En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania y Uganda firman el acuerdo para la construcción del Oleoducto de Crudo de África Oriental
...leer más...

La Liga Africana de Baloncesto se estrenará en Ruanda
...leer más...

Las autoridades chadianas anuncian sanciones contra sus soldados implicados en abusos sexuales en Níger
...leer más...

La SADC planea desplegar efectivos en Mozambique
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-03-16 / 2021-03-31), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El primer ministro interino de Libia se reúne con el monarca de Kuwait
...leer más...

Al-Sisi insta a Etiopía a cooperar en las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento
...leer más...

Japón suspende temporalmente el pago de la deuda de Mozambique
...leer más...

Yibuti celebrará unas elecciones con pocas sorpresas
...leer más...

Tanzania tiene nueva hoja de ruta en la lucha contra la covid-19
...leer más...

Zimbabue planea adquirir 1 millón de dosis por mes
...leer más...

Una Reserva Natural de Guinea amenazada por los furtivos
...leer más...

Las universidades católicas de Kenia reanudan las clases online tras el cierre gubernamental
...leer más...

Pedro Sánchez visita Angola
...leer más...

Me cortó la mano cuando me negué a desnudarme
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Una fecha fatídica, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Calendario electoral africano 2021: lo que pasó y lo que viene, por Omer Freixa
...leer más...
Suez y su click online, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Las mujeres de Namibia se rebelan, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El Esperance de Túnez, mejor equipo africano de fútbol de la última década, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

La obsesión de “buenos=conmigo y malos=contra mí”
29/06/2020 -

La ambición partidista del poder político y económico, se delata en esta obsesión de dividir a todos en: buenos y malos, conmigo o contra mí, derechas o izquierdas, y se refleja en lo peor de la política. La culpa es siempre del otro: “y tú más”. Con esta ideología de poder y exclusión, hacemos imposible la buena convivencia, el diálogo sincero y la colaboración responsable.

La ideología lleva a la demagogia,ue es quna práctica política que apela a los sentimientos y las emociones de la población para ganarse su apoyo. A través de la retórica y de los favores, el demagogo busca incentivar los apoyos, las pasiones o los miedos de la gente para conseguir el favor popular y así llegar a imponer su control.

Nosotros los pueblos debemos intervenir para superar esta política perjudicial de grupos y partidos que dividen, antagonizan y destruyen, no solamente la convivencia, sino también la economía, nacional y global.

La sociedad no necesita políticos o partidos que dividen y se aprovechan, sino gestores eficaces y responsables de los recursos y servicios que son para todos.

Europa nos mantiene en funcionamiento, pero estos adelantos nos supondrán nuevos recortes y más impuestos, sobre todo para los trabajadores, mientras los poderosos aumentan la fortuna que se apropian ellos mismos, sean del partido que sean.

Los datos actuales ofrecen una tasa de paro superior al 22%, el retroceso del consumo y las exportaciones, el cierre de numerosas empresas y autónomos, una caída de los ingresos tributarios y el aumento del gasto público, un endeudamiento del Estado y privado enorme, y un déficit público del 15%.

Los mensajes políticos partidistas, que anuncian una recuperación rápida en la economía, la superación de la pobreza severa, y la calidad de sanidad y educación, no parecen realistas en estos momentos, mientras los líderes académicos, económicos y políticos, junto con toda la sociedad, no lleguemos a una cooperación más responsable por el bien común.

Todos los radicalismos son peligrosos y nocivos, tanto para animar la convivencia, como para empoderar la cooperación de todos, por el bienestar común.

En tiempos difíciles y de prueba como el presente particularmente, debemos centrarnos todos en primar el respeto mutuo, el bien común, y superar la crispación y la exclusión de los que son diferentes. Pero para eso necesitamos gente seria, políticos que estén a la altura, líderes que sean competentes y responsables.

Buscamos una gestión ética y eficaz de los recursos y servicios, muy por encima, de la lucha partidista y mezquina por el control del poder y los recursos nacionales.

Es necesario también apostar y trabajar or una economía más local, humana y ecológica. No podemos seguir en la carrera de un desarrollo económico sin límites, en un mundo con recursos limitados. Mpientras unos pocos acumulan, la gran mayoría lucha por sobrevivir.

Es además imposible construir una convivencia feliz, cuando el centro de nuestra atención y esfuerzos no está en las personas, sino en los productos y su consumo sin medida.

Nuestra preocupación y compromiso primero y fundamental debe centrarse en respetar la dignidad de cada persona marginada, sobre todo en el hemisferio sur, y en trabajar juntos para construir un mundo más humano y solidario.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios