En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La Unión Africana retrasa la salida de la AMISOM de Somalia
...leer más...

Coca-Cola Kwanza ayuda a la comunidad en Tanzania y evita el riesgo reputacional
...leer más...

El turismo de Botsuana al borde del precipicio
...leer más...

El think-tank Veritas reclama la retirada del ejército en Zimbabue
...leer más...

¿Por qué Egipto es importante para los Estados Unidos?
...leer más...

El Informe Mundial sobre el Hambre revela que 1,5 millones de kenianos se enfrentan al hambre tras la covid-19
...leer más...

Marruecos suspende la cooperación con las representaciones de Alemania en el país
...leer más...

Los líderes religiosos en Benín llaman al diálogo y ofrecen oraciones por la paz
...leer más...

El presidente de Egipto pone en funcionamiento el organismo para las dotaciones de la Iglesia católica
...leer más...

El proceso político libio se ve salpicado por un escándalo de corrupción
...leer más...

El presidente de la República del Sáhara Occidental solicita que “la ONU asuma la responsabilidad de la violación del alto el fuego por parte de Marruecos”
...leer más...

La Fundación Jacob Zuma de Sudáfrica arremete contra Raymond Zondo
...leer más...

Biden conversa con el presidente de Kenia sobre asuntos de seguridad
...leer más...

El opositor chadiano Yaya Dillo Djerou acusa a la policia de asesinar a varios de sus familares
...leer más...

Muere de covid-19 el obispo de la diócesis de Kankan en Guinea
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Moreno Alcojor , Aurora

Aurora Moreno Alcojor es licenciada en Periodismo y posgrado en Relaciones Internacionales y Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado como redactora en El Mundo y otros medios de comunicación y ha sido locutora en prácticas en Radio Nacional de España. Fue responsable de prensa en la Oficina Económica y Comercial de España en Johannesburgo (Sudáfrica) y, posteriormente, trabajó como coordinadora editorial en Blex Ideas. Actualmente colabora con el portal GuinGuinBali y otros medios digitales. Es editora de Porfinenafrica.com, ganador del Premio Bitácoras 2011 al mejor blog social en castellano.

Ver más artículos del autor


La nueva ruta migratoria de los sirios pasa por el Magreb, por Aurora Moreno Alcojor

12 de noviembre de 2015.

La desesesperación puede a veces más que la razón. Y desesperación es precisamente lo que sienten los miles de sirios que llevan meses huyendo de su país y que ven cómo cada día se les cierran las puertas para instalarse en la Unión Europea. Mientras unos países cierran fronteras, otros anuncian nuevas vallas y los más intentan negociar a la baja el número de refugiados que ‘les toca’ acocoger.

Ante esta vergonzante situación, como dice la presidenta de CEAR en País Vasco, algunos sirios han tomado una arriesgada y desesperada resolución: cambiar su ruta para intentar acceder a Europa a través del Magreb. Una auténtica locura que les lleva desde Beirut a Nouakchott, la capital de Mauritania (donde los sirios pueden entrar sin necesidad de visado) y de ahí a Bamako y Gao, en Mali, de donde parten caravanas de traficantes con destino a Marruecos, Túnez o Libia (pasando por Níger), tal y como se puede ver en este mapa realizado por Irin News .

Un viaje que probablemente les llevará semanas, en el mejor de los casos, y en el que las posibilidades de llegar con vida son inciertas. Por no hablar de que este viaje no asegura, ni mucho menos, la entrada definitiva a Europa, como ya sabemos por los cientos de subsaharianos que se hacinan en Marruecos sin posibilidad de dar el ansiado salto a España.

La única ventaja para los sirios es que generalmente tienen una mejor situación económica que la de los migrantes subsaharianos, por lo que pueden encontrar mejores condiciones de viaje. “A lo largo del camino, los migrantes sirios están transformando la vida de estos pueblos remotos”, explica la autora del artículo,Katarina Höije. “En un país donde la mayoría de la población vive con menos de dos dólares al día, los sirios, que pueden permitirse pagar un servicio de más calidad, son bienvenidos”. De hecho, según explica Höije, este tráfico se está convirtiendo en un floreciente negocio en la zona.

Los riesgos, en cualquier caso, son inmensos, pero la alternativa es la nada; quedarse varados en algún lugar del camino, viendo cómo las fronteras se cierran a su paso. Y en esta complicada situación, lo único seguro es que las personas que huyen de la guerra o de la miseia no van a quedarse parados. Van a seguir viniendo, sea por mar, tierra o aire. Así que va siendo hora de que la Unión Europa, -los dirigentes y los ciudadanos- nos pongamos en serio a buscar una solución, que necesariametne tiene que tener dos patas: organizar la acogida, siendo conscientes de que las cifras aumentan cada día (en lo que va de año ya han llegado más de 800.000 personas); y cambiar las reglas del juego para que, de verdad, permitamos el desarrollo de otros países. Sólo así estas rutas, que tantas veces se convierten en tumbas, dejarán de tener sentido para ellos.

Original en : Por Fin en África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios