En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El movimiento misionero en el siglo XIX y el mundo negro-africano, por Fidel González Fernández
...leer más...
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Turquía y Rusia cerca de acuerdo sobre una solución política en Libia
...leer más...

Varios países árabes envían ayuda humanitaria a Sudán
...leer más...

Encuentro entre dos obispos de Sudán del Sur y el presidente Kiir
...leer más...

Sudán incauta explosivos en cantidad suficiente para hacer estallar Jartum
...leer más...

Uganda busca a más de 200 prisioneros fugados, desnudos y armados
...leer más...

Antiguo Primer ministro de Somalia se presentará a la presidencia
...leer más...

La OMS reconoce a Togo como el primer país africano en erradicar la “enfermedad del sueño”
...leer más...

Erradicar la violencia política: un compromiso de cara a las elecciones en Ghana
...leer más...

La UE aporta dos millones de euros a Etiopía para apoyar a las comunidades afectadas por la langosta del desierto
...leer más...

Egipto declara obtener resultados prometedores con una vacuna contra la covid-19
...leer más...

Encarcelado un gobernador de Kenia por malversación de fondos
...leer más...

Angola reabrirá los colegios en octubre
...leer más...

Túnez nombra a su primer embajador en Libia desde 2014
...leer más...

Cooperación y desarrollo bilateral entre Angola e India
...leer más...

Namibia busca soluciones a la escasez de agua potable
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Haile Selassie: entre veneración y odio, por Omer Freixa
...leer más...
El primer hombre en Marte, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Mujeres somalíes contra la tradición, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Las independencias africanas: lo realizado, lo conseguido y lo pendiente, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
RD Congo: 60 años de frustración, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Entrevistas >

Entrevista con Donato Lwiyando: “Si se intenta proponer que el Congo se divida, habrá otros cuatro millones de muertos más”
23/09/2008 -

Continuamos con la serie de especiales, emitidos en “ Africanía ”, dedicados a la situación en la República Democrática del Congo. Debido a la relevancia de estas entrevistas y a la información que aportan, creemos de interés su aparición en esta sección. Proseguimos esta serie con la entrevista realizada a Donato Lwiyando, misionero javeriano con un par de décadas de trabajo en Congo (R.D.) y Camerún, con jóvenes y con niños de la calle y además miembro del Comité de Solidaridad con África Negra, más conocido como Umoya.

Rafael Sánchez- Donato, sitúanos en tu región de origen.

Donato Lwiyando- Soy de la provincia de Kivu Sur, exactamente en la ciudad de Bukavu, en la República Democrática del Congo.

R- ¿Cómo se vivió en tu región el proceso electoral y el enfrentamiento posterior ente Kabila y Bemba.

D- En principio fueron unas elecciones que trajeron alegría, sobretodo en el este del país, donde se había asesinado a muchísimas personas y, por esto, Kabila ganó prácticamente en todas las provincias de esta parte del país

R- El Congo se había dividido. Bemba no perdió por mucho y quizá Kabila ganó por su astucia a la hora de conseguir amistades. Pero tu zona es claramente pro Kabila.

D- Sí, porque esa zona había sufrido la presencia de los rebeldes apoyados por Ruanda y el MLC que tenía apoyo de Uganda. El pueblo del Este del Congo veía a unos traidores que habían vendido el país y que prácticamente estaban permitiendo entrar a los enemigos que mataban todos los días y que, según la ONU, habían violado a más de 25.000 mujeres y que mataron a más de 4 millones de personas.

Y en el Este se vivía en carne propia, cada uno sabía que habían matado a un hermano o hermana y se observaba a Kabila como alguien que iba a ayudar a salir a la gente de esa situación. Se miraba a Kabila, sobretodo a su padre, porque a pesar de que su padre arrancó con una guerra, después, en el único año que se quedó en el poder, dio al pueblo una esperanza tremenda porque empezó a pagar el sueldo que hacía cinco años que Mobutu no pagaba a los obreros, empezó a arreglar las carreteras que hacía mucho tiempo que no se hacía, arrancaron algunas empresas que ya habían cerrado. La gente empezó a decir que era eso lo que estaba esperando. Cuando arranca esa segunda guerra, la gente comenzó a decir, si llega Kabila estamos salvados

Pero desgraciadamente después de ganar Kabila las elecciones, en el Este se está viviendo como un desencanto, la gente dice que esperaba que con las elecciones las cosas cambiarían, pero sigue Nkunda haciendo la guerra, siguen los Interhamwe en la selva, sigue la presencia de Ruanda, y todos siguen allí haciendo la guerra, matando y violando a la gente.

R- Teóricamente Ruanda dice que no hay tropas del ejército ruandés en la RDC. Tú que tienes contactos en la zona , ¿Qué información directa tienes sobre el tema?

D- Eso es una mentira muy clara porque Ruanda está apoyando a dos movimientos, a un grupo que se llama Rasta, grupo supuestamente de congoleños pero en realidad son ruandeses que vienen de cárceles de Ruanda, que les sueltan para que vayan a hacer guerras o gente del ejercito que se disfraza y entra en ese grupo. Los rastas se oponen a otro grupo apoyado por Ruanda, el grupo de Nkunda. Nkunda dice que está protegiendo a su comunidad Tutsi contra los ataques de los Rastas y de los Interhamwes. Pero en realidad apoya al mismo tiempo a todos y controla la seguridad en el Este del Congo.

R- Por otra parte tu zona es de las más ricas de toda Árica , creo que es la única región del mundo de donde se está extrayendo coltán. El coltán es un elemento necesario para la tecnología de comunicaciones, tecnología de misiles, aereoespaciales etc, es vital para el desarrollo de occidente. Este coltán extraído en la RDC sale por Kigali, la capital de Ruanda. Es decir, no sólo hay una implantación militar, sino también una implantación administrativa.

D- Exacto, y eso empezó prácticamente en 1998. Cuando llegaron al poder enseguida empezaron con la explotación del coltán llevándose todo lo que había. Mientras los militares están asegurando la zona, los de las cárceles están buscando coltán. Lo mismo está haciendo ahora mismo Nkunda, está extrayendo coltán en el Kivu Norte y se lo llevan a Ruanda.

R- Ese mercadeo se hace a la luz del día ¿lo veis vosotros?

D- Si, y la ONU ha denunciado hace poco que los aviones civiles traen y llevan algunas veces coltán, hay camiones que salen casi todos los días del Congo para llevar coltán allí, eso se ve a la luz del día.

R- Y, ¿es negado por el gobierno ruandés?

D- No lo aceptan pero la sociedad civil de Kivu sur lo denuncia y no se hace nada

R- Quien ha pasado por Kigali, la capital de Ruanda, dice que está teniendo un renacimiento absoluto, que se están creando villas de lujo, muchas nuevas construcciones, chalets etc. Parece que esta riqueza no tiene su origen en el propio país.

D- Eso está muy claro. Nadie duda que la riqueza está saliendo del Este del Congo.

Pero cuando Kabila quiere acabar con esta rebeldía de Nkunda parece que la Comunidad Internacional no quiere, ahora parece que hay como un ballet diplomático, muchos están viajando allí para intentar negociar entre el presidente Kabila y Nkunda y se sabe muy bien que tiene apoyo de Ruanda, lo que no se sabe es si se quiere acabar con esto o no, y mientras tanto se sigue saqueando.

R- Parecería que la forma en que Occidente obtiene el coltán es óptima, porque no tiene que negociar con ningún parlamento, ni con ningún país, sólo con una élite que se lo está ofreciendo en una negociación privada.

D- Es una lástima que esto se haga en el siglo XXI. Se podría extraer y negociar, ayudar a mucha gente a vivir, en vez de ayudar a hacer guerras y después traer ayudas. Y se viviría mejor porque antes había una relacion tan cercana que un ruandés podía ir al Congo sin sentirse amenazado.

R- ¿Cómo ha variado vuestra vida, cómo era la vida previa al conflicto?

D- En Ituri se ha sembrado una oposición entre las dos tribus que hay, los ruandeses apoyan a los Lendu y los ugandeses apoyan a los Hema. Estas sociedades se han enfrentado y han muerto mas de 60.000 personas; se ha originado el odio entre personas que antes vivían tranquilamente juntas.

Y en Goma, en Bukavu, casi lo mismo. Antes vivíamos con los ruandeses sin problema. Yo estudié en Bukavu con muchos ruandeses; hutu y tutsi vivíamos en la misma escuela sin problemas, pero ahora está muy difícil porque esos ruandeses violaban a las mujeres delante de sus hijos, humillaban literalmente a los congoleños.

Se necesitaba un proceso de conciliación, de perdón, pero las heridas son tan profundas, que con esos discursos y esas ayudas que dicen, no se soluciona el problema.

R- Hemos hecho un esbozo de lo que ha sido la historia, un análisis de lo que es la actualidad, una actualidad dura, muy seria, y ¿qué futuro vemos? ¿Cómo es esta salida?

D- Hay que decir en un primer momento que ya hay algo que se está intentando dentro de la Iglesia Católica en particular, una reconciliación de diálogos entre pueblos en la Diócesis de Bukavu, entre el pueblo de Bukavu, en el Congo, y el de Cyangugu, en Ruanda. Estos pueblos se están juntando de vez en cuando para dialogar y hacer algunas celebraciones juntos. Se están intentando también diálogos a nivel internacional (Uganda, Ruanda, Burundi y Congo) y las conferencias de los Grandes Lagos, el encuentro de los dirigentes políticos reunidos en Kenia. De momento no parece tener solidez, pero por lo menos hay esos intentos, que pienso personalmente que podría ser una salida, el primer paso para que se pare con los enfrentamientos.

R- Es muy difícil trabajar en cualquier acercamiento mientras el conflicto siga vigente.

D- Yo pediría a la Comunidad Internacional que deje de apoyar a rebeldes, sea en contra de Uganda, del Congo o de Burundi y después se podría lograr que ese pueblo vaya caminando paso a paso. Sabemos muy bien que las heridas no se van a curar en dos días, pero que se pare la guerra, se empiece algo de desarrollo y el contacto se irá reconciliando .

R- Una última pregunta, ¿existe la administración del Congo en vuestra zona?

D- Si, ha habido también elecciones provinciales y tenemos gobernadores en el Kivu sur, norte etc. Y el año próximo, como se está planteando, habrá elecciones locales. Ahora el desarrollo no se nota todavía, pero la administración sí.

R- El pueblo congoleño ha tenido un renacimiento nacionalista, parece que se ha encontrado la unidad nacional, que ha faltado en otros momentos ¿Cómo contemplas la posibilidad de una secesión del congo que posibilite la creación de un colchón de seguridad, de grandes riquezas naturales, para Ruanda?

D- De hecho decir eso es como un insulto para las víctimas, y si se intenta proponer que el Congo se divida habrá otros cuatro millones de muertos más. En el Congo hemos tomado conciencia de que este país nos pertenece .

Eso ocurrió con Patricio Lumumba en los años sesenta y Mobutu lo cimentó poco a poco con su política de autenticidad. Ahora la guerra ha sacado prácticamente a flote lo que estaba escondido. Decir que se va a dividir el Congo ni soluciona el problema ni ayuda a Ruanda a vivir en paz .


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios