En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Benín a la espera a los resultados de las elecciones
...leer más...

23 manifestantes detenidos del Hirak en huelga de hambre
...leer más...

El expresidente de Sierra Leona Koroma lidera la misión de observación electoral de la CEDEAO en Benín
...leer más...

La ONU reducirá el número de cascos azules en Sudán del Sur
...leer más...

Las viudas de los soldados de Liberia exigen las pensiones de sus maridos
...leer más...

Una tragedia más en las costas de Yibuti
...leer más...

Tanzania y Uganda firman el acuerdo para la construcción del Oleoducto de Crudo de África Oriental
...leer más...

La Liga Africana de Baloncesto se estrenará en Ruanda
...leer más...

Las autoridades chadianas anuncian sanciones contra sus soldados implicados en abusos sexuales en Níger
...leer más...

La SADC planea desplegar efectivos en Mozambique
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-03-16 / 2021-03-31), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El primer ministro interino de Libia se reúne con el monarca de Kuwait
...leer más...

Al-Sisi insta a Etiopía a cooperar en las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento
...leer más...

Japón suspende temporalmente el pago de la deuda de Mozambique
...leer más...

Yibuti celebrará unas elecciones con pocas sorpresas
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
¿Semana Santa sin procesiones? Muchos millones de cristianos llevan así muchos años, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Una fecha fatídica, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Calendario electoral africano 2021: lo que pasó y lo que viene, por Omer Freixa
...leer más...
Suez y su click online, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Las mujeres de Namibia se rebelan, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

"Los argelinos han vuelto a su desgracia" (Entrevista)
12 de mayo de 2012

“Los argelinos han vuelto a su desgracia”
09/05/2012 por Marie Verdier. La Croix

Una entrevista con Fatma Usedik, Socióloga de la Universidad de Argel

La Croix: La sociedad argelina está preparada para el cambio?

Fatma Usedik: “¡Pero es que está preparada desde hace mucho tiempo! ¡Desde 1988!" Tuvo dos años de cambio hacia más liberalismo, antes de lo que se podía llamar golpe de Estado de 1991. Después hemos vuelto al statu quo anterior. Y lo que tenemos ahora es solo una parodia de democracia para uso internacional. Los Argelinos han pagado fuerte por esta aspiración a la vida democrática y la pagan todavía. Pero si hoy hay pueblo que pide cambio es bien el pueblo argelino. Sin embargo el poder hace todo por mantener en su estado la situación.

¿Es decir ?

F.U. : Según la fórmula de Lampeduza « hace falta que todo cambie para que nada se mueva ». Es lo que está pasando en Argelia desde hace un año. La angustia social es inmensa. El país es rico y la población es pobre. La edad de casarse – 33 años para los hombres y 30 años para las mujeres – dicen mucho sobre el paro y la crisis de la vivienda. Esta edad tardía es además pura locura en un país a fuerte represión sexual.

Tenemos numerosos Buazizi (el joven tunecino que se inmoló, la chispa de la revolución tunecina) en Argelia. El gobierno otorga subidas de salarios solo por mantener la paz social, pero nunca se plantea los problemas de la producción, la educación, el derroche de las riquezas naturales, de la ruptura del sistema de la renta que distribuye puestos y bienes. Incluso las vidas humanas son derrochadas en Argelia.

Lo Argelinos se mueren desde hace décadas sin que La intervención de la Otan en Libia ha frenado toda voluntad de salir a la calle. El desmantelamiento del país ha traído a la imaginación de los argelinas la imagen de Irak. El pueblo argelino que está muy politizado es consciente de lo que está en juego a nivel nacional e internacional. Llevó a cabo una guerra de liberación que le costó cara en hombres. No quiere que tropas extranjeras pisen suelo argelino. Este temor de una intervención extranjera está presente en todos los espíritus. Ha conseguido congelar el movimiento social. Y hemos vuelto a nuestra desgracia. La situación es negra y las perspectivas preocupantes.

¿Por qué Argelia no aprovecha el momento de las primaveras árabes?

Puedo añadir que las apelaciones de « primavera » y « revolución” se vuelven en posturas narrativas. ¿Qué pasa con los grandes movimientos románticos de la Plaza Tahrir del Cairo o de la Plaza verde de Trípoli? Las fuerzas que están emergiendo allí son todo menos fuerzas de progreso ¿La primera intervención pública de Abdelyalil en Libia no fue precisamente a favor de la poligamia?

La clausura de los bares que venden alcohol, la generalización del velo, ¿no dan testimonio de la subida del islamismo, de una ola conservadora?

La manera de representar al mundo musulmán a través del prisma de una lectura religiosa y violenta esconde una sociedad viva. Una sociedad que ha cambiado profundamente. La población que era eminentemente rural por los años 70, se ha vuelto urbana en más del 60 %. La escolarización se ha generalizado. Las mujeres han conquistado el espacio público, el velo es a menudo un instrumento de liberación que permite salir de casa. Las estudiantes son mayoría en la universidad. Las mujeres también son mayoría en sectores como la educación, de la salud y de la justicia.

Pero el poder no acompaña este cambio. No ayuda a responder a esta pregunta: “Cómo ser musulmán en el siglo XXI?” Al contrario. En vez de asegurar su papel protector y luchar contra las violencias que padecen las mujeres, el Estado argelino ‘echa a las mujeres en pasto a los leones’. El Estado mantiene un discurso de relegación, manipula para mantener el statu quo, se sirve del islamismo, ese movimiento de marcha atrás de una sociedad paralizada por el miedo de perderse. Repudiación, poligamia, desigualdad de la herencia, etc., figuran todavía en el código de familia totalmente centrado alrededor de la personalidad del jefe de familia.

Con un gobierno en cuyo seno hay polígamos, no existe ningún riesgo que el código de la familia sea abrogado.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios