En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
"Ciudadanos, apátridas, exiliados y migrantes: la diáspora ecuatoguineana de la Comunidad de Madrid",
...leer más...
La migración maliense en España: retornos «no asistidos» y movilidad transnacional, por Annalisa Maitilasso
...leer más...
El actual saqueo sistemático de los recursos africanos delata la más cruel esclavitud jamás impuesta sobre los pueblos de África, por Lázaro Bustince
...leer más...
El deseo de emigrar en África Subsahariana, por Mark Hugo Lopez
...leer más...
África Subsahariana, “se compra y se vende”, marginando a sus Pueblos, por Lázaro Bustince
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Elecciones presidenciales en Senegal: los cuatro rivales de Macky Sall
...leer más...

El gobierno keniano pide calma a los estudiantes tras la tormenta de grados falsos
...leer más...

Burundi pide reconsiderar la decisión de retirar las tropas de la UA en Somalia
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2019-02-01 / 2019-02-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Un tribunal de Tanzania condena a la llamada ’reina china del marfil’ a 15 años por contrabando
...leer más...

Egipto y Rusia firman un acuerdo sobre el Canal de Suez
...leer más...

La ONU quiere saber cómo está el acceso de las mujeres angoleñas a la justicia
...leer más...

Somalia niega la acusación de Kenia de haber subastado reservas petrolíferas
...leer más...

New Voices Fund se une a MVMT50 para potenciar a las empresarias negras
...leer más...

Los presidentes más ricos de África
...leer más...

Costa de Marfil: Soro lanza un comité político y hace un guiño a Gbagbo
...leer más...

El obispo de Bangassou asegura que el acuerdo de paz en la República Centroafricana fue “impuesto desde fuera a favor de los grupos rebeldes”
...leer más...

EE.UU retira a su personal no esencial de la embajada en Haití
...leer más...

El Gobierno español elimina la cita a la “libre determinación del pueblo saharaui”
...leer más...

La comunidad salesiana de Togo llora al padre César Fernández asesinado en la frontera con Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Nigeria Interruptus, por Fernado Díaz
...leer más...
Al rescate de la amistad entre México y Etiopía, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Kirina, una ópera africana de Serge-Aimé Coulibaly, por Afribuku
...leer más...
Discurso de Infantino en Etiopía, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Oriol Baró escaladas en el macizo del Hoggar en el Sahara argelino, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

LA ONU PIERDE SU CREDIBILIDAD EN ÁFRICA
29/10/2012 -

La mayoría de los gobiernos, líderes y ciudadanos vemos la necesidad de una Organización Mundial que coordine la gestión de los recursos y la respuesta a los retos de nuestro mundo globalizado.

Necesitamos, hoy más que nunca en este “pueblo global”, una autoridad cívico-moral que cumpla y ayude a cumplir los principios y valores humanos básicos que se encuentran en toda cultura y religión del globo.

Existen valores humanos que son universales, como: la dignidad de cada ser humano, el bien común, dialogo y respeto a la identidad y alteridad de los demás, democracia, justicia social, solidaridad, constitucionalismo, compasión con los más necesitados, cuidado de la naturaleza, resolución pacífica de conflictos, paz, etc.

Por tanto creo que algún tipo de ONU es fundamental en un mundo tan interconectado. Pero necesitamos una ONU con principios éticos que siga siempre una postura coherente, guardando esos valores humanos fundamentales en todas sus intervenciones.

Desafortunadamente, la ONU actual no mantiene una postura coherente y parece estar a merced de los poderosos, traicionando su razón de ser y la confianza de los ciudadanos que más sufren.

Ya no basta que la ONU sea como una agencia de ayuda humanitaria. La ONU debe ser es un referente mundial de justicia social y de respeto a los valores humanos, para atacar los males y abusos de la dignidad humana en sus raíces, vengan estos abusos de donde vengan.

La ONU actual nos da “una de cal y otra de arena”.

Por un lado produce unos informes neutrales y valiosos sobre crímenes contra la humanidad, como el “Mapping Report” sobre los genocidios cometidos en el este de la R.D. del Congo por Ruanda sobre todo (más de 5.4 millones murieron entre Agosto 1998 y Abril 2007).

Nuevos masacres siguen teniendo lugar en la región de Kivu, desde entonces, causados por el grupo guerrillero M-23, creado y apoyado por Ruanda y otros países, vecinos y extranjeros.
Un nuevo informe de expertos de la ONU, presentado el 12 de octubre 2012 al comité de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, mantiene todas las acusaciones contra Ruanda.

Por otro lado, esta ONU acepta al mismísimo gobierno de Ruanda: Paul Kagame, como miembro no permanente del Consejo de seguridad de la ONU. Muchos tenemos la impresión de que esta ONU es “un títere” a merced de los poderosos, y que por tanto ha perdido su razón de ser y gran parte de su credibilidad.

Esto mismo dice “Human Right Watch” (HRW), que a través de Ida Sawyer afirma que “la presencia de Ruanda tendrá un impacto negativo en las poblaciones congoleñas, víctimas de la Guerra del este de la RDC... Ruanda ahora tendrá la capacidad de bloquear las sanciones por la implicación de oficiales ruandeses y otras iniciativas a favor de la paz en RDC…Ruanda no es creíble para ocupar un asiento en el Consejo de Seguridad a causa de su apoyo a los rebeldes de M-23, que están en guerra contra la RDC, liderado por Bosco Ntaganda, perseguido por la Corte Penal Internacional”.

Si algunos países como Bélgica y Holanda funcionan casi normalmente sin un “gobierno oficial”, nosotros podemos funcionar también sin gobiernos oficiales que opriman a la mayoría, y sin una ONU que aparece sin personalidad propia y que se inclina ante los intereses de los poderosos, de los que recibe su pan de cada día.

Necesitamos una autoridad democrática, a nivel nacional e internacional, pero solo si consiste en una autoridad con líderes íntegros y que promuevan la justicia social, el Bien Común y la armonía de toda la familia humana.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios