En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Turismo y pobreza en África: ¿Conflicto o Cooperación?, un informe de Ramón Arozarena
...leer más...
La Encíclica “FRATELLI TUTTI” leída por un Misionero de África
...leer más...
Misión y promoción social
...leer más...
Informe de economía solidaria 2019: Economía y personas
...leer más...
Informe "África 2020: Transformaciones, movilización y continuidad", por Fundación Alternativas
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Denunciado el gigante petrolero francés TOTAL
...leer más...

5.6 toneladas de cannabis incautadas en Marruecos
...leer más...

Qatar renueva su compromiso con el apoyo a la democracia y las instituciones de Somalia
...leer más...

Sudán, tercer estado árabe en reconocer a Israel
...leer más...

La Conferencia Episcopal de la RD Congo denuncia amenazas de muerte contra dos obispos
...leer más...

El candidato de la oposición gana las elecciones presidenciales de Seychelles
...leer más...

Asaltada la embajada de Guinea en Senegal
...leer más...

Un atleta ugandés gana el Campeonato Mundial de Medio Maratón
...leer más...

Escasez de agua en el norte de Namibia
...leer más...

Líderes regionales apoyan la flexibilización de la ley de aborto en Malaui
...leer más...

Cierre de carreteras en Sudán debido a las protestas por la crisis económica
...leer más...

Al menos 17 muertos tras el colapso de una iglesia en Ghana
...leer más...

El cricket sudafricano podría ser suspendido temporalmente de las competiciones internacionales
...leer más...

La CENI da los resultados provisionales de los votantes guineanos residentes en paises africanos
...leer más...

La sociedad civil de Guinea pide a la comunidad internacional que se respete el resultado de las urnas
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
En los últimos 10 años los ataques yihadistas en África se han multiplicado por seis, por Marco Cochi
...leer más...
Los gorilas y el coronavirus, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Piedad Córdoba Ruiz, la afrocolombiana más grande del siglo XX, por Licenia Salazar
...leer más...
Binti: los okapis congoleses y el racismo europeo, por Sebastián Ruiz Cabrera
...leer más...
Perspectivas demográficas mundiales para el siglo XXI, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Las ayudas que mantienen la industria de los combustibles fósiles a flote deberían ser destinadas a otros usos
25/07/2019 -

El capitalismo ha sido identificado a menudo como la causa subyacente de la crisis climática. Una voz líder en el tema es Naomi Klein, una de las pensadoras más influyentes de los movimientos climáticos, cuyo primer libro sobre el cambio climático se tituló Capitalism vs. the Climate. Ella es una de las muchas personalidades que identifican al capitalismo como la causa del cambio climático.

A menudo, la idea de que la ideología capitalista, el fundamentalismo del libre mercado, ha alimentado la crisis climática es central dentro de este marco de estudio. Pero esta línea argumental a menudo pasa por alto el hecho de que los mercados energéticos no están libres de la intervención del gobierno. De hecho, la industria de los combustibles fósiles depende cada vez más del apoyo gubernamental para sobrevivir.

Muchos autores se han esmerado en demostrar que la industria de los combustibles fósiles depende de una cantidad atroz de ayudas públicas, lo que hace que la población general pague la factura de una industria dañina y cada vez menos competitiva.

En este sentido, muchos de los gobiernos de todo el mundo favorecerían los intereses de los combustibles fósiles a través de la financiación pública, los subsidios financieros y los rescates, a menudos salpicados por casos de corrupción. En general, esto conformaría un cierto sistema de bienestar y proteccionismo de los combustibles fósiles.

Para ocultar esta realidad, esta industria habría invertido en una estrategia masiva de relaciones públicas (léase: campaña de propaganda) para pintarse a sí misma como la defensora del libre mercado.

Por ejemplo, Sudáfrica, el mayor contaminador de carbono del continente africano, solía ser el hogar del sector de energía renovable de más rápido crecimiento del mundo, pero la intervención del gobierno para proteger los intereses del sector retrasó estos avances. Bajo la presidencia de Cyril Ramaphosa, el gobierno está tomando medidas para permitir la entrada en el mercado de pequeñas cantidades de nuevas energías renovables. Pero las acciones del gobierno siguen frenando el inmenso potencial que tiene Sudáfrica para una revolución de energía renovable de bajo costo.

Un estudio reciente señala que Sudáfrica subvenciona el carbón con 56.600 millones de rands al año, apoyando a una industria contaminante con dinero de los contribuyentes. Sudáfrica sigue subvencionando el carbón a pesar de que los estudios demuestran que la energía renovable está ayudando a prevenir apagones mientras promueve el ahorro de miles de millones de dólares en energía.

Al otro lado del Atlántico, un reciente estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) demostró que Estados Unidos, el mayor emisor histórico de gases de efecto invernadero del mundo, destina diez veces más subsidios a los combustibles fósiles que a la educación. Sin estas subvenciones, la mitad de la producción de petróleo en los EE.UU. no sería rentable.

En cuanto al sector del carbón, incluso el Wall Street Journal admite que simplemente no puede competir en igualdad de condiciones. Varios estudios revelan que sin una regulación que los proteja de las fuerzas del mercado, cerca de la mitad de las plantas de carbón en los Estados Unidos estarían en bancarrota.

El FMI estima que la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles podría liberar anualmente 2.9 billones de dólares en ingresos del gobierno. Esa cantidad es más del doble de la inversión anual de 1.25 billones de dólares que la Agencia Internacional de la Energía estima que se necesitará para 2035 en energía limpia y eficiencia energética para detener el calentamiento del mundo en 2°C.

Lejos de que la acción climática sea demasiado costosa, el status quo contaminante está costando al mundo más que un futuro de energía limpia, incluso si sólo observamos los subsidios otorgados a la industria de los combustibles fósiles e ignoramos la asombrosa cantidad de daños que causan.

Es hora de que nos deshagamos de la noción de que lo que subyace a la crisis climática es el funcionamiento de los mercados libres. Los mercados que impulsan la crisis climática están lejos de ser libres. Más bien, la mano dura del gobierno está llevando al mundo al borde del caos climático.

En lugar del capitalismo de libre mercado frente al clima, tenemos el bienestar de los combustibles fósiles frente al clima. Y si reinvirtiéramos el bienestar de los combustibles fósiles en bienestar social y ecológico, podríamos crear un futuro mucho más próspero desde el punto de vista social y ecológico.

Fuente: The Conversation

[Traducción y edición, Álvaro García López]

[Fundación Sur]

Artículos relacionados:

- La política partidista obstaculiza la gestión ética de recursos para el Bien Común, y el sistema económico capitalista es contrario al Desarrollo Sostenible y Ecológico

- Por una nueva política y economía del bien común, por Lázaro Bustince Sola

- La Economía del Bien Común: un modelo alternativo cada vez más sólido, para África y el mundo

- Por una economía global justa

- La diversidad exige respeto al bien común para potenciar convivencia y progreso

- Informe de Economía Solidaria 2018

- Informe de Economía Solidaria 2017 : Economía y personas : Cambiando el foco cambiamos los resultados

- ¡Por la vida y la dignidad de las mujeres, luchamos unidxs contra la explotación y opresión del sistema capitalista y patriarcal!

- La Vía Campesina relanza la «Campaña global sobre las semillas, un patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad»

- Economía ética y solidaria

- La economía solidaria, colaborativa y del bien común, crece imparable

- La economía colaborativa social sigue creciendo y construye un mundo mejor

- Economía y Personas: con valores hay vida digna

- Seguimos siendo esclavizados por un sistema económico injusto y cruel, porque todavía lo permitimos.

- La economía colaborativa social sigue creciendo y construye un mundo mejor.

- Alimentos para el consumo humano, antes que para el beneficio económico, y respetando el medio ambiente.

- Seguridad alimentaria y erradicación de la pobreza en África.

- La Economía Colaborativa comienza a preocupar al Sistema financiero establecido en los cinco continentes.

- La buena política está al servicio de la paz

- Jóvenes investigadores africanos para abordar el cambio climático del continente

- Namibia invierte 86 millones de dólares namibios contra el cambio climático

- El cambio climático amenaza dos tercios de las ciudades africanas

- El cambio climático amenaza la Naturaleza y la Humanidad, particularmente en el hemisferio sur

- Pasividad y compromisos de papel ante el cambio climático

- Consecuencias para África a un año del Acuerdo de París sobre el clima

- El hambre, como el empobrecimiento, el cambio climático y muchas enfermedades son consecuencia de acciones humanas

- El cambio climático afecta la conducta de los animales salvajes

- El Fondo Verde para el Clima de la ONU Acredita al Fondo de Inversión Ambiental de Namibia

- El cambio climático ha transformado el paisaje de Namibia

- La agricultura africana bajo presión de la política mundial sobre el cambio climático

- Más del 30% del territorio de Angola está en riesgo por el cambio climático

- Las devastadoras consecuencias del cambio climático en África

- Más de 30 estudiantes de la Universidad de Mauricio obtienen empleo en Huawei

- La elección tecnológica de África: ¿China o EE.UU.?


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios