En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...

La UE apoyará las estrategias de vacunación contra la covid-19 en África
...leer más...

Marruecos como ejemplo de desarrollo de las energías renovables
...leer más...

África oriental y meridional buscan fortalecer los lazos comerciales
...leer más...

Thuli Madonsela recibe el título de caballero francés por su lucha contra la corrupción
...leer más...

Varias iglesias atacadas en el norte de Nigeria
...leer más...

Los trabajadores de la sanidad sudafricana en huelga
...leer más...

En debate la adhesion de Marruecos, Túnez y Mauritania a la CEDEAO
...leer más...

La policía del Capitolio recuerda los horrores del 6 de enero
...leer más...

Somalia necesita urgentemente celebrar elecciones
...leer más...

La Constitución como piedra angular para hacer frente a los nuevos desafíos en Egipto
...leer más...

El gobierno de Uganda desmiente haberse vacunado antes que el resto
...leer más...

El candidato del partido gobernante vence en las presidenciales de Níger
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


El valor de lo simbólico. La señora que tuvo una hija y plantó un cactus. Por José Carlos Rodríguez Soto

27 de julio de 2009.

Me ocurrió hace ya quince años en un poblado perdido al pie de una montaña en la región acholi del norte de Uganda. Estaba yo visitando una comunidad cristiana cuando, al terminar de bautizar a unos niños, me fijé en el nombre de una de las niñas a las que acababa yo de echar el agua. Se llamaba Pauline Picture, es decir: le habían puesto de apellido Fotografía. Los acholi, como muchos otros pueblos africanos, dan un nombre de acuerdo con las circunstancias en las que el niño ha venido al mundo. Por eso me intrigó un nombre tan poco habitual y pregunté a la madre por su significado.

La señora me contó que antes de tener a esa niña había dado a luz a otros tres bebés y todos ellos habían muerto. "Yo he tenido hijos pero era como ver fotos en un álbum, porque los veía muy poco tiempo y después desaparecían. Esta niña lleva ya varios meses viva y espero que no muera". Por esta razón la había llamado Picture, fotografía, en recuerdo a sus otros tres niños que tan poco le duraron.

Los acholi llaman a este tipo de niños Lotino ayula, que quiere decir los hijos de la pena. Les suelen imponer algún nombre especial en recuerdo de la pérdida de los niños anteriores. Huelga decir que en un lugar del mundo donde hay una mortalidad infantil tan elevada, abundan estos nombres que evocan el drama de unos padres que tienen hijos y no están seguros de cuántos meses les van a durar. Cuando entré en la aldea de la madre de Pauline Picture me señaló un tipo de cactus al que los acholi llaman bono. Estaba plantado en medio del patio como recuerdo de los niños que habían muerto a tan temprana edad y como esperanza de que la vida de Pauline no se extinguiera con la misma facilidad. Los habitantes del poblado me explicaron entonces que desde tiempo inmemorial se planta este cactus porque está siempre verde, incluso durante los meses de mayor sequedad, y por eso es un símbolo de la vida que resiste y no muere. Desde aquella ocasión, siempre que entraba en un poblado me fijaba si había una planta de estas características, y si la veía preguntaba si hacía poco que habían tenido un hijo de la pena.

Aprendí a hacer preguntas, a escuchar y a fijarme en mil detalles que hasta entonces se me habían pasado desapercibidos: unas ramas con una tinaja medio enterrada donde se guarda el cordón umbilical de unos mellizos que han nacido hace un año, un altarcillo donde la gente hace ofrendas a los antepasados antes de salir de caza, unas tumbas de habitantes del poblado muertos hace pocos meses cuya colocación puede variar: al lado del fogón de la cabaña si se trata de una mujer y al lado contrario si el difunto era un hombre.

En nuestro mundo occidental, donde hemos perdido el valor de lo simbólico, África tiene mucho que enseñarnos para poder descubrir mil significados ocultos de lo cotidiano. Empecé a aprenderlo el día en que conocí a Pauline Picture y su madre, y ahora que estoy sumido en añoranzas de África mientras vivo otra vez en Madrid lo echo de menos todos los días.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios