En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...

La UE apoyará las estrategias de vacunación contra la covid-19 en África
...leer más...

Marruecos como ejemplo de desarrollo de las energías renovables
...leer más...

África oriental y meridional buscan fortalecer los lazos comerciales
...leer más...

Thuli Madonsela recibe el título de caballero francés por su lucha contra la corrupción
...leer más...

Varias iglesias atacadas en el norte de Nigeria
...leer más...

Los trabajadores de la sanidad sudafricana en huelga
...leer más...

En debate la adhesion de Marruecos, Túnez y Mauritania a la CEDEAO
...leer más...

La policía del Capitolio recuerda los horrores del 6 de enero
...leer más...

Somalia necesita urgentemente celebrar elecciones
...leer más...

La Constitución como piedra angular para hacer frente a los nuevos desafíos en Egipto
...leer más...

El gobierno de Uganda desmiente haberse vacunado antes que el resto
...leer más...

El candidato del partido gobernante vence en las presidenciales de Níger
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...
La masacre del 12 de Yekatit, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Un país muerto, por Ika Oliva Corado
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Blanqueando el saqueo de recursos africanos y los abusos de poder con gestos de buen samaritano

[ MP3 | 1.8 MB ]

21/01/2019 -

Hemos armado una estructura político-económica “injusta en su raíz”, que empobrece a la mayoría, saqueando sus recursos, para que una minoría controle las fortunas y el poder.

Al mismo tiempo este sistema corrupto y esclavizador ofrece “limosnas” y ayudas samaritanas, bien organizadas, a los empobrecidos, intentando así “blanquear” un sistema injusto y cruel, en su misma raíz, como dice el papa Francisco.

Para colmo de esta diabólica manipulación de los recursos, esclavizando a la inmensa mayoría, este sistema cruel, que aplaude y apoya con cenas y otros donativos vergonzosos a las Organizaciones humanitarias, continúa explotando a los pueblos, ricos en recursos pero empobrecidos, con casi total impunidad, y hasta con pretensiones de ser gestores generosos.

Todos compartimos esta responsabilidad de que nuestros gobernantes y empresarios sigan saqueando los recursos de las sociedades empobrecidas de África, pues todos les apoyamos con nuestro voto y compramos sus productos.

Todos apoyamos las “grandes estructuras” que hemos organizado, para llevar a cabo “servicios samaritanos”, con buenas intenciones y en algunas urgencias, estos servicios son necesarios. Pero esto es pan para algunas personas hoy, y hambre para todos, mañana.

El problema consiste en que dejamos a la gente marginada en la calle o en los campamentos, y hasta nos contentamos con la labor realizada, pues somos buenos samaritanos. Como decía Helder Cámara: “Si doy de comer al hambriento, me llaman santo, pero si pregunto por qué hay tantas personas hambrientas, me llaman comunista”.

Nadie es tan perseguido y torturado por los dictadores y poderosos de la tierra, como son las mujeres y jóvenes valientes que se comprometen, a través de sus Movimientos sociales, para exigir una gobernanza más democrática, una gestión de los recursos más justa y solidaria, respeto a la dignidad y derechos humanos y la promoción de un desarrollo sostenible y ecológico para el bien común.

Nada temen tanto los opresores y depredadores, como los nuevos Movimientos Sociales, las crecientes economías colaborativas, a través de cooperativas, bancos éticos y de comercio justo y ecológico, que están ya ofreciendo nuevas alternativas más humanas y justas, para construir un mundo mejor.

Este nuevo tipo de economía colaborativa, que busca un Desarrollo Sostenible y el Bien Común, sigue creciendo y significa ya como el 32% de la economía global, Esta es la mejor propuesta para un mundo más humano y solidario.

Es necesario seguir plantando cara al mal y al intento de blanqueo del mal, para intentar sanar la raíz profunda de la opresión y de tanta esclavitud. Seguiremos denunciando a lideres políticos que quieren justificar sus propios intereses de poder y lujo, con programas que llaman de bienestar social.

Seguiremos denunciando los comportamientos injustos y opresores, vengan de donde vengan. Los anuncios y discursos políticos son con frecuencia vergonzosa ideología partidista, tanto en África como en los otros continentes.

Al mismo tiempo es fundamental que sigamos comprometidos en promover un Desarrollo Sostenible: en tecnología y en valores humanos, donde todos podamos vivir con dignidad y solidaridad.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios