En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Amnistía Internacional condena a las tropas de Eritrea por la masacre de Axum
...leer más...

Egipto y Qatar celebran su primer encuentro desde el fin de la guerra del Golfo
...leer más...

El gobierno de Uganda responde a los EE.UU. tras las amenazas de sanciones
...leer más...

Vanessa Nakate, Amoaka Boafo, Davido y Yvonne Aki-Sawyerr entre las personas africanas de Time 100 Next
...leer más...

Siguen los raptos de niños en Nigeria, la solución es cerrar los colegios
...leer más...

La iglesia católica de Burkina Faso lanza una campaña de movilización de recursos para los más desfavorecidos
...leer más...

El gobernador de Cabo Delgado anima a las fuerzas de seguridad de Mozambique a luchar contra el terrorismo
...leer más...

Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...

La UE apoyará las estrategias de vacunación contra la covid-19 en África
...leer más...

Marruecos como ejemplo de desarrollo de las energías renovables
...leer más...

África oriental y meridional buscan fortalecer los lazos comerciales
...leer más...

Thuli Madonsela recibe el título de caballero francés por su lucha contra la corrupción
...leer más...

Varias iglesias atacadas en el norte de Nigeria
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Férnandez Quincoces , Sonia LitERaFRicAs

LitERaFRicA es un blog cuya autora es Soniia Fernández , surgió en junio de 2013 en un intento de crear un blog específico de literatura africana, entre otras razones, porque cuando una intentaba localizar información sobre algún libro o autor/a de ese continente, tenía que realizar un gran esfuerzo de búsqueda y, a menudo, era infructuoso. En aquel momento dedicarle un pequeño hueco en el ciberespacio no me pareció mala idea. Un lugar para intentar aportar ese granito de arena al conocimiento del desconocido y muy interesante mundo de las letras africanas, donde escritores/as africanas tuvieran la voz y la palabra para acercarnos sus pensamientos y sentimientos, para mostrarnos sus anhelos y su manera de ver la realidad y sentirla. Lo subtitulé “Simplemente literatura” porque para mí esta literatura es simplemente eso, Literatura con mayúscula, sin necesidad de ponerle ninguna otra etiqueta aunque, paradojas, de momento las tengo que usar.

https://literafrica.wordpress.com

Ver más artículos del autor


4 apasionad@s african@s por los libros (de los 4 puntos cardinales). por LitERaFRicAs

2 de octubre de 2017.

1.-Mohammed Fergiani (Libia)

Mohammed Fergiani abrió en 1952 su primera librería en Trípoli. Algunos asemejan el impacto de su nombre en los círculos literarios libios, al que produjo por ejemplo Bloomsbury en Londres. Es decir, que en la ciudad libia, Fergiani se convirtió en un sinómimo de libros. Después de crear cuatro librerías, surgió Dar el-Fergiani, la casa editorial más importante de Libia en toda su historia. Pero todo cambió con el ascenso al poder de Gadafi en 1969.

La década de los 70 fue muy peligrosa para todo aquel que fuera escritor en este país del norte africano. Muchos se exiliaron. Como otras tantas literaturas que emergen desde entornos represivos, estas letras sobrevivieron como pudieron y aprendieron a expresar lo que necesitaban desde diferentes vías.

Años después, en 1980, el librero tomó la decisión de emigrar a Londres. Allí operaba Darf Publishersque se convirtió desde entonces en su principal colaboradora, haciendo desaparecer por absorción a la editorial, pero no así a muchas librerías “Fergiani” que aún hoy perviven en Libia.

Su familia continuó su camino. Durante los primeros años tras la revolución, en 2011, cuentan que se sintieron ilusionados por la demanda de libros que había en un país que necesitaba leer sobre lo que había sucedido. Llegaron a hacer tiradas de 5.000 volúmenes cuando hoy en día no llegan a 1.000. En 2013 participaron en la “Feria del Libro de Trípoli” con ocho títulos en árabe.

Ahora, en su catálogo, podemos encontrar algunas de las pocas obras que se han traducido del árabe a inglés, pero que contribuyen a que la imagen de Libia sea más completa. Y que continúan dando forma al sueño de aquel hombre cuyo mundo eran los libros.

2.-Yohannes Gebregeorgis (Etiopía)

Yohannes Gebregeorgis es el etíope fundador de Ethiopia Reads, una organización comprometida con llevar la alfabetización a los niños de Etiopía. En 2003 fundó la Biblioteca Shola en uno de los barrios más pobres de Addis Abeba. Desde entonces, han abierto otras 10 bibliotecas escolares. Y publica libros en amárico, como Silly Mammo con la colaboración de Jane Kurtz.

La Biblioteca-burro móvil es creación suya también. Fue diseñada para responder a la necesidad urgente de suministrar libros a los niños de las zonas rurales (en este caso de Awassa). Yohannes descubrió que los burros eran abundantes en estas áreas y que los libros, en cambio, no lo eran. Similar en concepto a las bibliotecas móviles en los Estados Unidos, estas bibliotecas corren un circuito de escuela a escuela y de pueblo en pueblo llevando libros a los niños.La primera Biblioburro etíope se puso en funcionamiento en 2005.

Os dejo que él os lo cuente con sus propias palabras: “El poder de las historias“.


3.-Edwine Dro (Costa de Marfil)

Dro es una apasionada de los libros, se autodefine como “escrivista” (entre escritora y activista) y está detrás y delante del colectivo “Abidjan Lit”, compuesto por cinco miembros, del que nos ha traído noticias la periodista Ángeles Jurado. Así conocemos que el colectivo surgió en 2016. “Tienen claro que los libros no pueden quedarse en las estanterías: tienen que salir a buscar lectores a la calle” y de este modo van realizando encuentros ” monográficos en torno a un tema concreto, con su propio y sugerente título”. “Nos gusta decir que somos los literasitados. Inventamos esa palabra con la contracción de literatura y necesitados. Somos unos trabajadores feroces de la palabra. Elegir el tema no basta, hace falta definirlo después, darle un título, seleccionar lecturas y autores que van a alimentarlo, repartírnoslos”, afirma otro de sus miembros.

Abidjan Lit es también una start up, nos informa Ángeles Jurado, que propone la edición de textos, la redacción de artículos, paseos literarios “y 1.001 sabrosos servicios”, por no hablar de un concurso literario para el mes de mayo y un festival literario a finales de este año que se anuncia “furioso”. Se valen de un activismo que se desparrama también por las redes sociales, intentando poner el libro en el centro de sus vidas y en el mismo centro del corazón de sus ciudades.


4.- Thabiso Mahlape (Sudafrica)

Esta mujer joven de 32 años, nacida en Limpopo, con las ideas muy claras, un gran talento y una personalidad arrolladora, ha despertado la atención de la crítica por su trabajo y su criterio. Frente a la idea generalizada en el mundo editorial que parecía decir que la población negra no leía, ella afirmaba lo contrario y sentía la necesidad de publicar libros escritos por escritores negros para un público lector negro. Así surgió BlackBirdBookscuyo nombre se debía a una canción de Nina Simone del mismo título.

Fiel a sus propias demandas, decidió editar al músico Nakhane Toure con su debut Piggy Boy Blues, al sangoma Unathi Magubeni y su novela Nwelezelanga o a Panashe Chigumadzi y su Sweet Medicine, hasta completar los nueve títulos que ha presentado BlackBirdBooks hasta el momento. Es optimista en relación al futuro: “A pesar de que vivir hoy en día de los libros en el continente africano como editora es muy difícil y como escritor prácticamente imposible excepto si eres un escritor africano con un mercado en el extranjero

Original en : LitERaFRicAs



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios