En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Togo pospone nuevamente el Campeonato Africano de Cross Campestre
...leer más...

El primer ministro sudanés reafirma la importancia de la cooperación entre civiles y fuerzas de seguridad
...leer más...

Spotify se expande a más mercados africanos, incluidos Kenia y Nigeria
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-16 / 2021-02-28), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El tribunal anula la petición del héroe de "Hotel Ruanda" para trasladar el juicio a Bélgica
...leer más...

Amnistía Internacional condena a las tropas de Eritrea por la masacre de Axum
...leer más...

Egipto y Qatar celebran su primer encuentro desde el fin de la guerra del Golfo
...leer más...

El gobierno de Uganda responde a los EE.UU. tras las amenazas de sanciones
...leer más...

Vanessa Nakate, Amoaka Boafo, Davido y Yvonne Aki-Sawyerr entre las personas africanas de Time 100 Next
...leer más...

Siguen los raptos de niños en Nigeria, la solución es cerrar los colegios
...leer más...

La iglesia católica de Burkina Faso lanza una campaña de movilización de recursos para los más desfavorecidos
...leer más...

El gobernador de Cabo Delgado anima a las fuerzas de seguridad de Mozambique a luchar contra el terrorismo
...leer más...

Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Caminos de esperanza en los sudanes, por Iván Navarro
...leer más...
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

La nueva apropiación de África
24/10/2008 -

África está a punto de ser re colonizada. Este proceso, sin embargo, será diferente del que siguió a la Conferencia de Berlín en el siglo XVIII, cuando el continente fue repartido entre los poderes europeos.

No habrá armas ni biblias para pacificar y dominar a los nativos.

Esta vez, todo será decidido en salones de juntas utilizando el dólar y el vino.

También será diferente porque no habrá resistencia, ni revueltas ya que los africanos serán participantes activos de este proceso de recolonización de su continente.

Y cuando digo aquí africanos me refiero específicamente a la clase compradora, la élite gobernante africana.

Bajo esto subyace el tema de la corrupción y la codicia por parte de los líderes africanos y sus caciques.

Esta nueva toma por África, a diferencia de la anterior, no está interesada en redefinir las fronteras nacionales, sino en los recursos naturales del continente, petróleo, diamantes, madera, oro, uranio, marfil, gas natural, ustedes pueden seguir.

Así, además de los antiguos colonizadores que han mantenido su presencia en el continente mediante una gran cantidad de corporaciones multi y transnacionales, después de que consiguiéramos nuestra casi condición de estado, dos nuevos chicos han llegado a la ciudad, para unirse a la rebatiña: China e India.

Dos de las mayores economías de Asia, cada una de ellas con más de mil millones de habitantes, y que se están industrializando y desarrollando muy rápido.

Y necesitan desesperadamente recursos naturales para mantener girando las ruedas de la industria.

La mayor parte de esos recursos, están aquí, en África.

Esto no quiere decir que otros continentes no los tengan, sólo es que la gente de otros países han encontrado mejores maneras de convertir los recursos naturales en productos consumibles y han comprendido la importancia del nacionalismo de los recursos.

Nosotros no hemos hecho eso, a pesar de todo lo que hemos hablado sobre el valor añadido.

Por ejemplo, ¿qué valor estamos añadiendo puliendo diamantes? Excepto por que estamos empleando a unos cuantos nacionales, mientras que la añadidura real del valor se está haciendo en otras capitales del mundo, como Tel Aviv, Amberes o Nueva Delhi.

La ironía es que mientras que la importancia de África en el mercado global es mínima, en términos de producción, y su verdadera posición en el mundo es precaria y refutada, es al mismo tiempo proveedora de los recursos necesarios para hacer girar la economía global.

La otra ironía es que a pesar de los abundantes recursos del continente, África es el continente más mendigo del mundo.

Cada generación de africanos es socializada mentalmente para la mendicidad.

Sólo hay que escuchar a los líderes africanos en muchas de sus conferencias, cómo se quejan de no estar recibiendo suficiente dinero de loa llamados países ricos o industrializados.

Cada año, los africanos son invitados a, la cumbre China – África, la cumbre Japón – África, la cumbre Francia – África, la cumbre Portugal – África y así muchas más.

Christopher Clapham ha señalado la extrovertida naturaleza de los políticos africanos argumentando que los desarrollos del continente están fuertemente influenciados y algunas veces determinados por fuerzas externas y forasteros.

Tengo que añadir que este escenario compromete la independencia de África y también el respeto por los africanos. Pero sirve a los intereses de los líderes.

Sólo imagínense la clase de acuerdos corruptos que se producen con los forasteros por contratos y concesiones, especialmente en un continente donde la mayor parte de las decisiones se toman fuera del ámbito de la participación del ojo público.

Los líderes africanos se han convertido en aliados de las agencias externas.

Recuerdo, por ejemplo, cómo Lev Leviev Diamonds (LLD) fue preparado aquí en Windhoek, por nuestro gobierno como un salvador que devolvería los beneficios de los diamantes a los namibios.
El resto son conjeturas.

Pero lo más extraño es la animación activa de la inmigración china a Namibia.

Los chinos han reemplazado ahora a los constructores y albañiles namibios, incluso para construir las estructuras más básicas.
Ellos tienen preferencia sobre los nacionales en cuanto se refiere a las propuestas y contratos del gobierno.

Esto es comprensible porque siempre es más fácil hacer acuerdos corruptos con los extranjeros que con los nacionales.

Se dice que los chinos no ponen ninguna condición para su relación económica con los africanos.

Tomemos el caso de Sudán, donde China está apoyando al gobierno sudanés en su lucha contra la revuelta de los darfurianos, mientras que le deje acceder a su petróleo.

Por tanto, la transferencia lícita e ilícita de los recursos a través de las fronteras africanas será crucial para el mantenimiento de los regímenes africanos, ya que estos proporcionan los medios para su salvaguardia y otros medios para controlar a la población, para tener más control sobre poder del estado.

Por tanto, hay una total convergencia de intereses para este proceso de recolonización.

Los extranjeros necesitan desesperadamente los recursos del continente y los líderes africanos necesitan desesperadamente el dinero a toda costa y por tanto están preparados para llegar a un acuerdo a prácticamente cualquier precio.

Alexactus T. Kaure

Artículo publicado en periódico The Namibian, el 12 de septiembre de 2008.

Traducido por Rosa Moro, del Departamento África de la Fundación Sur.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios