En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2019 : Burundi
...leer más...
Una interpretación de la esclavitud africana en Honduras: siglos XVI-XVIII, por Melida Velásquez
...leer más...
Turismo y pobreza en África: ¿Conflicto o Cooperación?, un informe de Ramón Arozarena
...leer más...
La Encíclica “FRATELLI TUTTI” leída por un Misionero de África
...leer más...
Misión y promoción social
...leer más...

Blog Académico

Noticias
10 millones de dólares para el Proyecto de apoyo a la recuperación de la autoridad estatal en la República Centroafricana
...leer más...

Moda africana, el viaje al mercado global
...leer más...

El gobierno de Kenia lanza una investigación sobre el robo de bebés después de un progama de la BBC
...leer más...

La juventud cómica camerunesa
...leer más...

Lesoto estudia un nuevo impuesto al alcohol y el tabaco
...leer más...

Suazilandia lucha por eliminar el virus de VIH de su país
...leer más...

Las orcas posibles responsables de la desaparición de los tiburones blancos en las costas de Sudáfrica
...leer más...

Uganda, el país con una de las mejores estrategias de comunicación sobre los riesgos de la covid-19
...leer más...

La aerolínea nacional de Ruanda reanuda la mayoría de sus rutas
...leer más...

Museveni y la juventud ugandesa
...leer más...

El Banco Mundial dona dinero a Túnez para lidiar con las consecuencias de la covid-19
...leer más...

Visión 2030, el plan para salvar elefantes
...leer más...

Seedstars espera conseguir que 500 nuevas empresas lideradas por mujeres de África subsahariana se unan a su competición anual
...leer más...

Cooperación entre Ruanda y China
...leer más...

Níger apuesta por la innovación en salud
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Eisman, Alberto

Alberto Eisman Torres. Jaén, 1966. Licenciado en Teología (Innsbruck, Austria) y máster universitario en Políticas de Desarrollo (Universidad del País Vasco). Lleva en África desde 1996. Primero estudió árabe clásico en El Cairo y luego árabe dialectal sudanés en Jartúm, capital de Sudán. Trabajó en diferentes regiones del Sudán como Misionero Comboniano hasta el 2002.

Del 2003 al 2008 ha sido Director de País de Intermón Oxfam para Sudán, donde se ha encargado de la coordinación de proyectos y de la gestión de las oficinas de Intermón Oxfam en Nairobi y Wau (Sur de Sudán). Es un amante de los medios de comunicación social, durante cinco años ha sido colaborador semanal de Radio Exterior de España en su programa "África Hoy" y escribe también artículos de opinión y análisis en revistas españolas (Mundo Negro, Vida Nueva) y de África Oriental. Actualmente es director de Radio-Wa, una radio comunitaria auspiciada por la Iglesia Católica y ubicada en Lira (Norte de Uganda).

Ver más artículos del autor


Los pícaros se multiplican en el mundo de la cooperación, por Alberto Eisman

29 de septiembre de 2009.

Sé que estamos en crisis y que ahora las perspectivas de financiación para las organizaciones no gubernamentales se han restringido porque, en vez de suprimirse lo superfluo, muchos organismos deciden cortar con esas líneas presupuestarias “de adorno”, las que siempre quedan bien delante a la galería pero que son postizas según sean propicios los vientos económicos.

Esto hace que se busque hasta debajo de las piedras el apoyo económico que necesitan muchos proyectos. En estos días me he dado cuenta hasta qué punto la picaresca se puede meter dentro del mundo de la cooperación.

Hace pocos días me llega a través de una persona de mi total confianza una propuesta procedente de Alemania de intervención para mitigar los efectos de la malaria y nos piden que busquemos alguna organización local que pueda ayudar en esta tarea. Lo curioso es primero que nada el razonamiento del proyecto: nos dicen que la introducción de cloro en el agua reducirá sensiblemente los niveles de malaria en la zona y por tanto, este proyecto incluiría la introducción de cloro y la producción local del mismo junto con la formación de las personas que deberían llevar a cabo la manufactura de este producto...
La verdad es que lo de la relación entre agua clorada o sin clorar y malaria fue algo que nunca había oído hasta ahora y yo, como soy consciente que ignoro muchas cosas y aún más en lo que a avances tecnológicos se refiere, pues supuse simplemente que alguien habría hecho algún descubrimiento en este campo que justificara el uso de cloro para atajar la malaria.

Mira por dónde que le paso la información a un alemán amigo mío que trabaja en el departamento de salubridad del pueblo donde estoy y se pone a investigar sobre la materia... de una página web llega a otra y a otra... y al final, con tanto tirar del hijo de la madeja, nos enteramos que la cosa va de una empresa química holandesa que, bajo la apariencia de proyectos de desarrollo, lo que quiere hacer es meter sus productos en los países de desarrollo y crear una necesidad que justifique el suministro de las materias y del saber técnico que esta compañía estaría encantada de proporcionar... previo pago, claro está.

Es curioso ver cómo se juega con el destino de las personas y cómo se quiere poner como ayuda al desarrollo algo que no es otra cosa que puro negocio (y aquí que nosotros sepamos no hay nada ilegal, pero ni quiero pensar lo que hay por ahí en términos de residuos tóxicos, maderas preciosas, materias ilegales,etc.) El final de la historia es siempre el mismo.. África aporta la material prima, o la mano de obra barata o el mercado potencial... y el beneficio ya sabemos para dónde va. Eso sí, se tendrá siempre la impresión que haciendo negocios con esta gente se está colaborando en un “proyecto solidario” ¿qué mejor narcótico para nuestra conciencia consumidora?

Así que, queridos lectores, no es oro todo lo que reluce ni tampoco altruismo lo que comienza siendo gratis y se presenta como “un beneficio claro para la población receptora.” En muchos casos estos proyectos tienen una letra pequeña bastante intrincada que no pocas veces oculta las verdaderas intenciones del capital: el mayor beneficio al menor coste y no importando si la intervención a la larga fastidia (o no beneficia en verdad) a la vida de miles de personas.

Original en

http://blogs.periodistadigital.com/enclavedeafrica.php



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios