En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en los parlamentos de todo el mundo
...leer más...

La ONU alega crímenes de guerra en Tigray (Etiopía) e insta la salida de Eritrea
...leer más...

¿Quiénes son los “bandidos” detrás de los secuestros en masa en Nigeria?
...leer más...

Premio Les Margaret 2021, dos mujeres de Benín entre las once africanas nominadas
...leer más...

Tanzania prioriza proteger a la población más joven
...leer más...

Los esfuerzos de una mujer para restaurar la vida de otras mujeres tras el genocidio ruandés de 1994
...leer más...

Enmiendas a una compasiva Ley Contra la Violación en Namibia
...leer más...

Al menos 17 muertos en una serie de explosiones en Guinea Ecuatorial
...leer más...

12 pasos para cambiarse a sí mismo y al mundo, de Patrisse Cullors
...leer más...

Se teme por la vida de dos mujeres activistas garífunas detenidas por la policía hondureña
...leer más...

Reckya Madougou, líder del partido demócrata de Benín, arrestada y puesta bajo custodia
...leer más...

El optimismo del gobierno de Sierra Leona y la situación actual del país no concuerdan
...leer más...

Objetivo reducir la contaminación en el Lago Victoria
...leer más...

El presidente Macron reconoce oficialmente el asesinato de Ali Boumendjel
...leer más...

La Corte Suprema de Ghana confirma la reelección de Nana Akufo-Addo como presidente
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Arozarena, Ramón

Catedrático de Francés, jubilado.

Cooperante con su mujer en Ruanda, como profesores de la Escuela Normal de Rwaza, de 1969 a 1973.

Coordinador de la red de escuelas primarias en los campos de refugiados ruandeses de Goma (Mugunga, Kibumba, Kahindo y Katale), en 1995, con un programa de Caritas Internacional.

Observador – integrado en las organizaciones de la sociedad civil congoleña – de las elecciones presidenciales y legislativas de la República Democrática del Congo, en Bukavu y en Bunia, en julio y octubre de 2006.

Socio de las ONGDs Nakupenda-Áfrika, Medicus Mundi Navarra y colaborador de los Comités de Solidaridad con África Negra (UMOYA).

Ha traducido al castellano varios libros relativos a la situación en Ruanda.

Ha escrito y/o traducido para CIDAF (Ahora Fundación Sur) algunos cuadernos monográficos sobre los países de la región de los Grandes Lagos.

Parlamentario por Euskadiko Ezkerra, entre 1987-1991, en el Parlamento de Navarra.

Ver más artículos del autor


El extraño caso de la detención del cantante ruandés Kizito Mihigo

30 de abril de 2014.

Un juez del tribunal de Kacyiru, de la capital de Ruanda, Kigali, ha ordenado el arresto preventivo de 30 días contra 4 ruandeses, acusados de terrorismo, atentado contra la seguridad del Estado y de traición. Los detenidos son un antiguo militar, Jean-Paul Dukuzumuremyi, un periodista, Cassien Ntamuhanga, una joven, Agnès Niyibizi, empleada en una editorial de Kigali y el poeta/cantante, ídolo en el país, Kizito Mihigo. Se les acusa de colaborar con grupos terroristas, responsables de frecuentes ataques con granadas en mercados o lugares muy frecuentados de la capital y alrededores, siguiendo directrices de disidentes del FPR actualmente en exilio y de planear el asesinato de altos responsables políticos, entre otros Paul Kagame, presidente, y Louise Mushikiwabo, ministra de Asuntos exteriores de Ruanda.

La detención y acusaciones contra Kizito Mihigo han sorprendido y conmocionado a los ruandeses. Se trata de un artista, superviviente del genocidio contra los tutsi (su familia fue exterminada), que en una de sus más célebres creaciones rinde homenaje a las víctimas de la tragedia ruandesa a la vez que se rebela contra “los falsificadores de la historia” de Ruanda. Esta canción/fetiche era la más oída en Ruanda, sobre todo, en los momentos de recuerdo de las matanzas de 1994. Desde su regreso a Ruanda en 2011, se había convertido en una auténtica vedette, no solo por sus canciones, sino también por haber creado una fundación de encuentro y búsqueda de la paz. Este cantante, promotor de la reconciliación entre ruandeses, es, sin embargo, acusado de traición y de participar en la preparación de ataques armados, con granadas, contra el gobierno. Acusaciones que chocan frontalmente con los objetivos de su fundación.

El caso Kizito parece complicarse, dado que en sede judicial, después de haberlo hecho previamente ante los medios de comunicación, ha reconocido los hechos de los que se le acusa. Según RFI sus palabras han sido: “Acepto las acusaciones. He actuado criminalmente en conversaciones, pero no he comprado ni dado dinero para comprar granadas”. Muchos observadores consideran estas confesiones como una maniobra del poder. El blog The Green Frog se pregunta: “¿cómo es posible que un cantante trate de atentar contra un presidente que posee el sistema de seguridad más eficaz del continente africano?” Esta historia no tiene sentido, por lo que no puede tratarse más de un montaje. Según este blog consagrado a la reconciliación en Ruanda, se trata de “una torpe tentativa del clan Kagame para distraer la opinión pública ruandesa e internacional sobre los desgarros existente en el seno mismo de la comunidad tutsi que controla el poder desde 1994”; “Es la evocación que Kizito hace de las víctimas de crímenes distintos a los del genocidio tutsi lo que hace que lluevan hoy sobre él acusaciones tan graves como inverosímiles”. Ha sido el compromiso humanista el que ha hecho popular a Kizito desde que regresó al Ruanda. Sus canciones impulsan, en su tarea de reconciliación, a los ruandeses a descubrir y poner en valor ante todo y por encima de los sentimientos de pertenencia étnica, al ser humano: “los ruandeses son seres humanos antes que ruandeses”. ¿Representa una amenaza para el régimen de Paul Kagame?

Colette Braeckman, con renombre de experta en la región de los Grandes Lagos, estima que este asunto puede que constituya un preludio de nuevas disensiones - cargadas de envidias y rencores - en el entorno del poder tutsi. Según esta hipótesis, el caso Kizito, asunto interno al clan Kagame, tiene una carga de nueva inestabilidad.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios