En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El movimiento misionero en el siglo XIX y el mundo negro-africano, por Fidel González Fernández
...leer más...
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Turquía y Rusia cerca de acuerdo sobre una solución política en Libia
...leer más...

Varios países árabes envían ayuda humanitaria a Sudán
...leer más...

Encuentro entre dos obispos de Sudán del Sur y el presidente Kiir
...leer más...

Sudán incauta explosivos en cantidad suficiente para hacer estallar Jartum
...leer más...

Uganda busca a más de 200 prisioneros fugados, desnudos y armados
...leer más...

Antiguo Primer ministro de Somalia se presentará a la presidencia
...leer más...

La OMS reconoce a Togo como el primer país africano en erradicar la “enfermedad del sueño”
...leer más...

Erradicar la violencia política: un compromiso de cara a las elecciones en Ghana
...leer más...

La UE aporta dos millones de euros a Etiopía para apoyar a las comunidades afectadas por la langosta del desierto
...leer más...

Egipto declara obtener resultados prometedores con una vacuna contra la covid-19
...leer más...

Encarcelado un gobernador de Kenia por malversación de fondos
...leer más...

Angola reabrirá los colegios en octubre
...leer más...

Túnez nombra a su primer embajador en Libia desde 2014
...leer más...

Cooperación y desarrollo bilateral entre Angola e India
...leer más...

Namibia busca soluciones a la escasez de agua potable
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Haile Selassie: entre veneración y odio, por Omer Freixa
...leer más...
El primer hombre en Marte, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Mujeres somalíes contra la tradición, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Las independencias africanas: lo realizado, lo conseguido y lo pendiente, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
RD Congo: 60 años de frustración, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

El impacto de la Segunda Guerra Mundial en Sudáfrica
22/03/2019 -

En septiembre de 1939 estalló la Segunda Guerra Mundial. En Sudáfrica, la sociedad estaba dividida, por una parte estaban los que apoyaban la neutralidad y por otro la beligerancia, y dentro de esas facciones los que simpatizaban más con el eje o con los aliados. Aunque Sudáfrica todavía era territorio británico, muchos afrikaners se sentían más próximos a la causa alemana. Muchos de ellos eran de ascendencia alemana y se identificaron con la lucha de Alemania contra Gran Bretaña.

El tema causó una división en la política sudafricana. En ese momento, el país estaba liderado por el Partido Unido, una coalición del Partido Nacional (PN), de Barry Hertzog, y el Partido de Sudáfrica (SAP), de Jan Smuts. Hertzog prefirió que Sudáfrica se mantuviera neutral en la Segunda Guerra Mundial, mientras que Smuts quería entrar en guerra del lado de los Aliados. Hertzog renunció como Primer Ministro del país y fue sucedido por Smuts. Fue entonces cuando Sudáfrica entró en la guerra en el bando aliado y jugó un papel importante en batallas del norte de África, Etiopía, Madagascar e Italia.

En el momento de la coalición, un grupo dentro del Partido Nacional, opuesto al Partido Unido, se separó del PN. Formando el Partido Nacional Reunido y el Partido Nacional Herenigde (HNP), liderado por Daniel Malan. Cuando Hertzog dejó el Partido Unido en 1939 se unió a la HNP. Esta acción jugaría un papel determinante después de la guerra.

Problemas de Financiación de Posguerra

La guerra tuvo un enorme efecto económico y social en Sudáfrica. El oro y la minería continuaron siendo la industria más grande del país y la manufacturera había comenzado a expandirse significativamente como resultado de la guerra y la necesidad de varios suministros. El número de personas empleadas en la industria manufacturera, especialmente hombres negros y mujeres blancas, aumentó en un 60% entre 1939 y 1945.

Los costes financieros de la guerra se cubrieron con impuestos y préstamos. El coste del esfuerzo de guerra fue aproximadamente de 600 millones de libras. Al final de la guerra, Sudáfrica sufrió una escasez de suministros como resultado del regreso de miles de soldados. Después de la guerra el partido en el gobierno, el Partido Unido (UP), liderado por Smuts, perdió mucho apoyo. La gente creía que era incapaz de lidiar con los problemas de la posguerra. Muchos blancos sintieron que Smuts carecía de una política firme sobre cómo tratar con la cuestión de los negros y la segregación.

Campañas de Resistencia

La década de 1940 en Sudáfrica se caracterizó por campañas de resistencia política y social. Estas fueron encabezadas por los negros y los indios fundamentalmente. Una de las campañas que tuvo más impacto acabó con la formación del Movimiento de Unidad No Europea (NEUM), que se creó 1943. Ante la opresión, los movimientos de liberación como el Congreso Nacional Africano (ANC), el Partido Comunista de Sudáfrica y las organizaciones sindicales surgieron en oposición al gobierno blanco. Aunque el Congreso Nacional Africano asumió el papel principal en la lucha, tuvo problemas internos y acabó colapsando.

En 1940, Alfred Xuma es elegido Presidente del Congreso Nacional Africano y comienza a rejuvenecer la organización. Xuma dio el visto bueno para la formación de la Liga Juvenil de la ANC, cuando miembros jóvenes como Anton Lembede, Walter Sisulu y Nelson Mandela pidieron la reactivación inmediata del partido. Estos jóvenes del partido se dieron cuenta que el ANC era demasiado moderado e ineficaz para desafiar al gobierno.

Como resultado de la presión de los miembros jóvenes del ANC, la Liga Juvenil del Congreso se formó en 1944. La Liga Juvenil quería que se adoptase un enfoque más proactivo y estos cambios estimularon un cambio en las tácticas y una articulación más fuerte de las identidades y demandas africanas, de este modo se firmó la Carta de Derechos de África inspirada en parte por la Carta del Atlántico. Los desafíos contra el gobierno también vinieron de la sección de Mujeres del ANC en la década de 1940. En 1943, se permitió a las mujeres convertirse en miembros plenos del ANC. En 1948, la Liga de Mujeres del ANC se formó bajo el liderazgo de Ida Mntwana. Además de la Liga de Mujeres de ANC, se crearon otras organizaciones basadas en la comunidad como el Consejo de Mujeres de Alexandra.

Boicots en Alexandra

La primera campaña de 1940 tuvo lugar en el municipio de Alexandra. Hubo dos boicots de autobuses en Alexandra, en 1940 y 1944. Los residentes de Alexandra respondieron positivamente a la llamada de sus líderes después de que la compañía de autobuses que operaba en el municipio amenazase con aumentar sus tarifas de 4 a 5 peniques. Estos boicots se extendieron a otras partes del país.

Hay varias razones para estas campañas de resistencia. La gente vivía en condiciones socioeconómicas muy pobres. Los niveles de desempleo y pobreza eran muy altos en Alexandra y la gente protestó por las nuevas tarifas de la compañía de autobuses. Los residentes no podían pagar las tarifas más altas. El Comité de Transporte Popular de Alexandra (APTC) y el Consejo de Transporte Popular de Evaton (EPTC) se crearon para llevar a cabo negociaciones con la gerencia de la compañía de autobuses y organizar las campañas.

Además de estos comités, el Congreso Nacional Africano (ANC) y el Partido Comunista de Sudáfrica (CPSA) jugaron un papel fundamental en el proceso de movilización con la colaboración también de Alexandra CS Ramahanoe (ANC) y Gaur Radebe (CPSA), ambos del Comité de Transporte. Otro motivo de protesta de los residentes de Alexandra fue la falta de disponibilidad de transporte alternativo más económico para ir al trabajo. Cuando la situación empeoró, el gobierno y otras instituciones comerciales como la Cámara de Comercio de Johannesburgo se involucraron e intentaron dar respuesta a la situación. Estas campañas recibieron apoyo de otras partes del país y se llegaron a unir más de de 20.000 personas a las protestas. Como resultado, la compañía de autobuses tuvo que cancelar el aumento de tarifas previsto.

Campaña India de Resistencia Pasiva

En 1946 la comunidad india lanzó una campaña de resistencia pasiva que duró hasta 1948. La campaña fue en relación a la introducción del Proyecto de Ley sobre la Tenencia de Tierra en Asia y la Representación India, más tarde conocida como la Ley del Gueto. El proyecto de ley fue promulgado a pesar de la oposición de la comunidad india. El Congreso Indio de Natal y el Congreso Indio de Transvaal reaccionaron ante tal movimiento estableciendo un Consejo de Resistencia Pasiva para organizar la campaña.

El Consejo estuvo compuesto por el Naicker, Presidente del Congreso Indio de Natal y Yusuf Dadoo, Presidente del Congreso Indio de Transvaal. La resistencia se lanzó el 13 de junio de 1946, diez días después de la promulgación del proyecto de ley. Esta campaña recibió el apoyo de la comunidad internacional. A nivel internacional, las Naciones Unidas sirvieron como plataforma para que la comunidad india en general expresara su disconformidad a las leyes represivas. Muchos países africanos y movimientos de liberación en Sudáfrica utilizaron esta plataforma para plantar su oposición al apartheid. Como resultado de las movilizaciones, la cuestión de la raza surgió como un problema internacional.

Huelga de Mineros Africanos 1946

El número de africanos que vivían en ciudades casi se había duplicado en la década de 1940, superando sustancialmente a los residentes blancos. La mayoría de estos trabajadores tenían que vivir en barrios deprimidos o en el extrarradio de las ciudades y las condiciones de vida y trabajo eran terribles. Muchos nuevos sindicatos nacieron durante la década de 1940. Como resultado, los trabajadores querían mejores condiciones en el trabajo y salarios más altos. En 1946, había 119 sindicatos con aproximadamente 158.000 miembros que reclamaban sus derechos. El sindicato de mineros africanos (AMWU) se declaró en huelga en 1946 y 60.000 hombres se manifestaron para exigir mejoras salariales. La policía reprimió violentamente la protesta y disparó a 12 personas, pero los trabajadores lograron su propósito, manifestándose y desafiando al sistema debido a la mano de obra barata.

Represión Estatal y Elecciones de 1948

En 1947, el Consejo de Representantes Nativos (NRC) exigió la eliminación de todas las leyes discriminatorias. Poco sabía la NRC que después de las elecciones de 1948 estas leyes serían aún más restrictivas y discriminatorias bajo la política del Apartheid. UP basó su campaña electoral de 1948 en un informe de la Ley de Nativos. En 1947 fue designada la Comisión Fagan para examinar las leyes de aprobación para controlar el movimiento de personas africanas en áreas urbanas.

La Comisión Fagan informó que la tendencia a la urbanización era irreversible y las leyes de aprobación debían de ser facilitadas. La Comisión dijo que sería improbable impedir a las personas negras ir a las ciudades donde había más empleos. Dependían de esto para sobrevivir, ya que las reservas en las áreas rurales donde se suponía que debían vivir tenían pocas opciones de subsistencia. En otras palabras, la segregación total era imposible. El informe no alentaba la mezcla social o política de razas, pero sugería que la mano de obra urbana debería estabilizarse, ya que se necesitaban trabajadores para las industrias y otras empresas. En contraposición, el HNP propugnaba lograr una segregación completa.

Se permitió a las personas de raza negra estancias temporales en ciudades solo para trabajar. De esta manera, habría una reserva de mano de obra barata para las industrias, sin familias negras viviendo en las ciudades. El HNP también apoyó la existencia de organizaciones políticas dentro de las reservas africanas, siempre y cuando no tuvieran representación en el parlamento. Además, se pidió una legislación discriminatoria, como la prohibición de los matrimonios mixtos, la prohibición de los sindicatos negros y la reserva de puestos de trabajo para los blancos, oprimiendo aún más a la población negra.

Fuente: sahistory

[Edición y traducción, J. Martin]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Sudáfrica: del apartheid al neoliberalismo

- El Congreso Nacional Africano: el apogeo y la trágica decadencia de un movimiento revolucionario

- ¿Cómo explicar la persistencia de la desigualdad entre los negros y los blancos en Sudáfrica?

- Cientos de miles de africanos combatieron en la II Guerra Mundial, superando el eurocentrismo de la historia

- La cooperación de Japón en África Subsahariana

- Apartheid: los fantasmas del pasado están vivos en el presente

- La guerra en África: el imperialismo de US y la crisis económica mundial


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios