En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...

La UE apoyará las estrategias de vacunación contra la covid-19 en África
...leer más...

Marruecos como ejemplo de desarrollo de las energías renovables
...leer más...

África oriental y meridional buscan fortalecer los lazos comerciales
...leer más...

Thuli Madonsela recibe el título de caballero francés por su lucha contra la corrupción
...leer más...

Varias iglesias atacadas en el norte de Nigeria
...leer más...

Los trabajadores de la sanidad sudafricana en huelga
...leer más...

En debate la adhesion de Marruecos, Túnez y Mauritania a la CEDEAO
...leer más...

La policía del Capitolio recuerda los horrores del 6 de enero
...leer más...

Somalia necesita urgentemente celebrar elecciones
...leer más...

La Constitución como piedra angular para hacer frente a los nuevos desafíos en Egipto
...leer más...

El gobierno de Uganda desmiente haberse vacunado antes que el resto
...leer más...

El candidato del partido gobernante vence en las presidenciales de Níger
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Un país muerto, por Ika Oliva Corado
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

James Wakibia: "La corrupción descontrolada aumenta la pobreza en Kenia"
13/01/2017 -

La corrupción sigue siendo una de las mayores amenazas para el desarrollo en Kenia. Cada año, Transparencia Internacional, la Coalición Global Anticorrupción, señala a Kenia como una de las naciones más corruptas del mundo. No es algo para estar orgulloso, no. Es algo totalmente condenable.

De acuerdo con Transparencia Internacional, el índice de corrupción negativa se puede atribuir a la incompetencia y a la ineficacia de los organismos anticorrupción, que no han podido castigar a los presuntos delincuentes. El Poder Judicial, el Director del Ministerio Público y la Comisión Ética y Anti-Corrupción de Kenia (EACC) fueron señaladas como instituciones que han contribuido a la corrupción a altos niveles, por lo que han fracasado en la guerra contra el vicio.

Los Gobiernos de los condados están en una buena posición para salvar la brecha entre los que tienen y los que no. A través de la adecuada distribución de los recursos y la buena gobernanza, es posible luchar contra las tasas cada vez más altas de pobreza y reducir estas cifras. Pero con la consolidación de la corrupción es difícil lograr victorias. De hecho, cada vez más gente pobre está languideciendo de dolor y revolcándose en una pobreza inconmensurable. Los corruptos están agotando las arcas públicas para su beneficio propio con la máxima impunidad. Detener este saqueo descarado es la máxima prioridad.

Es triste que los jóvenes en Kenia vean la corrupción como la mejor forma de enriquecerse.

Los informes sobre desmesurados gastos de dinero en la compra de bienes y servicios abundan. En Kenia todo el mundo recuerda el dinero gastado por el gobernador del Condado de Bungoma en comprar 10 caretillas a 109.000 chelines cada una (casi 1.000€ cada carretilla), o los 2 millones gastados en abrir la cuenta de Facebook del Condado de Kirinyaga (alrededor de 20.000€). Asignaciones y gastos enormes que levantan muchas sospechas. Presuntamente, algunos políticos han contratado pandillas para intimidar a sus críticos. Sin lugar a dudas, las cosas van mal.

Los Miembros de las Asambleas del Condado (MCAs) tienen un poder sin rival, son semidioses, cómplices, en lugar de ser los guardianes que debería verse paseando por los pasillos de las oficinas de los gobernadores, buscando sobornos, para mover ciertas mociones en las asambleas.

Para reducir eficazmente la pobreza en Kenia, la corrupción desbocada debe ser eliminada. El vicio tiene implicaciones negativas en la visión que del país se tiene para el 2030, pudiendo ser sólo una quimera. La corrupción debe ser combatida.

Es bueno que el Presidente del país saliese a condenar y mostrar al público su posición a la corrupción. Usar palabras duras está bien, pero sólo palabras sin ninguna acción no combatirán la corrupción. Es hora de dar un giro. Esos discursos bien escritos que mueven a las masas deben ayudar a encarcelar a los delincuentes. La corrupción es ahora un problema de seguridad nacional y debe ser eliminada. Las leyes promulgadas deben ser implementadas.

James Wakibia (@jwakibia)

James Wakibia es Activista de Derechos Humanos afincado en Nakuru (Kenia)

Kenya Monitor

[Traducción, Gerardo Díez]

[Fundación Sur]

Artículos relacionados:

- El presidente de Tanzania ordena destituciones por corrupción

- El Gobierno de Kenia lucha contra la corrupción


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios