En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Guinea comenzará la vacunación contra el Ébola en los próximos días
...leer más...

El expresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, condenado a dos años de prisión
...leer más...

Liberado por indulto presidencial el periodista argelino Khaled Drareni
...leer más...

El destino del Océano Índico y África Oriental en manos del presidente de Comoras
...leer más...

La muerte priva a Tanzania de 10 personalidades destacadas en febrero
...leer más...

El presidente de Malaui aclara la situación de las vacunas contra la covid-19
...leer más...

Bobi Wine retira el recurso legal contra los resultados electorales
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-1 / 2021-02-15), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Embajador italiano asesinado en una emboscada en el Congo
...leer más...

La UA manda a un enviado especial para resolver la disputa fronteriza entre Sudán y Etiopía
...leer más...

La OMS pide a Tanzania que actúe frente al COVID-19
...leer más...

PEPFAR entrega libros de texto a comadronas y enfermeras
...leer más...

La islamofobia es un problema que crece en Europa
...leer más...

Derrocar al régimen de Argelia, el principal objetivo de los terroristas del país
...leer más...

Chimamanda Ngozi Adichie anuncia el lanzamiento de su nuevo libro “Notes on Grief”
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Un país muerto, por Ika Oliva Corado
...leer más...
Noches tristes en el corazón de África, por José Carlos Rodrígez Soto
...leer más...
El turismo, tabla de salvación para las economías africanas, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Los partidos islamistas ganadores se concertan
26 de noviembre de 2011

El “Tú no deberás hacer…” de los islamistas argelinos

En Argelia, el MSP nunca denuncia al gobierno, ni al Presidente, y menos todavía al DSR (departamento de seguridad e información), alias “la gente de la decisión” como les llama el líder del MSP, Buguerra Soltani. El MSP no dimisiona para poder protestar, no difunde comunicados de condena y no obliga a sus ministros (que son dos: el de obras Públicas y el de Comercio), no manifiestan y juzgan la primavera árabe de lejos y con la punta de la lengua. El MSP participa a todas las elecciones y se calla sobre las grandes cuestiones. A Ghannuchi, los consejos que le han dado han sido breves, claros y resumidos en la famosa reunión que tuvieron:

Primero: “No os precipitéis en la toma de decisiones, no revolucionéis la vida cotidiana de los tunecinos y no destabiliceis todo lo que existe actualmente en Túnez”.

Segundo: “Hay que trabajar por la estabilidad del país, ir despacio en la gestión e implicar al conjunto de las fuerzas políticas y no marginalizar la gente por su pertenencia ideológica”.

Y tercero: “Hay que buscar el consenso y no acaparar todos los ministerios importantes del gobierno”.

En una palabra: esperar. Mucho tiempo, años si hace falta y jamás implicarse demasiado y presentarse, solo.

A su vez, Ghannuchi habría logrado hacer pasar el mensaje y el sueño de su vida : podemos llegar a obtener el poder siendo islamista. Justo para recordarles a los islamistas argelinos su sueño de juventud, ellos que no pensaban ir más lejos, por el camino de la república musulmana, por dos o tres ministerios por década, algunos cientos de bares cerrados, uno o dos cristianos encarcelados y algunas leyes cercanas a la chariaa, como logros.

El segundo mensaje de Ghannuchi

Sensible al efecto de su imagen, el líder de En Nahda ha puesto un cuidado diplomático en no hinchar demasiado las ambiciones locales de sus “hermanos” ideológicos.

“No hemos venido aquí a exportar la revolución tunecina que, de todas formas no está llamada a ser exportada, y menos hacia Argelia que es un país de la Revolución por antonomasia”, dirá de entrada, recién puesto los pies en Argelia, país que le acogió durante los años 1980 antes de forzarle a exiliarse todavía más lejos, hacia Londres donde sirvió de consejero al FIS argelino.

El mensaje estaba destinado al régimen actual argelino que no quiere saber de ninguna revolución más que de la que expulsó a Francia o nacionalizó las tierras y que tampoco desea un putch islamista. ¿Cuál es entonces el fin preciso de Ghannuchi? : Deseamos sin embargo exporte nuestro modelo islamista ». ¿Y cuál es la explicación del enigma? Sencillo:
“Es un modelo sereno que toma distancias de la práctica del terrorismo y del racismo. Nuestro modelo favorece también el arte y la creación y toma distancias totalmente de las aprensiones que se han levantado por aquí o por allá los demócratas a propósito del islamismo político”.

Así es como se entiende por qué Ghannuchi ha consagrado tres días de su tiempo más preciado para visitar la gente de Argel: para decir a los islamistas de Argel “que es posible”, decir a los militares que quieren exportar nada a Argelia, decir que los turistas argelinos serán bien recibidos en Túnez, como repetirá una y otra vez en la sede del MSP; decir al resto del mundo que se trata de una revolución al interior del islamismo político, y decir Buteflika es su amigo y decir que se puede ser buenos vecinos entre los militares que han expulsado a los islamistas y entre los islamistas que toman el puesto de un dictador expulsado por su pueblo

¿Qué piensan los demócratas argelinos?

Los demócratas argelinos, víctimas del islamismo, los progresistas, los laicos, los indiferentes y los luchadores de ideas y de clases han decriptado la visita como buen regalo ofrecido por el presidente a los islamistas. Algo así como: esta es la gente que me gusta y que vosotros deberíais quererlos algún día, vosotros el pueblo.

“Un gesto equivocado en este contexto de voluntad y de deseo de cambio hacia más libertad y democracia en el mundo árabe y en el Magreb. Lo que demuestra una voluntad de querer recompensar la escena política a la luz de las “revoluciones” desviadas dándoles un poco más de espacio a los islamistas para reforzar sus filas en la región. Partiendo de esto, se les da un oportunidad a inesperada a los hermanos musulmanes argelinos que están totalmente dispersos y en hibernación de despertarse a medida que se acerca una importante plazo electoral”, concluirá un periodista de Liberté, esta semana.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios