En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...

La UE apoyará las estrategias de vacunación contra la covid-19 en África
...leer más...

Marruecos como ejemplo de desarrollo de las energías renovables
...leer más...

África oriental y meridional buscan fortalecer los lazos comerciales
...leer más...

Thuli Madonsela recibe el título de caballero francés por su lucha contra la corrupción
...leer más...

Varias iglesias atacadas en el norte de Nigeria
...leer más...

Los trabajadores de la sanidad sudafricana en huelga
...leer más...

En debate la adhesion de Marruecos, Túnez y Mauritania a la CEDEAO
...leer más...

La policía del Capitolio recuerda los horrores del 6 de enero
...leer más...

Somalia necesita urgentemente celebrar elecciones
...leer más...

La Constitución como piedra angular para hacer frente a los nuevos desafíos en Egipto
...leer más...

El gobierno de Uganda desmiente haberse vacunado antes que el resto
...leer más...

El candidato del partido gobernante vence en las presidenciales de Níger
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Un país muerto, por Ika Oliva Corado
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

El papel en constante evolución de la mujer senegalesa en el ámbito religioso
31/03/2009 -

DAKAR: El papel que desempeña el Islam en Senegal es muy importante y afecta a todos campos del pensamiento colectivos. Muchas feministas plantean que el Islam es un obstáculo para la emancipación de la mujer debido a que algunos textos religiosos se interpretan de forma que califican a la mujer como inferior al hombre. No obstante, el papel que desempeñan las mujeres en el ámbito religioso senegalés es más complejo de lo que imaginamos.

A principios de los ochenta y coincidiendo con el aumento de conservadurismo religioso en Senegal, el papel desempeñado por las mujeres en las sociedades musulmanas se convirtió en un campo potencial de estudio.

Por aquel entonces, la vida de las mujeres senegalesas que se atrevían a hablar del Corán como una fuente de liberación era extremadamente difícil, sobre todo cuando por la radio o en la televisión estatal, los predicadores aprobaban pegar a la mujer “según el Corán”. A menudo algunos pasajes del Corán eran interpretados de forma que la mujer salía desfavorecida, dando lugar a discursos religiosos sobre la obediencia de la mujer, la superioridad del hombre y las responsabilidades de la mujer de cuidar la casa, tener hijos y aceptar la poligamia como un hecho inevitable. Además, las mujeres estaban consideradas legalmente como menores de edad.

Sin embargo, la determinación de las senegalesas a seguir adelante, unido con la presión internacional sobre los derechos de la mujer, ha abierto un horizonte prometedor. Las senegalesas tienen una posición propia en la vida religiosa y participar en debates públicos sobre la igualdad de género en el Islam ha sido el primer paso para que el papel de las mujeres sea más visible en la esfera pública religiosa.

Por ejemplo, la interpretación del versículo 34 de Suran an-Nisa’ del Corán ha suscitado una gran controversia ya que establece que los hombres son los “responsables” de las mujeres. Mientras muchos apuntan a este versículo como la prueba de la subyugación de la mujer en el Islam, apenas prestan atención a la justificación que precede en el mismo versículo, donde se describe que la razón es “porque ellos gastan parte de sus riquezas (a favor de las mujeres)”, en otras palabras, la autoridad del hombre sobre la mujer dependerá de la capacidad que tenga el hombre para cubrir las necesidades de sus mujeres. Sin embargo, como ahora las mujeres pueden cubrir cada vez más sus propias necesidades y las de sus hijos, sin mencionar a sus maridos, esta dependencia ya no marca las relaciones con los hombres.

Además de la interpretación que ellos hacen de los textos religiosos, las senegalesas se han abierto espacio en la vida religiosa. Un ejemplo de ello es Sokhna Magat Diop que, tras la muerte de su padre en los años ochenta, heredó las funciones de líder religioso de la orden sufí de los mourides en Dakar. No solamente heredó tierras, que eran cultivadas por sus seguidores, sino que también les ofrecía orientación religiosa y nombraba imanes.

Otro ejemplo del dinamismo de las musulmanas senegalesas es la antigua periodista Ndiaye Mody Guirandu, que fundó una nueva orden sufí. Como otras comunidades religiosas, la comunidad de Guirandu mostró el papel y el estatus que las mujeres en Senegal podían alcanzar de forma legítima.

La crítica desatada contra la vocación de Guirandu es una crítica edificante. En un país donde cualquier actividad gira en torno al Islam, donde la escatología forma parte del día a día, Guirandu es considerada una orden “herética” ya que Ndiaye Mody Guirandu rompió con la tradición de la mujer confinada para formar parte de asociaciones religiosas y organizar ceremonias.

En un país como Senegal, tomar fuerza y ganar importancia en el ámbito religioso, incluso peregrinar a la Meca una vez al año, pueden servir como punto de partida para las mujeres en el ámbito público. A pesar de ser apartadas de la participación política, marginadas en los asuntos públicos, denegarles legalmente presidir un país y no ser aceptadas como líderes religiosos en lugares públicos; ya han empezado a cambiar el estatus actual concienciando, a su vez, sobre la importancia de la mujer en los asuntos religiosos, fomentando el debate público sobre los diferentes papeles que desempeña la mujer en Senegal y formando parte de las ceremonias religiosas.

Ya se han conseguido algunos progresos esperanzadores.

Sin embargo, se necesita más para introducir valores democráticos y seculares en las relaciones entre hombres y mujeres, porque sin esto el concepto de “igualdad de género” no será más que una fantasía.

Penda Mbow

Penda Mbow es una historiadora senegalesa, profesora en la Universidad de Cheikh Anta Diop de Dakar y presidenta del Movimiento Ciudadano. Este artículo forma parte de una serie de escritos destinados a las sociedades que no tengan muchos conocimientos sobre los musulmanes, por parte del Common Ground News Service (CGNews).

Publicado en Daily News de Egipto, el 13 de marzo de 2009


Traducido por Raquel Barrajón, alumna de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid Traducción /Interpretación, colaboradora en la traducción de algunos artículos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios



- - - - - - - - -
marisol comentó de El papel en constante evolución de la mujer senegalesa en el ámbito religioso...

No creo mucho en la evolucion de la mujer senegalesa,en estos momentos estoy con un musulman senegales,casado y con dos hijos que estan en su pais.Durante 5 años el no ha ido a ver a su mujer ni a sus hijos.Segun me comento el hace poco que a su mujer le habia dicho que tenia novia en españa,yo le pregunte que le habia dicho ella,a lo cual el me respondio que el era el jefe y ella no podia decia nada.Desde aquellas palabras nuestra relacion se ha ido deteriorando porque veo que la religion musulmana sigue imponiendo al hombre sobre la mujer.Despues de una discusion yo le hice preguntas sobre su mujer,como si el habia llegado a cambiar los pañales a sus hijos,habia salido con ella al parke,cosas simples a lo que el me contesto que eso era cosa de ella,que ella estaba para cuidar de los niños,la casa y la comida.Otro dia me dijo que si estaba el en su casa con los amigos ella no estaba delante ni sus hijos y si queria algo ella mandaba a su hijo y lo que le tenia que decir se lo decia al oido,entonces el le respondia o se levantaba para ver que queria ella.Jamas pense que ese hombre al que yo queria era asi,ahora al año y medio de estar juntos he cortado esta relacion porque lo que oia me daba asco,es un ser repugnante que no respeta a la mujer ni la respetara.Ah! tambien me pidio matrimonio pero por la mezquita y hacerme musulmana,cosa imposible para mi,jamas podria cambiar a Mahoma por Jesus ni la biblia por el coran.No quiero a ningun musulman a mi lado




Agregar un comentario