En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...
Italianos en Túnez, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
COVID-19 en África: entre la realidad y la esperanza, por Inés Zamanillo y Manuel Galán
...leer más...
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...

Blog Académico

Noticias
10 mujeres negras que podrían convertirse en vicepresidenta de Estados Unidos (parte 2/2)
...leer más...

Protestas en Senegal contra las medidas del COVID-19
...leer más...

Miles de personas huyen de un campo de refugiados de Níger tras un ataque terrorista
...leer más...

16 civiles asesinados en una masacre en Ituri
...leer más...

La ex primera dama de Lesoto arrestada por asesinato
...leer más...

Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 2/2)
...leer más...

El gobierno de Guinea reconoce que 30 personas fueron asesinadas en Nzérékoré víctimas de la violencia electoral
...leer más...

Uganda celebra la fiesta de los Mártires de Uganda sin peregrinos
...leer más...

10 mujeres negras que podrían convertirse en vicepresidenta de Estados Unidos (parte 1/2)
...leer más...

El club de exportadores considera estratégico el posicionamiento de empresas españolas en el África subsahariana y recomienda intensificar las relaciones institucionales con los-países de la región
...leer más...

La corte sudafricana declara las normas de encierro "inconstitucionales"
...leer más...

Cómo ayudar a los manifestantes de George Floyd: lista de organizaciones para donar (parte 2/2)
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2020-05-15 / 2020-05-31), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Las vacunaciones en peligro a causa de la COVID-19 (parte 2/2)
...leer más...

Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 1/2)
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Regeneración de niños soldado en Sierra Leona: salvando una generación perdida, por Carlos Luján
...leer más...
Los escritores y escritoras africanas en pie contra el racismo, por Carlos Bajo Erro
...leer más...
Coronavirus en África: un enfoque desigual, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Isatou Jeng, activista gambiana, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Se fue Idir, el gran músico cabila, por Celia Sadai
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

LA ONU PIERDE SU CREDIBILIDAD EN ÁFRICA
29/10/2012 -

La mayoría de los gobiernos, líderes y ciudadanos vemos la necesidad de una Organización Mundial que coordine la gestión de los recursos y la respuesta a los retos de nuestro mundo globalizado.

Necesitamos, hoy más que nunca en este “pueblo global”, una autoridad cívico-moral que cumpla y ayude a cumplir los principios y valores humanos básicos que se encuentran en toda cultura y religión del globo.

Existen valores humanos que son universales, como: la dignidad de cada ser humano, el bien común, dialogo y respeto a la identidad y alteridad de los demás, democracia, justicia social, solidaridad, constitucionalismo, compasión con los más necesitados, cuidado de la naturaleza, resolución pacífica de conflictos, paz, etc.

Por tanto creo que algún tipo de ONU es fundamental en un mundo tan interconectado. Pero necesitamos una ONU con principios éticos que siga siempre una postura coherente, guardando esos valores humanos fundamentales en todas sus intervenciones.

Desafortunadamente, la ONU actual no mantiene una postura coherente y parece estar a merced de los poderosos, traicionando su razón de ser y la confianza de los ciudadanos que más sufren.

Ya no basta que la ONU sea como una agencia de ayuda humanitaria. La ONU debe ser es un referente mundial de justicia social y de respeto a los valores humanos, para atacar los males y abusos de la dignidad humana en sus raíces, vengan estos abusos de donde vengan.

La ONU actual nos da “una de cal y otra de arena”.

Por un lado produce unos informes neutrales y valiosos sobre crímenes contra la humanidad, como el “Mapping Report” sobre los genocidios cometidos en el este de la R.D. del Congo por Ruanda sobre todo (más de 5.4 millones murieron entre Agosto 1998 y Abril 2007).

Nuevos masacres siguen teniendo lugar en la región de Kivu, desde entonces, causados por el grupo guerrillero M-23, creado y apoyado por Ruanda y otros países, vecinos y extranjeros.
Un nuevo informe de expertos de la ONU, presentado el 12 de octubre 2012 al comité de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, mantiene todas las acusaciones contra Ruanda.

Por otro lado, esta ONU acepta al mismísimo gobierno de Ruanda: Paul Kagame, como miembro no permanente del Consejo de seguridad de la ONU. Muchos tenemos la impresión de que esta ONU es “un títere” a merced de los poderosos, y que por tanto ha perdido su razón de ser y gran parte de su credibilidad.

Esto mismo dice “Human Right Watch” (HRW), que a través de Ida Sawyer afirma que “la presencia de Ruanda tendrá un impacto negativo en las poblaciones congoleñas, víctimas de la Guerra del este de la RDC... Ruanda ahora tendrá la capacidad de bloquear las sanciones por la implicación de oficiales ruandeses y otras iniciativas a favor de la paz en RDC…Ruanda no es creíble para ocupar un asiento en el Consejo de Seguridad a causa de su apoyo a los rebeldes de M-23, que están en guerra contra la RDC, liderado por Bosco Ntaganda, perseguido por la Corte Penal Internacional”.

Si algunos países como Bélgica y Holanda funcionan casi normalmente sin un “gobierno oficial”, nosotros podemos funcionar también sin gobiernos oficiales que opriman a la mayoría, y sin una ONU que aparece sin personalidad propia y que se inclina ante los intereses de los poderosos, de los que recibe su pan de cada día.

Necesitamos una autoridad democrática, a nivel nacional e internacional, pero solo si consiste en una autoridad con líderes íntegros y que promuevan la justicia social, el Bien Común y la armonía de toda la familia humana.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios