En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Turismo y pobreza en África: ¿Conflicto o Cooperación?, un informe de Ramón Arozarena
...leer más...
La Encíclica “FRATELLI TUTTI” leída por un Misionero de África
...leer más...
Misión y promoción social
...leer más...
Informe de economía solidaria 2019: Economía y personas
...leer más...
Informe "África 2020: Transformaciones, movilización y continuidad", por Fundación Alternativas
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Inundaciones y desplazamientos en Kenia
...leer más...

Miles de tunecinos amenazan con cruzar ilegalmente a Italia en protesta por la suspensión de su equipo de fútbol
...leer más...

El presidente de Sudáfrica en aislamiento voluntario
...leer más...

El presidente de Argelia es hospitalizado tras varios días de aislamiento voluntario
...leer más...

El presidente de Zimbabue reúne a los países africanos para promover el comercio agrícola
...leer más...

La compañía petrolera nacional de Libia reanuda su producción
...leer más...

Foro Brasil África 2020, un foro en tiempos de pandemia
...leer más...

Un opositor es encarcelado por cargos de falsificación en Zambia
...leer más...

Se reanudan las conversaciones tripartitas sobre la presa del Nilo tras la advertencia de Trump
...leer más...

Preocupación por el aumento en los precios de los alimentos en Ruanda
...leer más...

El primer ministro de Egipto inspecciona el sitio arqueológico de Saqqara
...leer más...

El obispo Wilton Gregory, primer cardenal afroamericano en los Estados Unidos
...leer más...

Covid-19 y educación en Angola
...leer más...

Preocupación por la seguridad alimentaria y la desnutrición en Somalia
...leer más...

La ONU lanza una segunda campaña de vacunación contra la polio en Somalia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
ConfederationCup: ¡ Berkane Campeón!, por Pancho Jaúregui
...leer más...
La falta de eco ante las palabras de Francisco en algunos ambientes eclesiales africanos, por José Carlos Rodrígez Soto
...leer más...
¿Quién remolca el cayuco?, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
En los últimos 10 años los ataques yihadistas en África se han multiplicado por seis, por Marco Cochi
...leer más...
Los gorilas y el coronavirus, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

El hambre, como el empobrecimiento, el cambio climático y muchas enfermedades son consecuencia de acciones humanas.

[ MP3 | 1.8 MB ]

13/02/2017 -

Se puede acabar con el hambre. Podemos liberar a la humanidad de la mayor causa de muerte en la Tierra, como es el hambre.

Existen alimentos para todos. Pero el comportamiento de gobiernos y de las grandes empresas está lleno de contradicciones. Mientras se producen alimentos para casi el doble de la población mundial actual, lo cual supone un ritmo insostenible de explotación de recursos, se tiran a la basura un tercio de los alimentos producidos. Además se dejan a millones de familias campesinas en una situación de subsistencia.

“Sabemos que es insostenible el comportamiento de aquellos que consumen y destruyen más y más, mientras otros no pueden vivir de acuerdo con su dignidad humana” (LS 193)

Hoy muere más gente por hambre, que por el sida, la malaria y la tuberculosis juntos. Esta tragedia, que todavía hoy afecta a 800 millones de personas, se puede evitar, porque está causada por acciones humanas.

Esto ocurre porque consentimos que los poderes políticos y financieros actuales consideren los alimentos, la salud y el desarrollo humano, como un negocio y no como derechos humanos fundamentales. El centro de atención no es el ser humano y su dignidad, sino el lucro a costa de los demás.

Estos poderes tienden a producir todo a nivel industrial, para la mayor ganancia posible, esclavizando en el proceso a menores y adultos con trabajos inhumanos, aunque haya que tirar a la basura un tercio de los alimentos sobrantes.

El hambre, como el empobrecimiento severo y la mayor parte de las enfermedades pueden ser evitadas y superadas. Necesitamos gente comprometida. Si no se hace es porque no lo queremos. Con nuestras “ayudas”, solo llegamos, a poner “parches” al hambre, las enfermedades y la pobreza. Necesitamos ir más lejos y sanar las raíces profundas del mal.

Resulta casi increíble el escuchar a médicos informándonos que algunas pandemias en África, como: la gripe aviar, la epidemia del ébola (2014-16), la malaria e incluso el virus del sida, han sido causadas y multiplicadas por acciones humanas, particularmente de poderes financieros y farmacéuticos, para aumentar sus ganancias.

Lo que si es cierto que cuando alguna epidemia como el ebola nos afecta de cerca, pronto encontramos el remedio. Mientras que cuando una gripe aviar, la malaria o el hambre afectan a millones de personas que están en África y en otros continentes, esa tragedia humana que estamos provocando, nos deja indiferentes.

Debemos desarrollar una mentalidad y modelo de producción y de consumo que permita disfrutar de los recursos naturales de forma justa, responsable y sostenible, para facilitar el acceso a los alimentos, medicinas y servicios, a todos los habitantes del planeta.

Las muertes violentas suponen ya la segunda causa de fallecimiento en Sudáfrica y en otros países africanos. ¿Quién es responsable de este negocio oculto de armas, que causan violencia y muerte en tantos pueblos africanos? Si queremos podemos evitar la mayor parte de las muertes violentas.

Nos hace falta una buena dosis de honestidad, de madurez humana y de responsabilidad, para superar las pretensiones y la hipocresía en nuestra vida, en las relaciones y en nuestras políticas económicas.

Lo dice muy bien el papa Francisco: “El que todos puedan comer y vivir con dignidad implica, la cooperación para resolver las causas estructurales de la pobreza y para promover el desarrollo integral de los podres, practicando al mismo tiempo los gestos más simples y cotidianos de solidaridad ante las miserias muy concretas que encontramos.” AE.nº 188.

En este momento, no pasaríamos el examen ante la humanidad, ante la historia, ante nuestros hijos y nietos.

Salvar a la familia humana del hambre, del empobrecimiento, de muchas enfermedades, y de la destrucción del planeta, realmente está en nuestras manos, pues la parte del Creador está asegurada.

Mientras haya muchos como “Richard Branson”, con sus privadas “Mosquito Island”, en las Islas Vírgenes británicas, o muchos “Donal Trump”, con sus torres y aviones privados, será difícil que haya lo necesario para cubrir las necesidades básicas de la gran mayoría.

Ya el profeta Amos lo afirmaba así: “No saben obrar rectamente, atesorando en sus palacios rapiñas y despojos.” Am.3,10

En todas las Instituciones: gobernantes, empresariales, políticas, culturales, religiosas, fundaciones y asistenciales, tenemos nuestros “palacios”.

La solución, como siempre, está en manos del pueblo, en nuestras manos, si UNIDAS!


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios