En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Togo pospone nuevamente el Campeonato Africano de Cross Campestre
...leer más...

El primer ministro sudanés reafirma la importancia de la cooperación entre civiles y fuerzas de seguridad
...leer más...

Spotify se expande a más mercados africanos, incluidos Kenia y Nigeria
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-16 / 2021-02-28), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El tribunal anula la petición del héroe de "Hotel Ruanda" para trasladar el juicio a Bélgica
...leer más...

Amnistía Internacional condena a las tropas de Eritrea por la masacre de Axum
...leer más...

Egipto y Qatar celebran su primer encuentro desde el fin de la guerra del Golfo
...leer más...

El gobierno de Uganda responde a los EE.UU. tras las amenazas de sanciones
...leer más...

Vanessa Nakate, Amoaka Boafo, Davido y Yvonne Aki-Sawyerr entre las personas africanas de Time 100 Next
...leer más...

Siguen los raptos de niños en Nigeria, la solución es cerrar los colegios
...leer más...

La iglesia católica de Burkina Faso lanza una campaña de movilización de recursos para los más desfavorecidos
...leer más...

El gobernador de Cabo Delgado anima a las fuerzas de seguridad de Mozambique a luchar contra el terrorismo
...leer más...

Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Caminos de esperanza en los sudanes, por Iván Navarro
...leer más...
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam > Análisis de Prensa 2011-2013 >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Análisis de Prensa 15/05/2012
16 de mayo de 2012

Mali : "calma précaria" en Gao (Nord) después delas manifestaciones anti-islamistas
15/05/2012 AFP

Una calma « precaria » ha vuelto el martes 15 de mayo en Gao, en el nordeste del Mali, al día siguiente de las manifestaciones de rábia de cientos de haitantes contra los grupos armados, sobre todo islamistas, que ocupan la ciudad desde hace mes y medio.

« La calma ha vuelto, pero es una calma precaria »
, ha declarado Abdulay Babalaye, un informático de Gao. “La población espera la menos provocación para echarse a la calle”, ha añadido. Según otro testigo, Ali Suare, que anima una radio local, unos cuarenta jóvenes han salido a las calles de Gao el martes por la mañana con banderas del Mali, gritando: “Viva el Mali”. “No ha habido desbordamientos”, ha afirmado M. Suare.

« Se siente también una tensión fuerte entre Ansar Dine y el MNLA”, dos grupos armados que ocupan la ciudad, ha añadido Abdulay. Ansar Dine (Defensores de la religión) es un movimiento islamista armado dirigido por Iyad Ag Ghaly que quiere imponer la charia en todo el Mali y que está apoyado por Al Qaida del Magreb islámico (AQMI). El Movimiento nacional de liberación del Azawad (MNLA) es un grupo armado tuareg laico que reivindica la independencia del Norte del país.

Prohibición de jugar al futbol

El lunes 14 de mayo, al menos 5 personas han sido heridas, de las cuales una de bala, en la primera manifestación de cólera en Gao contra estos grupos armados. Los manifestantes, entre los que había jóvenes, han quemado neumáticos en las calles, queriendo así expresar su exasperación contra el control de estos grupos sobre la ciudad, y particularmente por la prohibición que los islamistas les han hecho de jugar al futbol o de ver la televisión. Hombres armados han ripostado, tirando sobre los manifestantes.

El colectivo de los súbditos del Norte (Coren), que unifica varias organizaciones que representan la región, dice en un comunicado que frente a “provocaciones cotidianas”, a las “humillaciones de toda clase” y “sobre todo al sentimiento de abandono por las autoridades político-militares han acabado por organizarse para resistir”. Asegura “a todas las poblaciones del norte de nuestro país de su apoyo y de su determinación para secundarles”, llamándoles “a resistir con todos los medios”.

Según algunas ONGs, numerosos ataques a los Derechos Humanos, concretamente violaciones, han sido cometidos en estas regiones que ya están igualmente confrontados a penurias alimentarias agravadas por la sequía.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios