En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La Unión Africana retrasa la salida de la AMISOM de Somalia
...leer más...

Coca-Cola Kwanza ayuda a la comunidad en Tanzania y evita el riesgo reputacional
...leer más...

El turismo de Botsuana al borde del precipicio
...leer más...

El think-tank Veritas reclama la retirada del ejército en Zimbabue
...leer más...

¿Por qué Egipto es importante para los Estados Unidos?
...leer más...

El Informe Mundial sobre el Hambre revela que 1,5 millones de kenianos se enfrentan al hambre tras la covid-19
...leer más...

Marruecos suspende la cooperación con las representaciones de Alemania en el país
...leer más...

Los líderes religiosos en Benín llaman al diálogo y ofrecen oraciones por la paz
...leer más...

El presidente de Egipto pone en funcionamiento el organismo para las dotaciones de la Iglesia católica
...leer más...

El proceso político libio se ve salpicado por un escándalo de corrupción
...leer más...

El presidente de la República del Sáhara Occidental solicita que “la ONU asuma la responsabilidad de la violación del alto el fuego por parte de Marruecos”
...leer más...

La Fundación Jacob Zuma de Sudáfrica arremete contra Raymond Zondo
...leer más...

Biden conversa con el presidente de Kenia sobre asuntos de seguridad
...leer más...

El opositor chadiano Yaya Dillo Djerou acusa a la policia de asesinar a varios de sus familares
...leer más...

Muere de covid-19 el obispo de la diócesis de Kankan en Guinea
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Eollywood ¿La nueva ola del cine etíope?, por Pablo Arconada Ledesma
...leer más...
La pandemia de la covid-19 acelera la digitalización de África, por Marco Cochi
...leer más...
Caminos de esperanza en los sudanes, por Iván Navarro
...leer más...
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

El neocolonialismo actual, por Kwame Nkrumah de Ghana

[ MP3 | 2.7 MB ]

07/05/2018 -

Boaventura de Sousa Santos, en su artículo: “El colonialismo insidioso”, resalta la realidad de que hoy siguen existiendo nuevas formas de colonialismo y de esclavitud, a pesar de que muchos poderes políticos y financieros pretendan justificarlo o negarlo.

Estos nuevos “colonizadores” siguen construyendo nuevos muros, levantando nuevas vallas e invirtiendo billones de euros al año en control migratorio, tráfico de armas y expropiación de recursos.

“Vengo defendiendo que vivimos en sociedades capitalistas, coloniales y patriarcales, en referencia a los tres principales modos de dominación de la modernidad occidental: el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado. Nuestra dificultad radica sobre todo en nombrar adecuadamente este complejo proceso de continuidad y cambio”.

Es cierto que los analistas y los políticos más perspicaces de los últimos cincuenta años tuvieron la aguda percepción para cuestionar la idea convencional de que el colonialismo propiamente dicho acabara.

Entre esas voces cabe destacar la del gran líder africano Kwame Nkrumah, primer presidente de la República de Ghana, con su concepto de “neocolonialismo” para caracterizar el dominio que las antiguas potencias coloniales seguían ejerciendo sobre sus antiguas colonias, convertidas en países supuestamente independientes.

Una reflexión más profunda sobre los últimos sesenta años me lleva a concluir que lo que casi terminó con los procesos de independencia del siglo XX fue una forma específica de colonialismo, y no el colonialismo como modo de dominación. El modo de dominación colonial continuó bajo otras formas. Si las consideramos de esta forma, el colonialismo es tal vez hoy tan vigente y violento como en el pasado.

Porque hoy también, los nuevos tipos de “apartheid” son “legales” para algunos gobiernos, nuevas formas de esclavitud y expropiación son “legales”, y hasta los genocidios son “legales” para los dictadores. Muchas leyes y prácticas abusivas son “legales” para los poderosos, porque la legalidad es cuestión de “poder”, y no de justicia o de ética.

En el intento de justificar la violencia y hasta masacres de inocentes, los crueles dominadores comienzan por degradar a los “enemigos” como seres sin dignidad y derechos humanos. Sus vidas no tienen valor para tales energúmenos.

No faltan extremistas y radicales, como Bruce Gilley que intenta justificar el colonialismo histórico y desearía aplicarlo hoy para imponer su orden de control y hasta para restaurar los países fallidos, y su llamada “pureza racial”. Este colonialismo y racismo insidioso nunca dejó de existir para algunos líderes extremistas.

El neocolonialismo incluye de hecho al control financiero y al control de poder, porque la “legalidad” para los dictadores, es cuestión de poder, y no de justicia.
Kwame Nkrumah tenía razón con su explicación del neocolonialismo existente hoy, en los cinco continentes del globo.

La diferencia es que hoy, contamos con los medios necesarios para superar todo tipo de opresión: política, financiera y militar, promoviendo una economía de rostro humano o iniciativas de una economía colaborativa para el Desarrollo Sostenible de todos los pueblos.

De hecho, un 35% de la economía ya se desarrolla, o bien: en plataformas de economía compartida (transporte, alojamiento, trabajo, etc.) o bien: en actividades de una economía realmente colaborativa (cooperativas, comercio justo, banca ética), y este nuevo tipo de economía alcanzará el 64% del total, en 2025.

¿Prevalecerá el neocolonialismo depredador, cruel y global de los poderosos, o será superado por todas las nuevas iniciativas político-económicas de carácter colaborativo y corporativo que buscan un desarrollo sostenible, inclusivo, y el bien común?.

Confiamos que estas nuevas iniciativas para potenciar una productividad diferenciada, inclusiva, ecológica, corporativa y sostenible, promoverán una mejor inversión y gestión de los presupuestos y de la política fiscal, para favorecer la creación de infraestructuras, creación de empleo, mejora del sector agrícola y de seguridad alimenticia para todos. Así se puede superar la excesiva dependencia del exterior.

Existen razones fundadas para la esperanza, porque la gran mayoría de los ciudadanos-as, tanto en África como en el resto del mundo, desean trabajar juntos por ese desarrollo inclusivo, verde y sostenible, para todos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios