En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2019 : Burundi
...leer más...
Una interpretación de la esclavitud africana en Honduras: siglos XVI-XVIII, por Melida Velásquez
...leer más...
Turismo y pobreza en África: ¿Conflicto o Cooperación?, un informe de Ramón Arozarena
...leer más...
La Encíclica “FRATELLI TUTTI” leída por un Misionero de África
...leer más...
Misión y promoción social
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Un terremoto de 5,2 grados sacude el noreste de Argelia
...leer más...

Un muerto y varios secuestrados en ataque a una comunidad de Nigeria
...leer más...

Simposio en Somalia sobre la participación política de las mujeres
...leer más...

19 de noviembre Día Mundial del Retrete
...leer más...

El POLISARIO asegura que el ejército saharaui ha logrado grandes victorias
...leer más...

ONU Mujeres realiza un taller sobre integración de la perspectiva de género en Liberia
...leer más...

España refuerza ofensiva diplomática para frenar presión migratoria
...leer más...

Las inundaciones en Ruanda crean fuertes perdidas para los campesinos
...leer más...

Bobi Wine y el valor de salvaguardar la democracia
...leer más...

Aumenta el número de muertos en las protestas de Uganda
...leer más...

Mauritania y la Unión Europea prorrogan su acuerdo de pesca
...leer más...

Burkina Faso sigue adelante con las elecciones a pesar de los ataques extremistas
...leer más...

Somalia reabre la embajada de Nairobi cerrada durante la guerra
...leer más...

Seychelles será sede de la Global Entrepreneurship Week 2020
...leer más...

Black in Tech Berlin
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


La lacra del turismo sexual en Uganda. Por José Carlos Rodríguez Soto

30 de abril de 2009.

He leído hace poco en la prensa de Uganda que el país se ha convertido durante los últimos años en uno de los paraísos para occidentales que buscan turismo sexual. Después de sufrir oleadas interminables de pobreza extrema, guerras, enfermedades (entre ellas el SIDA, cuyo rápido descenso parece haber hecho bajar la guardia a muchos) y dictadores, sólo nos faltaba ahora esto. Hay incluso un blog especializado en el que visitantes y expatriados de todos los calibres relatan sus experiencias en este campo y se intercambian información sobre hoteles, burdeles, bares y hasta esquinas de calles donde pulula este negocio, además de informar sobre tarifas y a veces incluso hasta de nombres de "lumis" que encabezarían los ranking de mejores servicios. Huelga decir que en este triste negocio hay también menores explotadas, y que el propio gobierno ugandés -aunque oficialmente ha puesto el grito en el cielo- no hace nada por combatir esta lacra.

El caso de Uganda no es, ni mucho menos, el único en África. Basta con tener una combinación de pobreza, chicas agraciadas y expatriados con dinero para tener garantizado el negocio, sobre todo si el país tiene un mínimo de seguridad y de autoridades dispuestas a hacer la vista gorda, circunstancias todas estas que se dan a la vez en un buen número de países africanos. Uno de los espectáculos más penosos que uno puede ver por bares de esas latitudes es contemplar a un blanco (muzungu, en lengua local) de, por ejemplo, sesenta y tantos años que seguramente en su propio país no se comería un colín, arrimarse a una chica que podría ser su nieta en actitud más o menos babeante. Por poco dinero y con escasos prolegómenos el señor de pelo cano y figura tripona puede llevarse al huerto a una muchacha de sobrados encantos y repetir al día siguiente con la misma o con otra. Existe también otra versión de lo mismo, consistente en señora blanca ya entrada en años que busca jovencito africano para animarse con nuevas experiencias.

Esta estampa no se da solo, ni mucho menos, entre turistas occidentales en busca de aventuras con joven carne africana. Imagínense ustedes a un hombre de negocios o incluso un cooperante que acaba de llegar a un país africano con un contrato de varios meses o un par de años y tiene que vivir solo. El señor, en cuestión, gana bastante dinero y tiene a su mujer y sus hijos a muchos miles de kilómetros de distancia, en su país de origen. Pronto se da cuenta de que los fines de semana, viviendo un una capital con pocas posibilidades de ocio, son bastante aburridos. Y además, como vive en un lugar donde no le conoce nadie, no tiene la presión social que tendría encima en su país natal donde vive rodeado de familiares y amigos. Un buen día, seguramente tras haber oído a alguno de sus conocidos tirarse algún farol, le pica la curiosidad -y nos imaginamos que algo más- y se decide a probar "sólo una vez". Por lo que conozco de haber vivido en Uganda muchos años, lo que empieza siendo una aventurilla calificada más o menos jocosamente como una "canita al aire" puede terminar no raramente desembocando en situaciones muy dolorosas, como una ruptura familiar seria, un escándalo que daña la reputación de un equipo o incluso una enfermedad grave.

Naturalmente, es justo afirmar que por cada caso de expatriado que se comporta de esta manera hay muchos otros que hacen un esfuerzo serio por no desbarrar y vivir según unos principios éticos mínimos.

Sin embargo, el putiferio para blancos prolifera en países africanos, y en lugares -como es el caso de Uganda- que se popularizan como destino turístico, tarde o temprano la oferta acude en busca de la demanda y hay quien entre visitas a reservas naturales, lagos y montañas encuentra tiempo para dedicarse a actividades que en su propio país no haría ni por asomo, sobre todo cuando entra en juego el sexo con menores.

Lo que más me sorprende del caso es que, de vez en cuando, algún ministro hace declaraciones en las que aparece indignadísimo (en Uganda hay incluso un ministerio de "Ética e Integridad") y promete acciones que al final no se producen nunca. No será por desconocimiento. En Kampala, por ejemplo, todo el mundo conoce los bares, pubs y hoteles frecuentados por expatriados a donde acuden chicas en busca de unos chelines a cambio de ofrecer sus servicios. Pero nunca tendrá lugar ninguna inspección, ni mucho menos una sanción contra los que están detrás de este negocio, que no raramente suelen ser personas con muy buenas conexiones (familiares incluso) con altos cargos del gobierno. Como todos ellos se lucran, no resulta muy probable que nadie esté dispuesto a intentar atajar esta lacra que, mucho me temo, no hará sino aumentar



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



- - - - - - - - -
ndiaye comentó de La lacra del turismo sexual en Uganda. Por José Carlos Rodríguez Soto ...

https://es-es.facebook.com/yakaarafrica

fotos de grupo




- - - - - - - - -
mariame n. p. comentó de La lacra del turismo sexual en Uganda. Por José Carlos Rodríguez Soto ...

una variante de turismo sexual es la que practican algunas organizaciones no gobernamentales de pequeño tamaño (o pseudo-ong’s), como alguna que se especializa en llevar grupos de mujeres al sur de Senegal con protección y cobertura de la "cooperación", haciendo a veces algunas actvidades de cooperación más el evidente turismo sexual buscando la abundante prostitución de hombres jóvenes, por eso que en sus viajes son solo o casi mujeres, sobre todo mujeres de edad mediana y status divorciada o soltera, mujeres sin pareja.




- - - - - - - - -
comentó de La lacra del turismo sexual en Uganda. Por José Carlos Rodríguez Soto ...

Saludos

soy estudiante de turismo y estoy haciendo mi TFM sobre el turismo sexual, me gustaría que me proporcionara mas info de ese blog que menciona donde se comparten las experiencias, y si esta interesado hasta podría hacerle una entrevista vía skype, espero su respuesta.

no publicar este mensaje




Agregar un comentario