En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en los parlamentos de todo el mundo
...leer más...

La ONU alega crímenes de guerra en Tigray (Etiopía) e insta la salida de Eritrea
...leer más...

¿Quiénes son los “bandidos” detrás de los secuestros en masa en Nigeria?
...leer más...

Premio Les Margaret 2021, dos mujeres de Benín entre las once africanas nominadas
...leer más...

Tanzania prioriza proteger a la población más joven
...leer más...

Los esfuerzos de una mujer para restaurar la vida de otras mujeres tras el genocidio ruandés de 1994
...leer más...

Enmiendas a una compasiva Ley Contra la Violación en Namibia
...leer más...

Al menos 17 muertos en una serie de explosiones en Guinea Ecuatorial
...leer más...

12 pasos para cambiarse a sí mismo y al mundo, de Patrisse Cullors
...leer más...

Se teme por la vida de dos mujeres activistas garífunas detenidas por la policía hondureña
...leer más...

Reckya Madougou, líder del partido demócrata de Benín, arrestada y puesta bajo custodia
...leer más...

El optimismo del gobierno de Sierra Leona y la situación actual del país no concuerdan
...leer más...

Objetivo reducir la contaminación en el Lago Victoria
...leer más...

El presidente Macron reconoce oficialmente el asesinato de Ali Boumendjel
...leer más...

La Corte Suprema de Ghana confirma la reelección de Nana Akufo-Addo como presidente
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Burgos, Bartolomé

Bartolomé Burgos Martínez nació en Totana (Murcia) en 1936. Sacerdote miembro de la Sociedad de Misiones de África (Padres Blancos), es doctor en Filosofía por la Universidad Gregoriana de Roma, 1997. Enseñó filosofía en el Africanum (Logroño), en Dublín y en las ciudades sudanesas de Juba y Jartum. Fue fundador del CIDAF (Centro de Información y Documentación Africana) a finales de los setenta, institución de la que fue director entre 1997 y 2003.

Llegó a África con 19 años y desde entonces ha vivido o trabajado para África y ha visitado numerosos países africanos. De 2008 a 2011 residió en Kumasi, Ghana, donde fue profesor de filosofía en la Facultad de Filosofía, Sociología y Estudios Religiosos de la Universidad de Kumasi. Actualmente vive en Madrid y es investigador de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor


Cárceles africanas , por Bartolomé Burgos

13 de diciembre de 2016.

Las cárceles en África no son tan aterradoras como suelen serlo en Europa o América, aunque con frecuencia escaseen los recursos y los alimentos.

¿Conoces alguna cárcel africana?

Si, durante varios años fui capellán en la cárcel de Juba, en donde cumplían condena hombres y mujeres, aunque en sectores separados. Entre los hombres sólo los condenados por delitos de sangre o quienes habían intentado fugarse estaban encadenados y encerrados en celdas. Los demás pasaban el día en un enorme patio, separado del exterior por muros elevados.

En la prisión de Juba había también algunos dementes, ya que no había otro lugar donde internarlos.

¿Cuáles eran las condiciones de vida en la prisión?

Concretamente en la de Juba, en la década de los 90, las condiciones de vida eran muy difíciles; pero eran difíciles para toda la población de una ciudad sitiada por la guerra.

En muchas cárceles africanas los reclusos cultivan sus propios alimentos. Las familias que pueden permitírselo llevan alimentos a sus familiares encarcelados.

¿Juegan las cárceles africanas funciones educativas?

Suelen ofrecer oportunidades de educación, sobre todo para jóvenes. Por ejemplo, en el centro correccional de Boane, cerca de Maputo en Mozambique, un misionero imparte clases a los reclusos que desean beneficiarse de esta oportunidad.

Las clases se imparten en una nave inmensa, con muros agrietados y techo de uralita, que hace de comedor, capilla, sala de reuniones, y aula de cualquier materia.

Al Padre Antonio suele acompañarle una señora de edad madura que asegura la presencia materna entre estos jóvenes reclusos.

Dices que la sala sirve también de capilla; ¿Tienen los reclusos servicios religiosos?

Las cárceles africanas suelen tener un capellán, o varios si son varias las confesiones religiosas. En la prisión de Juba casi la totalidad de los reclusos eran católicos o protestantes anglicanos. Cuando el capellán anglicano oficiaba en el sector de las mujeres, yo lo hacía en el de los hombres y viceversa.

¿Hablaban todos los reclusos la misma lengua?

Ni mucho menos, y ese era un problema serio. En la cárcel de Juba, como suele ocurrir en casi todas las cárceles de África, los reclusos pertenecían a etnias varias, con lenguas diferentes. Entre ellos se entendían en una lengua incipiente que llamaban “árabe de mercado”. El vocabulario era de origen árabe, pero la estructura de la lengua se parecía al inglés.

Solían leer cada una de las lecturas en varias lenguas y el resto de la celebración de la misa lo hacíamos “en árabe de mercado”. La celebración duraba bastante pero no se impacientaban, ya que no tenían a donde ir, y en la celebración religiosa encontraban consuelo. Casi todos los reclusos asistían a los oficios religiosos.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios