gobierno de Uganda responde a los EE.UU. tras las amenazas de sanciones
...leer más...

Vanessa Nakate, Amoaka Boafo, Davido y Yvonne Aki-Sawyerr entre las personas africanas de Time 100 Next
...leer más...

Siguen los raptos de niños en Nigeria, la solución es cerrar los colegios
...leer más...

La iglesia católica de Burkina Faso lanza una campaña de movilización de recursos para los más desfavorecidos
...leer más...

El gobernador de Cabo Delgado anima a las fuerzas de seguridad de Mozambique a luchar contra el terrorismo
...leer más...

Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...

La UE apoyará las estrategias de vacunación contra la covid-19 en África
...leer más...

Marruecos como ejemplo de desarrollo de las energías renovables
...leer más...

África oriental y meridional buscan fortalecer los lazos comerciales
...leer más...

Thuli Madonsela recibe el título de caballero francés por su lucha contra la corrupción
...leer más...

Varias iglesias atacadas en el norte de Nigeria
...leer más...

Los trabajadores de la sanidad sudafricana en huelga
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Los productos modificados genéticamente esclavizan los pueblos africanos.
11/07/2016 -

La Web de África Fundación Sur (AFS) intenta presentar la Voz de África a los pueblos de habla hispana. AFS insiste sobre la responsabilidad de los pueblos africanos para implementar sus propias políticas para un desarrollo sostenible.

Todos los programas de AFS respetan este derecho y responsabilidad de los líderes y sociedades africanas. Promovemos una colaboración justa y respetuosa entre los gobiernos de África y de otros continentes.

Por tanto también denunciamos el impacto negativo de las políticas de la UE y de sus acuerdos económicos con Gobiernos africanos.

El balance de este intercambio comercial entre la UE, junto con otras potencias mundiales y los pueblos de África, es claramente negativo y destructivo para África.

Dos ejemplos desde mi experiencia en Uganda durante casi cuarenta años:
He visitado muchas veces a los pescadores locales del lago Victoria, que siempre han vivido bien gracias a su trabajo diario de pesca tradicional. Lo que más pescaban y vendían en los mercados locales era la tilapia, el pescado más sabroso que conozco.

¿Sabes cómo intentan sobrevivir ahora? Haciendo carbón para el mercado de la capital. La razón principal es que los grandes pesqueros de Japón y otros países están arrasando la pesca del lago, haciendo la vida imposible para los pescadores modestos.

Otro dato importante: si visitáis los supermercados de Kampala, para comprar agua mineral, leche, queso, te, café, azúcar y otros productos de consumo diario, encontrareis que estos productos importados de la UE o de SA, se venden más baratos (pues están subvencionados), que los correspondientes y excelentes productos ugandeses. El gobierno favorece esta situación injusta sin apostar por los productos locales.

Los síntomas de este impacto esclavizador del comercio entre las grandes potencias y África, son muy numerosos: millones de refugiados internos y fuera del continente, violencia de grupos armados, la imposición de los productos-semillas genéticamente modificados (GMO), mayor empobrecimiento de los pueblos de áfrica, desconexión social, corrupción de gobernantes y sociedades, acaparamiento de tierras, inseguridad alimenticia, marginación de la agricultura y pesca local, desempleo brutal (80-90) entre los jóvenes, destrucción medio ambiental, etc.

Hoy nos centramos sobre las consecuencias negativas de los productos genéticamente modificados (GMO), sobre una agricultura sostenible, medioambiente y la seguridad alimenticia de las sociedades africanas de Nigeria, Kenia, Uganda, y la mayoría de los países africanos.

Las multinacionales operan compulsivamente motivadas por el lucro económico. Por eso hasta el mismo Parlamento Europeo reconoce que la agricultura industrial no contribuye a la seguridad alimenticia de África.

También cuestiona la política del G7 sobre la seguridad alimentaria de África. El Parlamento pide al G7 que abandone su romance con los GMO para lucro propio.

Así mismo un acuerdo de la UE con Monsanto para su uso de glyphosatte, no llegó a firmarse gracias a la oposición de algunos gobiernos europeos, como: Italia, Francia, Alemania y Holanda.

Existe el peligro de la fusión entre Bayer y Monsanto, que supondría un peligro mayor para la agricultura local africana y su seguridad alimentaria.

Solo supondrá más destrucción del sistema ecológico, más acaparamiento de tierras, una escalada de conflictos entre las comunidades y un aumento de refugiados africanos que se verán obligados a salir de hábitat tradicional par buscan una vida digna.

Se trata de una nueva colonización africana a través de la biotecnología de occidente y del sistema capitalista.

Occidente quiere controlar la alimentación de África y así asegurar el acceso a los baratos, abundantes y preciosos productos naturales y minerales de África. Esto ocurre en Kivu, con la complicidad de gobiernos locales.

La seguridad alimentaria de África necesita una fuerte inversión en una agricultura sostenible y ecológica, empoderando a los pequeños agricultores, facilitando infraestructuras rurales e innovando industrias de los productos agrícolas para su conservación y exportación.

Esta necesidad de inflaestructuras es más patente todavía en las regiones muy secas de Africa, como lo pude comprobar en la region arida de Karamoja, noreste de Uganda.

Los gobiernos africanos deben asegurar el respeto de los derechos humanos y su seguridad alimentaria. Nos preguntamos, ¿por qué los gobiernos africanos importan esta tecnología de empobrecimiento (GMO) y esclavitud, a no ser para enriquecerse ellos mismos?

Nos unimos pues a AEFJN, Human Rights Watch y todos los Grupos de JPIC que se preocupan por un desarrollo integral y sostenible de los pueblos africanos, para denunciar las políticas esclavizadoras de Monsanto, Bayer y otras multinacionales o gobiernos que siguen esclavizando a los pueblos del continente africano con sus planes colonizadores, egoístas e injustos.

Finalmente será la responsabilidad de las sociedades y líderes africanos llegar a liberarse del síndrome de dependencia, para proteger y potenciar su propio modelo de desarrollo sostenible.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios