En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Guinea comenzará la vacunación contra el Ébola en los próximos días
...leer más...

El expresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, condenado a dos años de prisión
...leer más...

Liberado por indulto presidencial el periodista argelino Khaled Drareni
...leer más...

El destino del Océano Índico y África Oriental en manos del presidente de Comoras
...leer más...

La muerte priva a Tanzania de 10 personalidades destacadas en febrero
...leer más...

El presidente de Malaui aclara la situación de las vacunas contra la covid-19
...leer más...

Bobi Wine retira el recurso legal contra los resultados electorales
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-1 / 2021-02-15), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Embajador italiano asesinado en una emboscada en el Congo
...leer más...

La UA manda a un enviado especial para resolver la disputa fronteriza entre Sudán y Etiopía
...leer más...

La OMS pide a Tanzania que actúe frente al COVID-19
...leer más...

PEPFAR entrega libros de texto a comadronas y enfermeras
...leer más...

La islamofobia es un problema que crece en Europa
...leer más...

Derrocar al régimen de Argelia, el principal objetivo de los terroristas del país
...leer más...

Chimamanda Ngozi Adichie anuncia el lanzamiento de su nuevo libro “Notes on Grief”
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Un país muerto, por Ika Oliva Corado
...leer más...
Noches tristes en el corazón de África, por José Carlos Rodrígez Soto
...leer más...
El turismo, tabla de salvación para las economías africanas, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

La deuda de Occidente con la humanidad: el medioambiente.
15/12/2008 -

El tema de moda en Occidente es sin duda el cambio climático, pero pocos son conscientes de que, mientras Occidente es quien más energía consume, más poluciona el ambiente del planeta y más está destruyendo la naturaleza, en proporciones catastróficas, son los países que menos consumen y menos polucionan quienes están sufriendo ya las consecuencias de dicho cambio.

A pesar de los numerosos encuentros internacionales al respecto y de las, a veces, excelentes conferencias impartidas, hay poca voluntad política para desacelerar el proceso que inexorablemente conduce al cambio climático. Las medidas necesarias para ello son impopulares ya que afectan a nuestro estilo de vida y al consumismo desorbitado que sirve de alimento al desarrollo de las economías mundiales.

Europa se ha desarrollado a costa de destruir la naturaleza, y continúa haciéndolo en los países en vías de desarrollo con la excusa de que eso es necesario para el desarrollo del país. Lo que no dicen, y sin embargo es su verdadera finalidad, es que se persigue el bienestar consumista de occidente.

Ejemplo, la tala de árboles. Se dice que, en tiempos remotos, un mono podía, atravesando Europa, llegar hasta Gibraltar sin poner los pies en el suelo. Ahora no hay que ir muy lejos para ver por doquier amplios espacios sin un árbol a la vista. Los hemos liquidado todos. Ahora la madera centenaria vamos a buscarla en los pulmones de la tierra, en los países en vías de desarrollo.

¡Qué curiosos somos los humanos! Sabemos que hemos destrozado los pulmones de Occidente, sabemos cuán necesarios estos son para la regulación del clima… y, en vez de apoyar a los países que aún conservan esos valiosos pulmones en beneficio de todos, ofreciéndoles un desarrollo sostenible mediante el acceso a energías renovables, volvemos hacer lo que hicimos en nuestros países con nuestros árboles. Cortarlos uno a uno en nombre de un falso y miope “desarrollo”.

Y mientras tanto, seguimos polucionando el ambiente, emitiendo gases nocivos, acelerando insensatamente el cambio climático. No parece que eso nos asuste de verdad. Occidente cree tener la capacidad técnica de sobrevivir a sus consecuencias. Pero, y ¿el resto de la humanidad?

África ya está sintiendo los efectos. Estos van desde la galopante desertificación del Sahel, hasta el aumento de 4 grados en la temperatura, como se ha verificado en las inmediaciones del lago Victoria. Las consecuencias son inmediatas: mayor incidencia de la malaria, peor salud, menor capacidad de trabajo, mayor pobreza, menor resistencia a las enfermedades y vuelta al inicio, a modo de círculo vicioso, del que pocas esperanzas nos quedan de salir.

Ya es hora de entender, de una vez por todas, que somos responsables de tragedias evitables y que nuestro progreso no puede realizarse a costa de la vida de los demás. Todos nuestros esfuerzos consagrados al cuidado de la naturaleza, para contaminar menos y reciclar más, para consumir responsablemente emitiendo menos gases nocivos e invirtiendo más en energías renovables – tanto aquí como en África – es la deuda que tenemos que pagar a la humanidad por nuestro nefasto desarrollo destructivo.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios